Franquicias

Cómo evitar problemas legales en tu franquicia

Una experta te dice qué puntos debes tomar en cuenta para tomar una decisión segura al comprar una franquicia.
Cómo evitar problemas legales en tu franquicia
Crédito: Depositphotos.com

Las compras de franquicias han aumentado en el último tiempo. Es por eso que a la hora de adquirir una debes contar con toda la información para no tener problemas al empezar con tu negocio.

En los contratos de adquisición de franquicia, una de las partes aporta capital, trabajo e instalaciones, y la otra, el know-how y la asistencia técnica. Ésta es la razón por la que existen dos contratos para cada una de las partes. Para que el contrato se mantenga seguro se deben fijar claramente las obligaciones de cada uno de los interesados, como también los riesgos que asumirán ante posibles reclamos de los clientes.

Es por eso que debes buscar asesoría de un abogado, para que te explique los requisitos legales y administrativos específicos para tu marca. La idea es que entiendas claramente las cláusulas del contrato antes de que lo firmes.

Según la directora del primer despacho de mujeres en México, Carolina Leal, antes de obtener una franquicia debes fijarte en los siguientes aspectos:

1. Investigar sobre la reputación del negocio en el mercado y el reconocimiento de la marca.

2. Revisar minuciosamente las condiciones y restricciones del contrato, incluyendo el tiempo de duración y las opciones de renovación.

3. Analizar el tiempo en que recuperarás la inversión.

4. Verificar que todos los instrumentos legales se adapten a las leyes y reglamentos de la República Mexicana (o de tu país), en el caso de franquicias extranjeras, para que la legislación tenga el mismo o similar efecto que en el extranjero.

Además, Carolina Leal recomienda acercase a la Asociación Mexicana de Franquicias o en el padrón de la Secretaría de Economía, para asegurarse de que la franquicia que vas a adquirir sea segura y que tenga todos sus documentos en regla.

En México, las franquicias son reguladas por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley de la Propiedad Industrial, Código Civil Federal y Local, Ley General de Sociedades Mercantiles, Ley Federal del Trabajo, Ley de Competencia Económica y Leyes especiales, en caso de que necesites más información.