Plan de Negocios

Al rescate de las ciudades

El gobierno ya inició la transformación de espacios públicos. Ahora es tu turno de sumarte a esta área de oportunidad.
Al rescate de las ciudades
Crédito: Depositphotos.com

El Distrito Federal y otras ciudades del país están cambiando su estampa, transformándose en lugares que rehabilitan el tejido social, regresando la calidad de vida y el disfrute de los espacios abiertos a sus habitantes. Esto gracias a programas de rescate de espacios públicos, como los que lleva a cabo la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en conjunto con autoridades municipales y estatales en la República.

Estos programas tienen como objetivo modificar espacios como plazas, áreas verdes, parques, jardines, lugares deportivos, que se encuentran vacíos, en deterioro, abandono o con inseguridad –ubicados en ciudades con 50,000 habitantes o más–, proporcionando obras físicas para el uso, disfrute, interacción y recreación de la comunidad. El mejoramiento puede darse a partir de la construcción o rehabilitación de obras, alumbrado público, accesibilidad, mobiliario urbano, señalización y mejoramiento de vías, senderos  y rutas. Adicionalmente, se planean acciones de participación social y seguridad comunitaria.

La meta es que sus habitantes tengan sitios seguros en donde realizar actividades deportivas, recreativas, artísticas, culturales o de formación y prevención (de delitos, de consumo de drogas, etc.), según las necesidades de la comunidad y las características del terreno, incidiendo en el mejoramiento de su calidad de vida.

Otra buena noticia es que los espacios también promueven la cultura emprendedora entre los habitantes, pues se habilitan uno o dos locales comerciales para montar negocios tradicionales o cooperativas. La renta que se paga por el uso del mismo es invertida en el mantenimiento del lugar.

Luis Zamorano Ruiz, director general del Programa de Espacios Públicos de la Sedesol (hasta finales de noviembre pasado), señala que en seis años se han construido o rehabilitado 4,600 espacios a nivel nacional. Por su parte, en el Distrito Federal, esta Secretaría trabaja de la mano de la Autoridad del Espacio Público (AEP), una oficina desconcentrada de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi).

Creada en 2009, la AEP se encarga de mejorar los espacios públicos en la capital del país para elevar su calidad, además de generar políticas públicas para tal efecto, explica Daniel Escotto, titular del órgano hasta 1ero de diciembre. En este sentido, se han realizado proyectos como el rescate de la Plaza de Garibaldi, la Alameda Central, el Monumento a la Revolución, la calle de Madero (ahora peatonal), y la Basílica de Guadalupe y su entorno, entre otros. Además de la implementación del programa de parquímetros para facilitar la movilidad urbana.

Uno de los proyectos que promueve la Autoridad del Espacio Público es la recuperación de los bajo puentes, así como de los pasos a desnivel de grandes vialidades de la Ciudad de México que se encontraban en abandono o eran utilizados como paraderos de transporte público, bodegas o basureros y que tenían una percepción de inseguridad. Hoy se rehabilitan para fines comerciales, de entretenimiento y convivencia familiar.

Nueva vida al aire libre

“Ahora en estos lugares hay comercios, módulos de pago de servicios, áreas verdes, juegos infantiles y hasta gimnasios al aire libre”, señala Escotto. Negocios como restaurantes, panaderías, bancos, tiendas de conveniencia, farmacias, estacionamientos o de venta de alimento para mascotas, han encontrado en estas ubicaciones en vías primarias una alternativa rentable a los locales tradicionales.

La distribución de estos lugares es generalmente de 30% locales comerciales y 70% espacio público, que es mantenido con las rentas que se pagan al permisionario. Hasta el momento, se han rehabilitado tres bajo puentes a lo largo de Circuito Interior en el Distrito Federal. El objetivo es recuperar 10 en la siguiente administración (2012-2018).

Incluso, la comunidad se adueña de los espacios renovados y los convierte en sus lugares de encuentro y convivencia predilectos. Tal es el caso del Skatewave, ubicado en el bajo puente de Circuito Interior y la calzada México-Tacuba, donde los jóvenes pueden practicar con sus patinetas, bicicletas o patines en un espacio diseñado específicamente para estos deportes extremos, con rampas especiales, obstáculos y barandales.

Jumbo, empresa mexicana con sede en la ciudad de Puebla, es proveedora de estas rampas, además de fabricante de los aparatos de ejercicio al aire libre, módulos de juegos infantiles, mobiliario urbano y pisos de seguridad que se encuentran en parques y camellones de todas las delegaciones de la capital, los 31 estados mexicanos y algunos países de Centroamérica.

“Nuestros productos son resistentes, de uso rudo y aptos para la intemperie; de bajo mantenimiento y tienen amplia garantía. Todo eso es algo que las dependencias valoran”, señala Luis Gerardo Inman Peraldi, director de Jumbo. Asimismo, tiene una línea de juegos inclusivos para niños con capacidades diferentes que ha tenido éxito no sólo a nivel gobierno, sino en el sector salud, deportivo y filantrópico.

Gracias a sus 39 años de experiencia, esta compañía es asesora de gobiernos locales y constructoras para di-señar la logística de los espacios públicos de acuerdo con las necesidades de la comunidad. La finalidad es que todos los usuarios (niños, jóvenes, padres, adultos mayores) tengan un espacio donde recrearse de manera independiente, pero en el mismo lugar.

Según explicó Daniel Escotto, las empresas pueden obtener un Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR), otorgado por la Dirección General de Patrimonio Inmobiliario de la Oficialía Mayor del DF, para explotar un área determinada de la ciudad en beneficio de la sociedad.

Para conseguir el permiso, deben de presentar ante la AEP un proyecto integral y viable para mejorar y aprovechar los espacios, ya sean de medio ambiente, iluminación, sustentabilidad, movilidad, de construcción o mobiliario urbano, etc. “Se han otorgado unos cinco permisos, y aún hay espacio para más”, asegura.

Zamorano, por su parte, explica que las licitaciones y convocatorias se pueden consultar en el Diario Oficial de la Federación, en el sitio Web Compranet.gob.mx, y con constructoras y autoridades locales –estos últimos son los contratantes directos–. “Cualquier empresa que tenga una línea de productos como la que se solicita y con las especificaciones técnicas necesarias, puede participar”, afirma el funcionario de la Sedesol.

En tanto que Gerardo Minchaca Inman, gerente Comercial de Jumbo, recomienda acudir con participación ciudadana de las delegaciones, los departamentos de recursos materiales de los distintos niveles de gobierno e instancias como la oficina de Obras Públicas, Sedesol y Programas de Mejoramiento Barrial, además de las compañías que tienen el permiso de construcción para ofrecer tu catálogo de productos.

También hay oportunidad para que las empresas que ofrezcan servicios de ciudad o cotidianos, se ubiquen en los bajo puentes o espacios rescatados. Para ello, los interesados deben acercarse con el particular que tenga el permiso para arrendar los locales.

Otra forma de sumarse es adoptando los espacios cercanos a los locales comerciales para darles mantenimiento y mejorarlos. Las adopciones se realizan mediante bases de colaboración y deben ser suscritas a las delegaciones, a la Dirección General de Servicios Urbanos de la Secretaría de Obras y Servicios, o a la Secretaría del Medio Ambiente, de acuerdo al área que se desee adoptar. Puedes encontrar más información en www.sma.df.gob.mx.