Consultoría

Cómo ser un líder carismático

Esta cualidad es necesaria para motivar a la gente e inspirar confianza. Sin embargo, no todos los emprendedores nacen con ella.
Cómo ser un líder carismático
Crédito: Depositphotos.com

Algunos líderes tienen una presencia poderosa, y parece que caminan derrochando carisma. Este tipo de personas suele adaptarse fácilmente al resto de la gente y puede persuadir en cualquier contexto. El autor y coach Achim Nowak comparte cuáles son las cualidades que distinguen a estos líderes y que tú puedes desarrollar: 

1. Estar preparado
No puedes resultar atractivo si siempre estás preocupado por lo que vas a decir después. Si tienes tiempo, revisa siempre los puntos principales que quieres demostrar antes de tu reunión o presentación para asegurarte de que conoces el tema a la perfección. 

Si no tienes tiempo de prepararte, haz un rápido análisis de tu audiencia y del tipo de conversaciones que les llamará la atención. Habla de las cosas que a ti te interesan: por ejemplo, diles a tus empleados que tienes un gran empeño en crear un excelente lugar de trabajo y a tus inversores potenciales háblales acerca de tu visión de crecimiento. 

2. Fuera timidez
Es difícil ser carismático si tus interacciones no tienen pasión, humor u otro elemento de emoción o conexión humana. Si eres una persona tímida e introvertida, te será difícil conectar verdaderamente con las personas.

Nowak le recomienda a estos líderes pensar cómo son en casa con su familia o con sus amigos y que recuerden ese sentimiento cuando estén en la oficina o cuando necesiten motivar a alguien de su alrededor. 

3. Sé entusiasta
El carisma tiene un componente físico, por lo que es necesario que prestes atención a tu lenguaje corporal. Fíjate en cómo te paras cuando te sientes cómodo y en control de la situación y practica esa postura todos los días. 

También es importante que trabajes en tu respiración para verte más relajado y confiado. Sonríe y haz contacto visual. Tener un lenguaje no verbal que refleje la ansiedad o la incomodidad afectará hasta al mejor orador. 

4. Sé auténtico
Si no es tu estilo hacer chistes o bromas, no lo hagas. Forzarte a adoptar un estilo que no es natural en ti hará que tengas menor credibilidad. También debes deshacerte de las respuestas genéricas o automáticas.

Nowak ayudó a un cliente a aumentar la lealtad de los empleados por simplemente cambiando la respuesta “Está bien” por una retroalimentación verdadera. Esto ayudó a energizarlo a él y a sus oyentes.

5. Practica
Puede sonar algo extraño el practicar ser carismático, pero el experto dice que es absolutamente posible incrementar tu nivel de atracción e influencia a través de la repetición. El ‘músculo’ de la memoria de la comunicación interpersonal efectiva es tan real como la misma actividad física.