Consultoría

Tómate unas vacaciones de tu negocio

¡Aléjate unos días de la rutina! Además de disminuir el estrés, podrás recargar baterías y pensar nuevas ideas.
Tómate unas vacaciones de tu negocio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El periodo vacacional decembrino ya está aquí. Sin embargo, es probable que muchos dueños de negocios no puedan aprovecharlas. 

Después de dedicarme por años a dar consultoría a empresarios y de dirigir mi propia empresa, de una cosa de la que estoy seguro es que es virtualmente imposible lograr que el capitán se tome un descanso del timón. Hay mucho de qué preocuparse e, incluso, te puede parecer una pérdida de tiempo y dinero. 

Pero déjame decirte algo: Que te tomes unas vacaciones es necesario para el éxito. Hasta los presidentes se toman un ‘break’; Reagan tenía su rancho y Obama tiene Hawaii. Si las personas cuyas responsabilidades incluyen factores como probablemente ir a la guerra deciden que necesitan recargar sus baterías, es posible que tú también lo necesites. Estar un tiempo fuera te dará la oportunidad de conectarte nuevamente con tu familia y de redescubrir lo que realmente es importante en la vida. Ellos se lo merecen, y tú debes dárselo.

Mientras que tomas una siesta en la playa podrías tener un momento perfecto para pensar, crear, soñar o imaginar el futuro de tu negocio. Ese tipo de cosas son muy esenciales, pero muy difíciles de conseguir en la rutina diaria de la casa al trabajo. 

Tampoco pienses que tomarte unos días del trabajo y quedarte en tu casa son vacaciones, porque no lo son. Piensa en un paraíso tropical, una playa o un bosque. Tú y tu familia estarán agradecidos. Además, puedes considerarlas como una ‘medicina’ que eleve tu nivel de energía.   

Te compartimos algunos consejos que debes seguir si de verdad quieres tomarte unas vacaciones del trabajo:

- Confía en tus empleados. Si no puedes confiar en tus empleados mientras estás fuera, tienes problemas más grandes que necesitar vacaciones. Deja que tus empleados sepan que es una oportunidad para que demuestren que pueden hacer bien su trabajo sin tu constante vigilancia. Es probable que tu personal también requiera de unas vacaciones de ti. 

- Desconéctate. No llames cada mañana y cada tarde para chequear lo que ocurre en la oficina o para atender problemas. Sólo revisa estos asuntos al final del día. También hazles saber a tus empleados que no atenderás llamadas a menos de que sean completamente urgentes. 

- No hagas networking. Durante tus vacaciones no hagas llamadas a clientes y no busques prospectos. Si necesitas tener una “comida de trabajo” hazla con alguien que sea tu amigo y mantén las conversaciones sobre trabajo al mínimo. 

- Primero la familia. Dale toda tu atención a tu familia durante la vacación. Sé generoso esta semana; es el momento de compensarlos por todas las veces que has llegado tarde a casa. 

- Diviértete. Ésta puede sonar como una idea extraña para algunos emprendedores que consideran que hacer algo divertido siempre está relacionado con ganar más dinero. Pero es una parte importante de vivir con éxito.