Hide this Looking for English Content? Click here

5 errores al buscar un inversionista

Evita estas acciones si quieres encontrar quien financie tu negocio y te entregue su experiencia y red de contactos.
5 errores al buscar un inversionista
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Encontrar un inversionista es una decisión importante y puede ser fundamental para darle el impulso necesario para iniciar o crecer tu empresa. Pero no sólo se trata de conseguir financiamiento para el proyecto, sino que también un compañero o socio que se comprometa con tu negocio y aporte su red de contactos y experiencia. Recuerda que esta relación es a largo plazo, por lo que te debes sentir cómodo con él y tenerle confianza.

Para maximizar las posibilidades de éxito en esta búsqueda, debes evitar cometer ciertos errores a la hora de presentar tu proyecto. Te presentamos cuáles son los más comunes que cometen los emprendedores:

Apostar por crear una necesidad
Pensar y explicar tu empresa desde lo que vas a hacer en lugar de empezar con la necesidad del mercado, es decir, dar antes la solución que el problema, es un grave error. Si vas a crear una necesidad de compra nueva en tu cliente, la tarea se torna cuesta arriba y debes iniciar con el porqué que te llevó a este negocio.

No conocer al cliente
No saber quiénes son tus clientes, ni dónde están ni cómo llegar a ellos le quitará seriedad a tu proyecto. No dejar claro cómo resolver su problema y qué beneficios traerá a su vida, que es por lo que pagará es algo que ningún inversionista perdona. Por eso, antes de presentarte con ellos haz un estudio de mercado profundo y define bien quiénes son tus consumidores potenciales.

Crear un mercado
Si tu mercado no existe y lo vas a crear, no sabes cuánto vas a vender, a qué precio y por qué tendrían que comprarlo tus clientes. Apostar por crear un mercado es una apuesta muy arriesgada para cualquier inversor. Mejor toma un mercado ya existente y entrégale una nueva forma de satisfacer sus necesidades.

Falta de cálculos
No tener claro los flujos de ingreso de tu modelo de negocios y tener muchas líneas en vez de concentrarte en una o dos hará que el inversor pierda confianza en ti. Haz un plan financiero, realista y bien argumentado, de tus ganancias y gastos a corto, mediano y largo plazo. Sin duda, este punto es el que más preocupa a quien piensa invertir en tu negocio.

No saber para qué necesitas un inversor
No definir exactamente para qué precisas y en qué gastarás el dinero que solicitas es el peor error. Además, si el dinero lo necesitas para financiar circulante y no para crecer o crear nuevos productos, probablemente espantarás al interesado. Establece acciones y metas fijas para utilizar estos recursos.

Recuerda que el único fin de tu presentación debe ser enamorar al inversor, que se ilusione, quiera ser parte de tu proyecto y se comprometa como pieza activa de él. Evita los puntos antes señalados, ten claridad absoluta en todas las aristas de negocio y encontrarás al socio indicado que se ajuste a tus necesidades.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.