Plan de Negocios

Multiplica tu red de negocios

Desempolva tu agenda de contactos y prepara un plan para convertir a tus amigos, familiares o conocidos en tus mejores clientes.
Multiplica tu red de negocios
Crédito: Depositphotos.com

Una de las claves para ser exitoso en los negocios consiste en hacer sentir especiales a los demás. De esta manera, los clientes querrán tener trato directo sólo contigo y no con alguien más. ¿Cómo lograrlo? Sencillo. Basta con ser el tipo de persona y profesionista que tú mismo querrías conocer.

Sigue estas cuatro estrategias básicas, que te ayudarán a incrementar el tamaño y la influencia de tu red de contactos. Un consejo antes de empezar: más que dinero, invierte tiempo y dedicación para obtener mejores resultados.

1. Comparte tus contactos.
Recuerda que los más exitosos y destacados en el mundo de los negocios nunca acaparan sus relaciones. Al contrario, son “conectores” naturales que buscan hacer más grande la red de contactos. Tú puedes y debes ser como estas personas.

Convierte en un hábito cotidiano presentar a dos personas de tu red que aún no se conozcan. No se trata de sugerir que una contrate a la otra (aunque en el camino podría llegar a ocurrir). Más bien es poner en contacto a dos personas que comparten un interés, ya sea personal o profesional.
Por ejemplo: “María Fernanda, te presento a Juan. María Fernanda se dedica a la organización de eventos. Juan tiene un espectáculo de animación para niños. Por lo tanto, pensé que les gustaría conocerse”.

Esta estrategia no te toma más de 30 segundos, te da algo de qué hablar y te crea la necesidad de darle seguimiento para conocer el resultado final.

2. Comparte tu conocimiento.
Todos quieren hacer negocios con aquellas personas que dominan perfectamente su profesión, son listos, están bien informados y son atentos.
Si todavía no lo haces, convierte en una práctica diaria las siguientes tareas: revisar los periódicos, publicaciones y blogs más relevantes para tu industria. Dedica 30 minutos al día no sólo a calentar motores, sino a reenviarla por correo electrónico a por lo menos tres personas de tu agenda de contactos.

Haz una selección de contenidos, pues el objetivo es que la información resulte interesante, relevante e importante para los destinatarios. Agrega una nota personal que diga: “Hola, encontré este artículo en una revista; lo leí y pensé en ti. A ver qué te parece”.

Esta táctica no sólo te permite mostrarte como todo un conocedor de tu industria, sino que demuestra que piensas en las personas, lo cual las hace sentirse bien. Además, te coloca como un alguien emocionalmente atractivo para relacionarse.

3. Comparte tus sentimientos.
Con frecuencia la gente deja de lado las cuestiones personales y sólo se concentra en los asuntos profesionales. Si bien negocios son negocios, unas palabras de aliento o un abrazo sincero no cuesta nada y sí ayuda a fortalecer los lazos entre las personas.

Todos los días envía una tarjeta a alguien de tu red o a alguien con algún prospecto o cliente. No se trata de vender ni de mercadotecnia. No pidas nada a cambio. Sólo manda una nota de tu puño y letra como se acostumbraba antes.
Adquiere una dotación de tarjetas en blanco y cada día escribe un breve mensaje para saludar, felicitar, expresar simpatía o amistad, dependiendo de la situación. Así, le demostrarás a esa persona que te importa y, al mismo tiempo, te enterarás de lo que ocurre en su vida. Esto construye confianza y te vuelve increíblemente especial.

4. No compartas tu tarjeta de presentación. Nunca vuelvas a dar otra tarjeta de presentación así nada más, de entrada, a menos que te la pidan. Mejor, solicita la de los demás sin dar la tuya. El siguiente paso es pedir autorización para dar seguimiento con una llamada o un correo electrónico en una fecha específica o durante un determinado periodo.
Imagina lo que pasa cuando justo ese día (y quizá a la hora estipulada) cumples tu compromiso tal como dijiste. En el mundo actual, lleno de irreflexión, hábitos de flojera y principios flexibles, eso le gustará mucho más de lo que imaginas a tus prospectos.

Regla de oro: la confianza es el ingrediente primordial para construir una relación a largo plazo y realizar una venta, y sólo se logra a base de crear compromisos y cumplirlos.
¡Manos a la obra! A partir de hoy, ponte en contacto con seis personas al día. Esto equivale a 30 en una semana y 1,500 en un año.

5 CONSEJOS EFECTIVOS

Esto es lo que los miembros de una red pueden hacer por tu negocio.

1. Darte referencias. Esto significa el nombre, número telefónico o e-mail de personas que pueden necesitar tus productos o servicios.

2. Presentarte con prospectos. Además de ponerte contacto de forma personal con clientes potenciales, te pueden dar información valiosa sobre ellos y hablarles acerca de ti y de tu empresa.

3. Avalar tu oferta. A través de presentaciones formales o charlas cotidianas, pueden dar su testimonio sobre los beneficios que obtuvieron al utilizar o consumir tu mercancía o servicios.

4. Distribuir tus promocionales. Estos elementos, como flyers o trípticos, generarán interés entre las personas que visiten la oficina o casa de tus contactos y fortalecerá la presencia de tu marca en diferentes lugares.

5. Difundir tu información. Por medio de tu agenda puedes tener acceso a una publicación especializada en tu giro de negocios, por ejemplo, el boletín de una cámara de comercio o asociación empresarial.

www.SoyEntrepreneur.com