Consultoría

7 lecciones de la imagen de los candidatos

Un experto analizó la vestimenta y los gestos de los candidatos en el segundo debate. Aprende de ellos y logra una apariencia profesional.
7 lecciones de la imagen de los candidatos
Crédito: Depositphotos.com

Raúl Alfaro Segovia, blogger de SoyEntrepreneur.com y experto en imagen y economía creativa, realizó un análisis de la vestimenta de los aspirantes a la presidencia de México en el segundo debate, transmitido el pasado domingo 10 de junio.

Como la imagen es muy importante en el mundo de los negocios, te dejamos siete lecciones que puedes aprender de la vestimenta y de los gestos de los candidatos:

1. Conoce tu cuerpo
Para elegir el corte del traje, la textura de las prendas y la forma del cuello y mangas de las blusas es importante que conozcas a la perfección tu complexión corporal. Debes saber qué detalles destacar y cuáles ocultar de tu fisonomía.

En el caso de Josefina Vázquez Mota, el traje que eligió es muy favorecedor para su cuerpo puesto que además de ser femenino, le aportó volumen a la espalda, un detalle que refleja dominio de sí misma. Asimismo, el cuello redondo de la blusa alargó sus facciones. El traje de Enrique Peña Nieto es de excelente factura: tiene el corte y la solapa adecuados para su cuerpo y su edad, a diferencia de la camisa que le quedaba algo holgada. López Obrador eligió un corte clásico negro a dos botones, con el ajuste perfecto de hombros y espalda, ideal para su edad. Gabriel Quadri apostó por un modelo negro slim fit que lo hacía ver más estético y a la moda.   

2. Luce profesional
Uno de los mayores retos al elegir un atuendo para algún evento o reunión laboral es saber verse profesional sin caer en la informalidad o en la formalidad excesiva.

En el caso de las mujeres, un traje sastre de falda a media rodilla es una opción elegante y formal. La abanderada del PAN utilizó un saco azul rey de manga tres cuartos que le restó la formalidad innecesaria y una blusa blanca de satín clásica. Según Alfaro Segovia, combinar diferentes texturas hubiese resultado en una imagen más fuerte y profesional. Los zapatos deben ser de tacón, pero de preferencia no muy altos.  

Tanto Peña Nieto como López Obrador eligieron un tono de corbata favorecedor para su rostro y tono de piel que además respetó los colores de su partido (Peña Nieto usó un modelo rayado tipo regimiento en verde y plata en alusión al Partido Verde y el de AMLO era liso color champagne). El nudo de Peña Nieto, estilo Windsor, fue mucho más adecuado que el torcido de López Obrador.

Mientras que los candidatos del PRI y PRD eligieron el corte tradicional, Gabriel Quadri apostó por una corbata slim negra más moderna. Quadri ha destacado por aportar un estilo diferente y juvenil a la contienda, lo que (dependiendo de cuál sea tu objetivo) puede ser beneficioso. Sin embargo, algunos expertos juzgan su atuendo de informal.

3. Elige el maquillaje y peinado adecuado
Para una mujer, maquillarse es uno de los grandes retos en el momento de lucir profesional. La clave está en escoger un estilo que no sea del todo natural pero tampoco demasiado exagerado. Por ejemplo, el tono de los labios debe ser de claro pero no pálido. Procura estar descansado antes de asistir a un evento importante.

Para este segundo debate, Vázquez Mota no tomó la mejor decisión en cuanto al maquillaje. La candidata se veía cansada y ojerosa, lo que puede tomarse como falta de resistencia física y carácter. Tanto el rubor como el tono de los labios fueron muy claros, lo que evitó que la candidata pareciera despierta y atenta. En cuanto al pelo, el tono más deslavado es desfavorecedor y le otorgó una apariencia descuidada, en comparación al debate anterior.

El resto de los candidatos utilizó el mismo peinado de siempre: Peña Nieto luce un exceso de cuidado, mientras que el color gris/blanco de López Obrador denota experiencia y conocimiento; el corte largo y poco arreglado de Quadri le da una imagen juvenil y de apertura. Otro punto que resaltó fue el bronceado de Peña Nieto que seguramente se debió a la exposición al sol de la gira.   

