Finanzas

Clasifica los costos de tu empresa

Para mantener la salud financiera de tu negocio, debes definir bien los costos que éste genera. Aprende a clasificarlos, ¡sólo así podrás elegir las alternativas más económicas!
Clasifica los costos de tu empresa
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
Para mantener la salud financiera de tu negocio, debes definir bien los costos que éste genera. Aprende a clasificarlos, ¡sólo así podrás elegir las alternativas más económicas!

Para generar y mantener una buena salud financiera para tu empresa es necesario no perder de vista los costos que ésta genera. Con una adecuada clasificación y observación de éstos podrás guiar tus finanzas de manera eficiente y ordenada.

La clasificación es de suma importancia para el control de los costos, ya que permite concentrar el trabajo de control sobre los elementos variables.

También es esencial para mejorar la programación y el control presupuestario, ya que facilita la construcción de un presupuesto flexible (en el que para cada volumen de producción se indica el costo correspondiente), además de separar los costos controlables de los no controlables.

Esta clasificación se convierte en una herramienta útil para la selección entre alternativas económicas, puesto que la identificación de elementos variables permite la determinación de las condiciones que aumentan los beneficios.

Te presentamos una clasificación simple pero efectiva para conseguir el correcto ordenamiento de tus costos. Toma nota y aplica:

1. Variables
Son aquellos que varían en función de las unidades producidas, también llamados cargas operativas. Uno de ellos son las materias primas.

2. Fijos
Éstos no varían totalmente con el volumen de producción, por lo menos dentro de ciertos límites. También se les denomina como cargas de estructuras.

Identifica aquí los seguros, alquileres, gastos de instalaciones, entre otros.  

3. Semivariables
Como su nombre lo indica, éstos no varían totalmente con el volumen de producción.

Estos costos representan una parte fija, independiente del volumen de producción, y una parte variable. Puedes incluir en este segmento a los costos de la retribución a los vendedores, por ejemplo.

4. Semifijos
Son los que, aunque no varían directamente con el nivel de producción, varían en su importe global al alcanzarse determinados niveles de producción (ejemplo: gastos de personal de un jefe supervisor). 

www.SoyEntrepreneur.com