Marketing

Toma videos profesionales para YouTube

Aunque cuentes con un presupuesto limitado y poca experiencia en la grabación, puedes crear videos de calidad para tu negocio.
Toma videos profesionales para YouTube
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Para crear un video de YouTube para tu negocio puedes contratar a un profesional de producción o hacerlo tú mismo. Para la mayoría de los pequeños negocios, la auto producción es la opción perfecta debido a que cuentan con recursos limitados.

Con una buena planeación y un buen equipo, puedes conseguir resultados profesionales con poco presupuesto. Pero requiere más que simplemente pararse frente a la cámara y presionar el botón ‘Grabar’. Te compartimos algunos consejos para iniciar:

1. Planea tus videos con antelación
Para producir buenos videos con poco presupuesto, debes saber qué harás antes de hacerlo; no simplemente improvisar frente a la cámara.

Para muchos negocios, planear significa escribir un guión y permanecer fiel a él durante toda la grabación. Pero tu video debe incluir también diálogos e instrucciones de tomas, como los ángulos de cámara a usar. Si te vas por la opción del script, tendrás mayor consistencia al incorporar tomas múltiples y distintos ángulos. Sabes que la persona que aparecerá en el video no improvisará y dirá lo mismo que planeaste en todas las tomas.  

Escribir un guión también ayuda a asegurarte de que abordes todos los temas importantes y que se use el lenguaje correcto en tu video. Esto es esencial para mantener la imagen de tu producto o marca.

Otra forma de planear tu video es crear un storyboard, una guía visual que normalmente consiste en bocetos de cada toma del video. Un buen storyboard te dice qué necesitas tomar, dónde poner la cámara y en qué lugar situar a las personas y objetos en cada toma. Sólo sigue tu storyboard y tendrás todo lo que necesitas editar para el video final.

Cuando se trata de grabar un video para YouTube, conforme más corto sea, mejor. Aunque puedes publicar videos de hasta 15 minutos, esto no significa que debas. El visitante común de YouTube tiene un nivel de atención muy bajo, por lo que debes planear que tus videos no duren más de dos o tres minutos.

2. Adquiere el equipo correcto
Una pequeña inversión en equipo puede marcar la diferencia entre que tu video se vea amateur o profesional. No necesitas gastar miles de pesos para conseguir un equipo de video, pero sí requieres ciertos accesorios. Todo esto puede costarte menos de $10,000 pesos.

Primero debes comprar una cámara con un lente que tome videos 720p o 1080i de alta resolución, que están disponibles de marcas como Canon, Panasonic y Sony. Evita grabar con un smartphone o incluso con una cámara digital. Aunque tengan resolución HD, no están diseñados para video.

Lo siguiente que debes considerar es la iluminación. Grabar en una habitación con luz natural podría resultar en un mal contraste y colores deficientes. Una luz de video montada en la cámara y dos focos iluminadores son suficientes. Coloca estos focos frente y a los lados del sujeto, en forma “V”, y verás cómo mejora inmediatamente la calidad de la imagen.

También debes asegurarte que se escuche tu video claramente. El micrófono que incluye la cámara probablemente no sea suficiente, por lo que debes considerar comprar uno extra. Obtendrás mejor sonido y menos ruido externo.

Para editar tus videos es recomendable que adquieras algún programa de edición de videos como Adobe Premiere Elements.

3. Graba como un profesional
Para conseguir resultados profesionales, debes hacer tomas como profesional. Esto significa definir las tomas desde antes, como recomendamos anteriormente con un guión o storyboard. También debes instalar la iluminación y los micrófonos y hacer pruebas de luz y sonido antes de grabar para evitar sombras y fallas.

Debes elegir tus escenarios con cuidado. Evita que los fondos sean demasiado distractores. También es importante que consideres la vestimenta de la persona que aparecerá en el video y que te asegures vaya de acuerdo con el mensaje e imagen de tu negocio. Evita el uso de rayas o estampados coloridos, así como colores neón o muy chillones.

Después, trabaja con tu talento fuera de cámara para asegurarte que esté relajado y tenga la cantidad exacta de energía. Graba múltiples tomas hasta que quede bien, pero evita exagerar hasta exprimir la energía. Quieres que el mensaje se vea espontáneo y la vez que se dé toda la información necesaria.