Franquicias

Protege la marca de tu franquicia

La marca, junto con el "know how" es el elemento primordial de una franquicia. ¡Regístrala y dale valor a tu empresa!
Protege la marca de tu franquicia
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
La marca, junto con el "know how" es el elemento primordial de una franquicia. ¡Regístrala y dale valor a tu empresa!

La marca es el elemento cardinal de la expansión y la competitividad de las empresas, pero para una red de franquicia es mucho más que eso, es uno de los elementos esenciales para su buen desarrollo, funcionamiento, éxito y por ende para su estabilidad.

La marca le otorga a la franquicia una imagen que se transmite al público y le proporciona un reconocimiento inmediato en los diferentes mercados, tanto nacionales como internacionales, lo que redunda en favor de toda la cadena y de cada uno de los franquiciatarios.

Desde el punto de vista del tráfico económico, la Marca es el característico adoptado para individualizar un producto o servicio de otro de la competencia o de otro sector del mercado. Es lo que diferencia a un producto de otro, aunque sus características sean idénticas; es el determinante que hace que un producto o servicio tenga más valor que otro igual, o sea más apreciado o seguido por los consumidores.

La Marca, junto con el “Know How” o “Saber Hacer”, constituye el objeto principal del vínculo contractual y económico que liga a franquiciante y franquiciatario.

De ese valor que tiene la marca nace la obligación del titular de registrarla antes de realizar ninguna actividad en el tráfico mercantil.

La protección de la marca toma una importancia vital para la salud y éxito de la franquicia. Por tanto es muy recomendable que sigas los consejos que a continuación te daremos:

1. Una marca de franquicia debe tener vocación de ser una Marca de Éxito. Y una marca de éxito debe tener una fuerte política de protección y vigilancia de los derechos de propiedad industrial, sabiendo que el más pequeño descuido en su protección contra otros registros de marca, su dilución, o su mal uso, pueden provocar su debilitamiento.

2. En el proceso de protección de la marca mediante el registro, es indispensable la búsqueda de antecedentes de marcas idénticas o semejantes, que puedan impedir o dificultar su utilización.

3. Una vez seleccionada la “marca perfecta”, debes registrarla. Con el registro, el titular adquiere un monopolio legal, teniendo el uso exclusivo y pudiendo impedir el uso a terceros, disponiendo de mecanismos legales de protección ante sus infracciones.

4. Dependiendo de la estrategia de expansión nacional o internacional de la empresa, y su disponibilidad económica, será recomendable la protección por la vía nacional e internacional.

Este aspecto, por lo que respecta en forma específica a las franquicias, reviste doble importancia porque son cada vez más las legislaciones que exigen el previo registro de la marca en el territorio para la concesión de franquicias.

5. Una vez registrada la marca, su titular debe velar por la conservación de sus cualidades y valores, tanto en la vigilancia de su correcto uso por los licenciatarios o franquiciatarios, como impidiendo que terceros no autorizados usen la misma marca o una semejante para identificar similares productos y servicios.

La vigilancia también debe realizarse para evitar que tu marca se transforme en el nombre genérico de un producto o servicio.

www.SoyEntrepreneur.com