Emprendedores

Revive la pasión por tu negocio

¿Ya no disfrutas tanto tu empresa y estás estresado? Recupera la energía creativa y el amor por tu trabajo.
Revive la pasión por tu negocio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Después de dirigir por cuatro años Blue Orchid Design, una empresa de organización de bodas y eventos, Liene Stevens se estaba hartando del negocio que había construido. Trabajaba prácticamente todo el tiempo; cuando tomaba un descanso, siempre era tiempo para su familia y sus amigos, nunca para estar sola. En las noches, antes de dormir, leía libros sobre negocios. “Éste era el trabajo que yo había creado y que amaba, pero ya no lo estaba disfrutando”, afirma. “Estaba desgastada, el negocio iba a terminar conmigo”. 

Primero, Stevens contrató a alguien para que llevara las ventas de su negocio, una actividad diaria que le estaba absorbiendo toda la energía creativa. Después, empezó a trabajar con un coach ejecutivo que le ayudó a reenfocarse y eventualmente a hacer la transición de organización de eventos a la consultoría para clientes de la industria de las bodas, un cambio que le permitió hacer lo que más le gustaba. “Quería encontrar la forma de crecer mi negocio y ser feliz al mismo tiempo”, afirma la emprendedora. 

Esta sensación es bastante común entre los empresarios. Si empiezas a sentirte desanimado en tu trabajo, te damos cinco recomendaciones que te ayudarán a reavivar la pasión por tu negocio: 

1. Planea tiempo para ti mismo
Stevens estableció tiempo sólo para ella; aprendió a cocinar, empezó a hacer ejercicio y a leer libros de ficción en vez de textos de negocios. También comenzó a usar un servicio que enviaba las llamadas del negocio a un buzón de voz, en lugar de dirigirlas a su celular después de las 6 p.m., lo que le permitió desconectarse del trabajo.

Muy seguido, los dueños de negocios no se permiten tener tiempo para sí mismos, no sólo para relajarse, sino también para divertirse, dice Mark Saborn, consultor y escritor. Él recomienda que te preguntes, “¿Qué es lo que siempre has querido hacer y nunca has hecho? Y ¿qué hiciste en el pasado que te ha hecho disfrutar más?”.  

2. Busca un mentor
No importa tu edad ni tu experiencia, siempre habrá alguien afuera que sabe más que tú, afirma Phil Cousineau, presentador de televisión y autor de libros. “Buscar un mentor es por lo general lo que hace que la gente despegue”, señala.

Puedes contratar a un coach ejecutivo, como lo hizo Stevens, o buscar a alguien en tu red de negocio al que siempre has admirado, o conectarte con gente de tu campo a través de organizaciones o en redes sociales. Establecer una relación con un mentor puede ser tan sencillo como organizar una reunión en un café o corresponderse emails.

Relacionado: Crece con un coach ejecutivo

3. Delega tareas en tu negocio
Considera asignar el trabajo que no disfrutas a alguien más. Eso podría significar contratar un empleado para que realice ciertas actividades como las ventas o la contabilidad.

Si no tienes el presupuesto para contratar un empleado de tiempo completo, puedes hacerlo por outsourcing o por medio tiempo. “Es más fácil hacerlo tú mismo, pero a largo plazo los efectos terminan en el desgaste”, dice Stevens.

Relacionado: Por qué delegar funciones en tu empresa

4. Enfócate en tus relaciones
Cuando empiezas a perder ese sentimiento de amor por tu trabajo, podrías alejarte de las personas que te rodean. Pero ése es uno de los peores errores que puedes cometer, señala Sanborn. “La gente que nos conoce puede ayudarnos a recordar nuestro propósito”, dice Sanborn, quien siempre conserva una lista de lo más importante en su vida -desde su esposa y sus dos hijos hasta amigos y clientes importantes- en su escritorio para acordarse de que necesita hacer tiempo para ellos.

“Cuando se es parte de una comunidad, se obtienen energías de otras personas”, añade. 

5. Innova
El desencanto por lo general surge de la monotonía. Si has estado haciendo las mismas cosas de la misma manera desde que iniciaste el negocio, piensa cómo puedes introducir la innovación y empujar tu negocio hacia nuevas direcciones. Tómate tiempo para examinar cada parte de tu empresa y pregúntate: “¿Cuándo fue la última vez que hice algo diferente?”.

Puedes intentar revigorizar tu negocio y a ti mismo lanzando un blog, experimentar con una forma nueva de publicidad, o tomando un curso en un área en la que siempre has tenido curiosidad. “Al final del día, lo que más nos apasiona es crear”, sentencia Sanborn.