Recursos Humanos

10 preguntas antes de tu primera contratación

Contratar a un empleado es un paso importarte para cualquier emprendedor. Descubre si estás preparado para ser jefe.
10 preguntas antes de tu primera contratación
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Has lanzado tu negocio, y está empezando a expandirse. Ahora, ya estás listo para hacer tu primera contratación. Pero este proceso requiere tu completa atención, ya que contratar a la persona incorrecta puede convertirse en una carga en el futuro y tener efectos negativos en los empleados subsecuentes.

¿No estás seguro por dónde empezar? Te compartimos las 10 preguntas que debes hacerte antes de contratar a tu primer empleado:

¿Necesitas delegar algunas tareas?
Para mantener tu mirada puesta en asuntos estratégicos no puedes permitir que las tareas mundanas te absorban. Pregúntate si has llegado a ese punto con tu startup como para requerir delegar parte de tu trabajo. Una contratación correcta puede asumir responsabilidad por todo, desde limpiar hasta hacer envíos o encargarse de las redes sociales.

¿Tienes un puesto definido que cubrir?
No publiques una vacante genérica. En lugar, tómate el tiempo necesario para establecer una descripción de empleo que defina las responsabilidades específicas del nuevo empleado. Eso te ayudará a asegurar que elijas al candidato correcto. Además, conforme más detallada sea la descripción del trabajo, más fácil podrás fijar los puntos a medir en el performance del nuevo contratado.

¿Un empleado por outsourcing puede ser igual de efectivo?
En lugar de comprometerse a contratar a una persona a tiempo completo, con un salario fijo y los beneficios que marca la ley, muchas empresas apuestan por hacer outsourcing o freelance. Si un empleado tercerizado puede cumplir con estas tareas (especialmente en cuestiones como contaduría), entonces es una buena opción.

¿Tu red de contactos puede ayudarte a encontrar a tu empleado?
Contratar a alguien recomendado por una persona en la que confías puede quitarte gran parte de la incertidumbre e incrementar las oportunidades de que sea apto para el puesto. Así que revisa a tus contactos en redes sociales e identifica a aquellos que puedan recomendarte a un candidato que incluso pueda ser tu primera contratación.

¿Contratarás a alguien con tus mismas habilidades?
En este proceso debes ser muy cuidadoso para evitar contratar a candidatos que sobresalen en áreas demasiado similares a las tuyas. Tu nuevo empleado debe tener fortalezas que ayuden a compensar tus propias debilidades. Por ejemplo, si tus habilidades en análisis Web o en finanzas no son buenas, entonces busca empleados que las cubran.

¿Puedes hacer un compromiso a largo plazo con el empleado?
Contratar a un empleado de tiempo completo significa que debes estar preparado para ofrecerle ingresos estables y oportunidades de crecimiento. Finalmente, en este punto se trata más de ser un jefe que un emprendedor; eres responsable de mantenerlo motivado, pagado, seguro y capacitado. Así que antes de que te comprometas, debes estar seguro de que tienes metas de entrenamiento así como un plan para pagar nóminas.

¿Cómo beneficiará el empleado a tu empresa?
Tu primer empleado es una importante inversión, por lo que necesitas entender cómo esa persona ayudará a que tu negocio sea más rentable.

¿Pasarás tiempo con el empleado fuera del trabajo?
Debido a que las startups son conocidas por las largas jornadas laborales, es especialmente importante que te lleves bien con tu equipo tanto a nivel profesional como personal. Cuando entrevistes a los candidatos busca intereses compartidos e ideas similares para resolver problemas.

¿El candidato será un buen modelo para los empleados futuros?
Antes de comprometerte a contratar a alguien asegúrate que el empleado tenga las cualidades necesarias como para convertirse en un modelo a seguir para los trabajadores que contrates en un futuro. En realidad estableces la cultura de tu empresa con tus primeros empleados, por lo que es esencial que busques gente que comprenda cómo trabajar en equipo y vaya de acuerdo con tus valores.

¿Puedes contar con que la persona permanezca mucho tiempo?
El primer empleado conocerá en su totalidad la empresa, por lo que es importante que pueda crecer con el negocio. Por eso, asegúrate que entiendes los motivos de la persona para unirse a tu empresa y el tipo de experiencia que busca en ella. Debes tener en mente que conforme menor sea tu rotación de personal, menos dinero gastarás en reclutamiento y capacitación.