Recursos Humanos

Genera estrategias en grupo

Aprende a cómo tener retroalimentación con tus colaboradores para crear iniciativas que te ayuden a hacer crecer tu negocio.
Genera estrategias en grupo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Antes, los dueños de negocios solían presumir un interés considerable sobre las opiniones e ideas de sus colaboradores. Pero conforme la economía se tuvo que apretar el cinturón (y más con la crisis de 2009), también hubo recortes y ajustes en las compañías. Así, los empleadores dejaron de concentrarse en las necesidades y deseos individuales, y se dedicaron más a producir artículos y servicios que a incentivar la creatividad. Sobre todo, estaban preocupados por hacer dinero e incrementar el retorno de sus inversiones para sobrevivir.

En efecto, la naturaleza altamente competitiva del ambiente empresarial implicó el recorte de gastos, salarios y hasta cerrar puestos de trabajo. Una consecuencia obvia de las reducciones de la plantilla laboral es que, empeñados por conservar su empleo, las personas dejaron de expresarse para no molestar a su jefe. Y menos atreverse a cuestionar las políticas de la compañía.

Quizá tú, como miembro de una organización, eres de los que sí emites tu opinión, asumiendo ciertos riesgos. Aunque también es probable que te muestres reticente a hacerlo a causa de la realidad económica o bien, prefieres no cuestionar la autoridad. Después de todo, se trata sólo de compartir tu punto de vista y no de imponer una visión sobre el resto del equipo.

Ahora bien, si tú eres jefe y deseas que tus colaboradores aporten ideas para mejorar ciertas prácticas o descubrir nuevas áreas de oportunidad por explorar, seguro no quieres que teman recibir un regaño o ser despedidos si resulta que sus aportaciones son negativas o críticas. Por lo tanto, hay que transmitirles seguridad. Sin embargo, primero debes estar consciente de que algunas iniciativas innovadoras
y pensamientos sobre un cambio positivo pueden ser reprimidos por temor.

Como empresario y cabeza de tu compañía, necesitas crear una atmósfera que permita y estimule la generación de propuestas para eficientar procesos y políticas. Por eso, a continuación cuatro consejos para darle autoridad moral a tu personal y que no teman expresar lo que piensan acerca de cómo mejorar las condiciones en tu empresa.


1. Asegúrate de que los más veteranos estén de acuerdo. Reúnete con la gente con más años trabajando en el negocio y enfatiza la necesidad de abrir canales de comunicación. No olvides incluir tanto a la base del equipo como a los altos mandos. ¿Por qué es importante contar con su apoyo? Simple: porque son quienes llevan a cabo las tareas del día a día desde hace mucho tiempo y saben más que otros lo que pasa a nivel interno y externo.

2. Impulsa a los colaboradores a cuestionar las cosas. No hables sólo por hablar: demuestra que te interesa tener retroalimentación con ellos. Sé el primero en examinar las políticas, aprovechamiento del capital humano y los procedimientos internos. Ve más allá y pregúntate acerca de su funcionalidad y efectividad. Frente a tu equipo deja claro que estás abierto a sugerencias constructivas que mejoren el sistema, aumenten su eficiencia y reduzcan los costos.

3. Planea reuniones específicas. El objetivo es desafiar el estado actual de la compañía. Premia a los trabajadores que planteen ideas creativas, ya sea con elogios en público, correos electrónicos o regalos sencillos. También demuéstrales de qué manera su labor impacta en los resultados del negocio, a fin de que se sientan especiales.

Haz un reconocimiento mayor a los miembros del equipo cuando sus iniciativas se implementen. Anúncialo con bombo y platillo, y asegúrate de que todos sepan qué individuo o área fue responsable de la innovación. Celebra estos éxitos individuales o grupales en ciertas reuniones.

4. Crea diversos grupos para discutir las ideas. Incluye personas con diferentes perspectivas, educación y experiencia laboral para que compartan puntos de vista. Asimismo, promueve que juntos cuestionen la situación actual y discutan escenarios futuros. Procura que compartan la identidad corporativa, para que sientan que forman parte de una comunidad.

Algunos emprendedores asumen, de manera incorrecta, que ellos son los únicos que pueden generar una idea o un enfoque diferente. Eso puede ser verdad. Sin embargo, empoderar a otros para que también aporten iniciativas no sólo incrementará su interés y motivación para desempeñarse al máximo, sino que conducirá a la organización hacia el éxito.

 

www.SoyEntrepreneur.com