Consultoría

Networking: contactos que salvan tu negocio

Cultivar una red sólida de relaciones podría hacer la diferencia entre un negocio exitoso y uno destinado al fracaso.
Networking: contactos que salvan tu negocio
Crédito: Depositphotos.com

Muchos emprendedores piensan que conforme más grande sea el tamaño de su red, mayores son sus oportunidades de éxito. Nada más alejado de la verdad.

Digamos que quieres construir un gran jardín. Imagina que vas al mercado y compras todas tus plantas favoritas. Regresas a casa cansado, pero satisfecho. El siguiente día, compras más plantas y el ciclo se repite constantemente. ¿Cuántas de tus adquisiciones seguirán vivas al final del año si no reciben el cuidado adecuado?

Al igual que las plantas, necesitas nutrir tus redes. Cuanto más grande es nuestro número de conexiones, menos tiempo tenemos para cultivar esas relaciones. Por ello, debes determinar cuál es el número óptimo de conexiones que puedes manejar con comodidad.

Todos tenemos una capacidad limitada para las relaciones. Aunque los números pueden variar, un estudio publicado por la University College de Londres afirma que nuestra capacidad cognitiva no puede manejar más de 150 a 200 relaciones. Para mantener más conexiones, necesitarías contratar ayuda o construir una organización equipada con las personas correctas. Siguiendo con la metáfora de la jardinería, necesitarías trasladar el jardín de tu patio a una granja comercial equipada con las herramientas correctas.

En resumen: No obtengas más conexiones que las que puedes cultivar. Una investigación de la Universidad de Edimburgo muestra que este “amiguerío” superficial con todos aquellos con los que fuimos a la escuela y con los que nos topamos en la calle puede convertirse en una situación incontrolable y estresante.

Toma nota de estos consejos para crecer tu red profesional de forma eficiente:

Siembra tus semillas estratégicamente
No significa que sólo pases tiempo con amigos muy cercanos. Las relaciones que mejor funcionan en el contexto emprendedor son aquellas cercanas, pero no demasiado cercanas, según un reporte publicado en el Journal of Business Venturing.

Al igual que necesitas diseñar bien tu jardín con una variedad y un número adecuados de plantas, necesitas hacer networking con diversos grupos de amigos. Las redes diversas no sólo proveen acceso a las personas y recursos, sino también a nuevas oportunidades y mercados.

Motiva la polinización cruzada
Tu red está compuesta de varias redes de trabajo, escuela, deportes y vecinos. Probablemente estés en el centro de unas redes y en los límites de otras. Estás en el centro si eres la persona mediante la cual interactúan los demás.

Aunque esto tiene sus ventajas, la capacidad de reunir a varias personas de diferentes redes es una habilidad aún más importante en los emprendedores. Conforme más puedas actuar como puente entre tus conexiones de varias redes, mayores oportunidades tienes de obtener su ayuda. También así podrás reconocer problemas u oportunidades en tu red y juntar a personas que ayuden a resolverlos.

Piensa en variedad, no en cantidad
A todos nos gusta hacer networking con las personas que tienen algo único que ofrecer, ya sea conocimientos, habilidades o entretenimiento. El primer paso para construir tu red es identificar tus habilidades únicas y buscar personas diferentes, pero complementarias. No quieres que tus contactos sean tan similares que toda la información y recursos que recibas sean redundantes o tan distintos que no tengas nada en común.

También es importante prestar atención a las necesidades de otras personas y saber cómo manejar la impresión que dejas en otros. Enfócate en administrar relaciones claves y deja que el boca en boca de esas conexiones te dejen bien parado en otras redes. Si intentas cultivar demasiadas conexiones directamente, te sentirás presionado de manejar incluso unas cuantas.