Emprendedores

Decálogo para emprendedores

Toma nota de los 10 pasos que debes seguir para iniciar tu empresa; cuando los completes, ¡estarás listo para lanzarte al mercado!
Decálogo para emprendedores
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Son muchos los emprendedores que en este momento están pensando en iniciar un negocio. Sin duda, es el sueño de un gran número de personas que buscan dar un giro a sus vidas, incrementar sus ganancias y ganar el “beneficio” de ser sus propios jefes.

Sin embargo, una gran parte desiste por las exigencias que implica estar 24 horas preocupado de una empresa y la dificultad de comenzarla desde cero.

Según el site Trabajando.com el proceso es mucho más sencillo de lo que muchos creen; sólo hace falta contar con información clara. Te compartimos los 10 puntos que debes tomar en cuenta para tener éxito en tu aventura emprendedora:

1. La idea ¿Qué harás?
Lo primero que debes saber es qué quieres hacer, es decir, qué proyecto de negocio tienes en mente. Existen dos caminos comúnmente usados para responder a esta pregunta:

Contar con una nueva idea de negocio, original, que no exista en el mercado, que te llevará a abrir nuevas necesidades, o también desarrollando un producto o servicio que ya existe, pero dándole un giro nuevo, lo que muchos conocen como valor agregado.

2. Integrantes ¿Con quién lo harás?
Lo más lógico es que, de momento, sólo pienses en integrar a los impulsores del proyecto. La idea surge de una o varias personas que, en un momento determinado, deciden emprender una aventura empresarial.

Otra manera es buscar un socio capitalista, es decir, que el promotor tenga los recursos suficientes para crear o invertir en una empresa pero no le interesa el compromiso del trabajo diario.

3. Planificación ¿Cómo lo harás?
En esta instancia debes tomar conciencia del sacrificio que va a suponer poner en marcha un proyecto, y por eso, tienes que reflexionar de manera importante cómo vas a desarrollarlo.

Es aquí donde debes elaborar un Plan de Negocios, que será la herramienta fundamental para especificar cómo se desarrollarán todos los aspectos de la empresa: en él tendrás que describir las estrategias a seguir para alcanzar los objetivos planteados. En este aspecto, son fundamentales las herramientas de marketing.

4. Ubicación ¿Dónde lo harás?
Una vez que defines lo que vas a hacer, con quién y cómo, debes definir el espacio en donde realizarás tu idea, teniendo en cuenta las ventajas de ese local. Por ejemplo, los expertos aconsejan situarse cerca de los potenciales clientes y no muy lejos de los recursos necesarios para el funcionamiento de tu empresa.

5. Fechas ¿Cuándo comenzar?
Hay varios factores a considerar antes de elegir el día para iniciar operaciones. Un ejemplo puede ser el plazo en el pago de impuestos, o esperar al momento en el que la estacionalidad de la actividad sea la más adecuada, entre otros.

6. Recursos ¿Qué tienes para hacerlo?
Es hora de ver con qué recursos cuentas. Éstos pueden ser de dos tipos: económicos y humanos; debes considerar aquellos que necesitas para hacer frente al inicio de la actividad y aquellos con los que ya cuentas actualmente. En función de los resultados que te den los recursos al inicio, variarás (o no) su planificación.

Los contactos también son importantes en este punto, pues éstos te ayudarán a generar un networking beneficioso para tu negocio.

7. Razones ¿Para qué quieres hacerlo?
Si bien, la mayoría de las veces los objetivos son meramente monetarios, es indispensable identificarlos y tenerlos claros desde el comienzo. Y es que los empresarios de mayor experiencia aseguran que gracias a la fijación de objetivos a corto, medio y largo plazo, podrás marcar las diferentes estrategias a seguir.

8. Entorno legislativo ¿Qué aspectos legales te afectarán?
Éste es uno de los puntos más complejos del proceso que implica iniciar un negocio: averiguar qué entorno legislativo afecta o puede afectar a tu empresa, dependiendo del rubro. Para ello, puedes llevar a cabo un estudio acerca de qué forma jurídica es la mejor para la actividad que realiza la empresa (sociedad mercantil, persona física, entre otras). Además, eso te permitirá optar a mejoras económicas, y otros beneficios como el menor pago de impuestos, subvenciones, financiamiento, entre otros.

9. Clientes ¿A quién le vas a vender?
Los clientes son lo más importante del negocio. Por ello, debes tener claro a qué personas o entidades van dirigidos tus productos o servicios, y saber sus necesidades, gustos y estilo de vida.

Debes segmentar el mercado; es decir, agrupar a los clientes en conjuntos con características específicas y diferenciadoras importantes.

10. Inversión ¿Cuánto vas a invertir?
Es fundamental, para completar el proceso de inicio, conocer cuánto dinero ocuparás para echar a andar el proyecto. Entre las preguntas que surgen están: ¿necesitarás más dinero o financiamiento?

Para saberlo deberás tomar en cuenta todas las necesidades: activos materiales e inmateriales, recursos humanos, formación y caja. Además, en este punto vas a valorar cuántos clientes son necesarios para que la empresa esté en su punto de equilibrio.


Una vez que completes estos diez pasos, ya estarás en condiciones de lanzarte al mercado ¡Buena suerte!