Especiales patrocinados

Oficina virtual, la ventaja de estar bien ubicado

El director de Buró de Investigaciones Legales encontró en los servicios de Regus la mejor forma de dar confiabilidad.
Oficina virtual, la ventaja de estar bien ubicado
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En 1997 Humberto Sarkis fundó Buró de Investigaciones Legales (BIL), la única compañía mexicana dedicada a obtener información pública de personas, instituciones y empresas nacionales e internacionales. Actualmente, la firma cuenta con más de 200 clientes de diferentes países del orbe a quienes ayudan a mitigar los riesgos en cualquier tipo de contrato que implique una responsabilidad económica y moral, desde sociedades comerciales hasta casamientos. 

Debido al giro en el que se desempeña BIL, la tranquilidad y privacidad son elementos esenciales que deben otorgar a los clientes y ejecutivos para atraer y mantener su preferencia. Esto, aunado a la situación de inseguridad y vulnerabilidad que se vive en buena parte de México, fue lo que motivó a Humberto, hace tres años, a contratar los servicios de oficina virtual que brinda Regus, compañía líder en espacios flexibles en el mundo. 

“Decidimos usar Regus por la movilidad que puedes tener, por la seguridad que representa estar en un edificio (oficinas o salas de junta) de primer nivel donde revisan y saben quién pasa y quién sale, la imagen que representa y la atención en todos los servicios que brindan a nuestros clientes”, afirma el emprendedor, cuyas oficinas se localizan en el centro Regus Siglum en el sur de la Ciudad de México. 



De acuerdo a Sarkis, esta solución ha permitido que los espacios de trabajo remoto de BIL alcancen su principal objetivo: transmitir confidencialidad por medio de instalaciones adecuadas que manejen un personal serio y eficaz en todas las áreas. “Lo que me gusta de Regus es el personal que tienen en todas sus oficinas, el trato que te dan y el profesionalismo con el que atienden tus tareas”, añade el director general.

Y es que tener una dirección en un edificio corporativo ubicado en una zona prestigiosa no sólo ha ayudado a la empresa a mejorar considerablemente su imagen y posicionamiento, sino también a disminuir costos y tiempo en labores administrativas. Gracias a las oficinas virtuales, que están disponibles desde planes básicos de 49 dólares al mes, el empresario y su equipo pueden encargarse únicamente de seguir satisfaciendo “en privado” las necesidades de sus clientes.