Plan de Negocios

Haz que tu negocio estacional sobreviva

Descubre cómo aprovechar al máximo tus temporadas altas y cómo utilizar las bajas para expandir tu empresa.
Haz que tu negocio estacional sobreviva
Crédito: Depositphotos.com

En todos los negocios hay una temporada donde las ventas aumentan, y otra donde son más bajas. Con las fiestas decembrinas a la puerta de la esquina, muchos negocios están preparándose para su periodo de mayor actividad contratando más personal y manejando más inventario. 

Sin importar si la mejor temporada de tu negocio es el último cuarto del año, en verano o en cualquier otra época, existen algunas buenas prácticas para administrar los cambios naturales de los negocios estacionales. Toma nota: 

1. Prepara a tus empleados
La mayoría de los negocios estacionales más exitosos tienen programas de capacitación para preparar a los empleados antes de que inicie la temporada más fuerte, enseñándoles cómo ser más eficientes en el servicio al cliente y cómo apoyar otras áreas necesarias del negocio que en ese tiempo tienen gran demanda. 

Por ejemplo, si tu temporada más ocupada es a final de año, tienes al menos entre seis y ocho semanas para prepararte. Si no consigues que tu equipo esté capacitado, tendrás graves problemas. 

2. Administra tu dinero
Cuando recibes buena parte de tus ingresos una vez al año, administrar el flujo de efectivo puede ser un gran reto. Los negocios estacionales deben trazar y planear sus finanzas para que sepan manejar los ingresos y egresos a lo largo del año, y adherirse a sus presupuestos. Un error común de este tipo de negocios es que gastan demasiado durante los meses de vacas gordas.

Recuerda que el dinero debe estirarse para abarcar todo el año, y que probablemente deberás invertir en el negocio cuando tienes menores entradas de capital. 

3. Aprovecha tu temporada baja
Los negocios estacionales por lo general tienen pocos meses de actividad intensa, por lo que la rutina diaria cambia. Esto dificulta mejorar la empresa debido a que los empleados reducen demasiado su productividad en este tiempo. Por eso, lo recomendable es que en temporada baja tu equipo, además de hacer sus tareas diarias, se prepare para la temporada alta desde meses antes. 

De manera regular revisa las demandas de la temporada alta y busca nuevas formas de mejorar las operaciones o adelanta ciertos trabajos como planear las cuentas del inventario. 

4. Busca entradas de dinero extra para la temporada baja
Muchos negocios han encontrado la manera de aumentar sus ingresos mediante líneas de negocio complementarias.

Por ejemplo, las compañías dedicadas al paisajismo también ofrecen servicios de mantenimiento, de jardinería, de recolección de nieve e, incluso, de decoraciones navideñas. Los restaurantes que cierran cuando termina la temporada de turismo podrían ofrecer banquetes u otros servicios de comida. Así, los creadores de productos estacionales pueden expandir sus líneas o crear artículos especiales para fiestas que pueden venderse todo el año. 

Este tipo de expansión ayudará a que tus empleados se mantengan ocupados, y por tanto, que retengas a tus mejores talentos. Sin embargo, debes pensar bien antes de invertir en una nueva línea de productos porque hacerlo podría quitarte dinero de tu negocio primario, lo que afectará a la larga. 

Si tu base de clientes es similar a la que tienes y la inversión de tiempo y dinero no pone tu negocio en riesgo, crear una nueva línea es tu mejor opción. Si no es así, mejor enfócate en tu negocio primario.