Plan de Negocios

Innova después de un desastre

Un huracán, un temblor o una inundación pueden dañar tu negocio. ¡Conviértelos en una oportunidad para ser creativo!
Innova después de un desastre
Crédito: Depositphotos.com

Cuando el desastre ataca, aunque no lo creas, tu pequeño negocio tiene una oportunidad de innovar. Un desastre limita los recursos y provoca bajas de empleados, y te fuerza a pensar de manera diferente. No hay de otra; tienes que ser creativo para sobrevivir.

Si has reunido a un buen equipo, ellos naturalmente se retarán y buscarán solucionar los problemas. Se repartirán nuevos roles y engendrarán propuestas creativas, muchas de las cuales pueden beneficiar a tu negocio en el largo plazo.

Viendo cómo responde tu equipo a la crisis, o las formas en las que innovan estando bajo presión, puedes crear en conjunto un plan para salir adelante y regresar con más fuerzas después del desastre. 

Te compartimos tres formas en las que puedes motivar la innovación durante el periodo de recuperación: 

1. Evalúa el problema holísticamente
Para poder innovar después de un desastre, necesitas observar el panorama general. El ojo del huracán puede encontrarse en una sola área de tu negocio, pero las circunstancias que generaron el problema seguramente están dispersas por toda la empresa.

Sin culpar ni señalar a nadie busca todos los puntos donde se quebró o falló el sistema. Tal vez necesites crear mejores canales de comunicación o mejorar la transmisión de los valores de tu compañía. Revisa las formas en que los empleados actuaron durante la crisis y capitaliza las estrategias más efectivas o desarrolla unas nuevas. 

2. Descubre fortalezas ocultas
Las situaciones con alto nivel de estrés por lo general suelen denotar fortalezas escondidas, por lo que las crisis pueden darte la oportunidad de ver a los empleados bajo otra luz. Algunas personas naturalmente adquieren roles de liderazgo, incluso si sus trabajos no lo requieren, mientras que otros podrían resultar particularmente buenos en proponer soluciones creativas. 

Mientras regresa tu negocio a la normalidad, dales a tus empleados la oportunidad de usar o desarrollar las fortalezas que descubriste durante la crisis. Quizá después del desastre quieras otorgar nuevas responsabilidades, cambiar de puestos o conectar a alguien con un mentor que dirija sus habilidades de una mejor manera. 

3. Actúa cuando la memoria esté fresca
Durante una crisis, los equipos que normalmente interactúan muy poco entre ellos tienen la oportunidad de colaborar y trabajar en equipo. Este tipo de comunicación cruzada puede favorecer a la innovación, por lo que debes priorizar ciertas tareas antes de que todos regresen a sus rutinas que beneficien a toda la empresa. 

Asegúrate de que los equipos tengan asignado resolver ciertos problemas que involucren a la organización. Al dejar que trabajen juntos como lo hicieron durante la crisis, encontrarás más formas de innovar y más soluciones creativas.