4. Presta atención al lenguaje corporal
Tan importante (o más) que la vestimenta y las palabras es el lenguaje no verbal. A través de tus gestos y actitudes puedes reflejar confianza, seguridad en ti mismo, nervios, aburrimiento, enojo, entre otros sentimientos. Evita fruncir el ceño, cruzarte de brazos, tener los hombros caidos y mira siempre a los ojos de tu contraparte.

Una de las debilidades que mostró la candidata del PAN en este debate es que lucía notablemente cansada, lo cual era perceptible hasta en el tono de voz. No obstante, no hay duda de que sabe hablarle directamente al público y se mantiene concentrada, por lo que es raro que se trabe. El priísta, a pesar de intentar mantenerse como un hombre lúcido, en algunos momentos se le vio distraído y afectado por los ataques; no obstante, conserva la práctica en los movimientos corporales de los miembros de su partido.

Un gesto corporal destacable es el acto inconsciente de mostrar las palmas de las manos de AMLO, lo que enseña que no esconde pensamientos ni ideas. En este sentido, Gabriel Quadri también actúa diferente al resto de los políticos: sus expresiones son menos ensayadas y mueve bastante los brazos, lo que da la impresión de ser una persona más real y alcanzable.

5. Define qué quieres expresar
Antes de asistir a cualquier junta o presentación debes saber muy bien qué es lo que deseas conseguir de ella. Probablemente, si eres joven y buscas financiamiento con inversionistas te interese lucir con más experiencia y formalidad; en cambio, si quieres asociarte con alguien preferirás verte seguro de ti mismo y abierto a los consejos y a las críticas.

La imagen de los candidatos intentó expresar sus fortalezas o disminuir sus debilidades. En el caso de Josefina, portó un saco más ancho de hombros para dar una percepción de poder y fortaleza, perfecto para una mujer que contiende por la presidencia. Lo mismo ocurrió con Peña Nieto, a quien intentaron ensanchar los hombros con el traje para expresar más masculinidad y poder, algo no muy atinado para un debate televisado.

En cambio, la imagen clásica y conservadora de López Obrador puede haber jugado tanto a su favor como en su contra: muestra experiencia pero también una forma de pensar anticuada. Con Quadri, la intención es clara: diferenciarse del resto de los contendientes y ser más moderno; esto lo logró con la corbata slim y con la camisa texturizada, un elemento atípico en los debates.

6. Siéntete cómodo
Para proyectar confianza, es necesario que estés seguro de ti mismo hasta con tu apariencia. Evita ser demasiado arriesgado con tu vestimenta, usar ropa demasiado ajustada o suelta, tacones muy altos o un corte de traje al que no estés acostumbrado.

En este punto, los cuatro candidatos acertaron. Usaron el corte de traje tradicional (aunque Peña Nieto lució un modelo más natural que el que suele usar), los colores de sus partidos (menos Quadri) y el mismo arreglo en el cabello. AMLO se notaba muy cómodo con la camisa de estilo inglés que casi siempre usa y este traje le permitió un mejor movimiento y limpieza en las manos.

7. ¡Cuidado con los accesorios!
Los relojes, collares, pulseras, bolsos y hasta el anillo de matrimonio pueden decir mucho de ti. Es recomendable no abusar de ellos debido a que esto da un look mucho menos profesional y hace que la gente se fije más en ellos que en lo que estás diciendo.

Josefina utilizó un collar de perlas de una sola vuelta y aretes en juego. Esta elección, además de ser muy predecible con el conjunto, aunque es muy adecuada para mujeres en el poder, en una candidata que busca ser la primera presidenta de México le da un toque sobreactuado y demasiado conservador sobre el papel de la mujer en la sociedad. Peña Nieto sólo utilizó la alianza matrimonial; López Obrador no portó ningún accesorio y Gabriel Quadri utilizó un reloj sport de gran tamaño y pulsera de algodón, nuevamente una apariencia demasiado informal para un candidato.