My Queue

There are no Videos in your queue.

Click on the Add to next to any video to save to your queue.

There are no Articles in your queue.

Click on the Add to next to any article to save to your queue.

There are no Podcasts in your queue.

Click on the Add to next to any podcast episode to save to your queue.

You're not following any authors.

Click the Follow button on any author page to keep up with the latest content from your favorite authors.

Plan de Negocios

Encuentra a tu socio perfecto

Toma nota de los cuatro factores en los que te debes fijar para elegir a la persona ideal con la que emprender.
Encuentra a tu socio perfecto
Crédito: Depositphotos.com
3 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Dicen que la unión hace la fuerza, máxima que se aplica sobre todo en los negocios, donde las cifras al respecto hablan de mayores beneficios, adaptación a los entornos recesivos y crecimiento acelerado para aquellas empresas que cuentan con asociaciones estratégicas.

En las pequeñas y medianas empresas el panorama no cambia. Emprender en compañía permite realizar proyectos que, de otro modo, no serían posibles llevar a cabo. Y, algo no menos importante: nutrirse de la experiencia de otros. 

Sin embargo, la motivación financiera no debe hacerte caer en el error de dejar entrar en tu empresa a cualquier persona, sino que debes ser selectivo y buscar a alguien que comparta tu misma visión y presente habilidades directivas claves para el sector.

La mayoría de las asociaciones que fracasan lo hacen porque se dejan llevar por la cercanía, dando paso a amigos y familiares que pueden no ser las personas más adecuadas para ello.

Para realizar una correcta elección, debes fijarte en cuatro factores clave que te guiarán en tal camino. Éstos son:

Visión, pasión y valores

No se trata de encontrar a alguien que te simpatice o parezca agradable, sino de saber que estás en sintonía con él y que su filosofía empresarial se corresponde con la tuya.

Para ello, primero debes saber cuál es tu visión y tus valores. Analízate a ti mismo y reflexiona en torno a: ¿Qué te motiva a emprender? ¿Cuál es tu objetivo con este negocio? ¿Unos ingresos extra o un trabajo para largo plazo? ¿Cuánto tiempo puedes y quieres dedicarle al proyecto? Las respuestas de tu posible socio deben ser lo más similares posibles.

Estabilidad financiera

Quizás sea la primera razón de todas: quien sea nuestro socio debe tener cierta estabilidad y potencial financiero, sino ¿para qué lo queremos? No nos dejemos engañar por palabrería fácil y promesas de futura liquidez; exígele pruebas de ello antes de firmar cualquier tipo de acuerdo o contrato.

Experiencia en el sector

Además de aportar financiación, los socios deben sumar conocimientos en una actividad específica. Si te dedicas a prestar servicios de asesoramiento financiero, tal vez tu compañero no conozca mucho sobre este campo pero puede ser el mejor captando socios por su talante comercial. Debes buscar las sinergias.

Actitud profesional

Para sacar adelante una empresa es necesario ser fuerte y tener mucha capacidad de trabajo y  sacrificio, tener paciencia y saber esperar a que lleguen los buenos resultados.

InfografĂ­a: 6 pasos para que tu startup despegue