Finanzas

Mantén limpio tu historial de crédito

Sigue estos tips para tener un buen historial crediticio y así convertirte en un sujeto confiable para recibir financiamiento.
Mantén limpio tu historial de crédito
Crédito: Depositphotos.com

Si deseas conseguir un buen empleo, entre otros requisitos, necesitas buenas calificaciones; si quieres casarte con alguien, es indispensable que la otra persona te conozca y confíe en ti, que sepa de tu vida, tus hábitos, etc. En el panorama financiero sucede lo mismo: para que una institución te preste dinero –ya sea para comprar una casa o arrancar un negocio–, necesitas una historia crediticia verificable y confiable.

“El mejor espejo del futuro es el pasado ya que la gente sigue patrones no sólo en su vida, sino también en lo que compete a sus hábitos de pago y consumo. Por eso antes de facilitarte recursos se debe revisar tu historial crediticio”, explica Miguel Tijerina, coordinador de Comunicación y Gobierno Corporativo del Buró de Crédito.

Este documento es un registro puntual sobre tu conducta de pago –positiva o negativa– de cada financiamiento que hayas contratado durante los últimos 24 meses. Es el referente que bancos, tiendas departamentales y de autoservicio, distribuidoras de autos y demás, utilizan para averiguar qué tan confiable eres y si cuentas con suficiente capital para adquirir y cubrir un nuevo financiamiento.

El informe contiene los siguientes elementos:

Datos generales. Donde aparece tu nombre, fecha de nacimiento y RFC.
Domicilios reportados. Detalla todas las direcciones fiscales que has inscrito al solicitar créditos.
Empleos. Lista de las empresas donde has trabajado.
Resumen de créditos. Registro de los préstamos solicitados y tu comportamiento de pago en los últimos dos años.
Detalle de créditos. Donde se encuentran fechas, montos, tipo de financiamiento, saldos, y el histórico donde se califica si estás al corriente o retrasado en tus abonos mensuales.
Detalle de consultas. Precisa el nombre de la institución que solicitó la consulta y la fecha en que lo hizo.

Debes saber que tu historial es evaluado con base en un score, que es una calificación que sintetiza la apreciación de todo el reporte, su antigüedad, cumplimiento de pagos, situación de la deuda y número de consultas. A nivel mundial, este puntaje va de 400 a 850.

“Evidentemente 850 es bueno y 400 malo. Los rangos intermedios dependen del ambiente económico que se viva y de la firma que otorga el crédito. Hay bancos que son muy conservadores y que manejan un score bueno mucho más alto la competencia; otros pueden tener un sistema de cobranza muy agresivo, por lo que no les importa un score más bajo”, explica Tijerina.

Pasos previos
Como bien explica el portavoz, hay algunos pasos previos que puedes realizar para aumentar tus posibilidades de acceder a un financiamiento. Lo primero es solicitar tu Reporte de Crédito Especial (RCE) como persona o empresa, ya sea vía Internet (www.burodecredito.com.mx), teléfono, fax, correo, mensajería o directamente en las oficinas de la organización. La consulta es gratuita si la realizas una vez cada doce meses; si la haces en dos ocasiones o más en el mismo año, deberás pagar de $15 a $188 según del medio por el que la solicites.

Transcurridos cinco días hábiles se te hará la entrega del informe. Revísalo cuidadosamente y asegúrate que no contenga datos erróneos o cargos pendientes de los que no estás consciente y que puedan afectar tu historial.

Después realiza un presupuesto para corroborar que podrás cumplir los términos y pagos del financiamiento que solicitaste. “Hay que hacer un cálculo detallado y no sólo un estimado”, señala Tijerina. “Este debe incluir cuánto gastas al mes en súper, comidas, ropa, etc. El total lo divides en gastos que son indispensables y aquellos que no, para que consideres si puedes hacer un ahorro y endeudarte”.

La clave es que seas disciplinado con tus consumos, te ajustes a tu presupuesto y lleves un buen manejo de tus finanzas personales. Otra recomendación es que adquieras seguros para tu auto y tu salud para que en caso de alguna emergencia puedas continuar con tus obligaciones y no afectes tu historia crediticia. Y si tienes tarjetas de crédito, que procures hacer los pagos totales cada mes y en tiempo.

Dentro de los servicios que puedes aprovechar del Buró de Crédito, existe una herramienta llamada “Tu Asesor”, con la que recibes asesoría gratuita en línea las 24 horas, de un experto que te hace recomendaciones para mejorar tu historial y tu comportamiento de pago.

También puedes solicitar tu score para verificar el estado de tu actividad crediticia y corregirla si hace falta. Y finalmente, la organización ofrece un sistema de “Alertas” con el que te notifican cuando te retrasas en algún pago e incluso sirve como una vía para detectar el robo de identidad.

Empieza ya
Como emprendedor, es importante contar con una buena situación crediticia para facilitar el acceso a una fuente de financiamiento –ya que las empresas que inician suelen carecer de capital en sus dos primeros años y quiebran como consecuencia–. “Debe existir una correlación entre su historial y su negocio. Si ellos no tienen una buena actividad financiera, las probabilidades de éxito se reducen en forma significativa”, asegura Tijerina.

Para que esto no te suceda, sigue las siguientes recomendaciones y mantén un buen historial de crédito:

Empieza ya. Entre más pronto adquieras un crédito, más rápido comenzarás a generar tu historia, que es la base para evaluarte como candidato a financiamiento.
Mantén tu dirección. Procura no cambiar varias veces de domicilio fiscal. Eso es un signo de estabilidad.
Paga a tiempo. Si no te retrasas en tus pagos, tu historial permanecerá impecable.
No solicites demasiados créditos. Esto disminuye tu capacidad de pago y le resta puntos a tu score.
Mantén buenas finanzas personales. Calcula tu presupuesto, no gastes de más, sé previsor y ahorra por lo menos el 10% de tu sueldo al mes.

Como emprendedor, es fundamental contar con buenos antecedentes para que tu solicitud de crédito sea aprobada.

www.SoyEntrepreneur.com