Tecnología

Guía para elegir una tablet 1

Guía para elegir una tablet 1
Crédito: Depositphotos.com

Hace año y medio, pensar en adquirir una tablet (o tableta) como una herramienta para aumentar la productividad de tu negocio quizá no era lo más sensato. Pero con el lanzamiento del iPad de Apple –en mayo de 2010– todo cambió. Así, surgió una nueva categoría de gadget diseñado tanto para el entretenimiento como para resolver varias tareas del trabajo.

Las tablets son dispositivos móviles con pantalla táctil, que operan diferentes aplicaciones informáticas y de comunicaciones. De esta manera, el usuario puede transformar, almacenar, gestionar, proteger, difundir y localizar la información que requiera. Ahora bien, entre todas las opciones disponibles en el mercado, ¿cómo elegir la que más te conviene para mejorar tu desempeño?

Primero, hay que aclarar que una tablet no es un sustituto de una computadora de escritorio o laptop, sino un complemento. Esto debido a que hasta ahora no posee tanta capacidad de procesamiento y memoria, en comparación con una PC. Eso sí, gracias a su tamaño compacto y peso reducido, en cuestión de movilidad lleva la delantera.

Ahora bien, la mejor forma de sacarle provecho a una tablet es a través de la utilización de miles de aplicaciones disponibles en la red. Aquí algunos de los usos prácticos que puedes darle:

Demostraciones en video. Para mostrar testimoniales del uso de tus productos o hacer recorridos virtuales de tus instalaciones y puntos de venta.

Funciones ilimitadas. Así, puedes monitorear un pedido, supervisar el estado de una ruta de vuelo en tiempo real, llevar a cabo sistemas de gestión de inventarios, contar con grabadora de voz y hasta con traductores de múltiples idiomas.

Acceso a publicaciones digitales. Cada vez más de los principales proveedores de información del mundo empresarial ofrecen aplicaciones digitales más ergonómicas, prácticas y transportables. De esta manera, te puedes mantener informado minuto a minuto de lo que ocurre en la bolsa de valores o de los movimientos del tipo de cambio.

Manejo de documentos. Para elaborar desde notas sencillas o redactar un correo electrónico urgente, hasta preparar un texto de trabajo o presentación con esquemas, cuadros y mapas mentales.

Conectividad permanente. Con acceso a una conexión de Internet, puedes estar en contacto y compartir información en tiempo real con clientes, proveedores y socios de negocio.

Si trabajas desde la nube, tendrás acceso a tus archivos y documentos desde una tablet, PC o smartphone.

Para tener en cuenta

Antes de analizar los modelos disponibles en el mercado, conoce algunos puntos que debes considerar para comenzar a familiarizarte con el mundo de las tablets.

Conexión 3G. Si contratas esta opción para estar siempre conectado a Internet, toma en cuenta que viene atada a planes de mínimo un año con un proveedor de banda ancha móvil. Su costo es de entre $400 y $600 mensuales. Si no quieres atarte a un paquete 3G, existen servicios de banda móvil –como MiFi de Iusacell o WiFi móvil Infinitum de Telmex–, que te permiten conectar varios dispositivos a la vez usando la red celular.

Aplicaciones. Cada marca maneja su propio arsenal. Tal vez este renglón sea uno de los criterios de mayor peso para elegir determinado modelo. Esto debido a que más allá de las características físicas, de diseño, procesamiento o técnicas de una tablet, es importante saber si las aplicaciones compatibles (tanto de pago como gratuitas) resuelven las tareas que normalmente llevas a cabo en tu negocio.

Por ejemplo, las tablets que cuentan con el sistema operativo Android –de Google– hacen del uso de mapas, correo electrónico y la “nube” toda una experiencia. Por otra parte, Apple y su portal de aplicaciones (con cerca de 500,000 diseñadas para trabajar con todos los dispositivos Apple) convierten hasta el usuario más resistente en un fanático de sus dispositivos.

Productividad. Las tablets se están posicionando como un recurso estratégico para incrementar no sólo la productividad corporativa, sino también del propio empresario. Y aunque algunos aún las consideren como un juguete caro o un lujo innecesario, otros les están sacando el mayor provecho al utilizarlas como todo un asistente digital.