My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Consultoría

La imagen sí vende

Aprende a transformar tu apariencia en un código efectivo de comunicación. Conoce qué actitudes debes evitar para lograr más ventas para tu negocio.
La imagen sí vende
Crédito: Depositphotos.com
2 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Los consumidores cambiaron y, por lo tanto, el mundo de las ventas también. Hoy, piden a las empresas más información, calidad y precios competitivos. De la misma forma, prestan especial atención y tienen mayores expectativas de su fuerza de ventas.
“El vendedor es el último canal de comunicación entre una compañía y el cliente”, señala Doménica Solís, consultora en Imagen Pública y líder de la agencia DSG Image Consulting.

Si quieres mantenerte en la competencia y destacar entre las demás opciones del mercado, debes tener claro que la manera en la que te vistes y comportas frente a las personas es decisiva a la hora de cerrar un trato. Pero, ¿cómo sacarle provecho a ello?

Águeda García Irízar, asesora independiente de imagen, color y estilo, aconseja que hay que ser auténtico a la hora de elegir tu vestimenta y las palabras –incluso ademanes– con los que presentarás tu oferta para generar impacto. Recuerda que no sólo es una cuestión estética, sino que debe haber argumentos de fondo que te respalden.

Lo que NO debes hacer
 No bajes la mirada más allá del tabique de la nariz, pues los ojos son el área más importante al momento de negociar.
 No te muerdas los labios durante la entrevista, ya que es señal de ansiedad o aburrimiento.
 No utilices perfumes muy dulces o que impregnen su olor en toda la habitación, mejor recurre a aromas frescos.
 No exageres en el maquillaje, por ejemplo, no uses sombras en negro o labiales en rojo. Este estilo es sólo para fiestas en la noche.

www.SoyEntrepreneur.com

¡Todos los emprendedores vivimos con miedo! Pero no tiene nada de malo