Startups

Por qué grandes empresas envidian a tu startup

Conoce tres iniciativas de grandes compañías que muestran su vulnerabilidad y representan una oportunidad para los nuevos negocios.
Por qué grandes empresas envidian a tu startup
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Como emprendedor, probablemente pienses que tendrás éxito únicamente si eres grande. Entonces tendrás suficientes clientes y dinero para hacer mucho más que pagar la renta. Pero lo que no sabes es que muchos ejecutivos de grandes compañías se preguntan cómo pueden parecerse más a ti.

Y es que las empresas grandes crecen mucho más lento que las startups exitosas, aunque tienen mayor capital, más empleados y mejor tecnología que sus rivales más jóvenes. Por lo mismo, algunas compañías han superado las disfuncionalidades que surgen de sus recursos adoptando los factores que hacen que una startup crezca rápidamente.

Tomemos como ejemplo a IBM, una compañía que está retomando su actitud de startup. Las ganancias de IBM (en 2012 fueron US$105,000 millones) se encogen en un tres por ciento, mientras que la demanda por sus productos y servicios se incrementan en un 4.1 por ciento en 2013.

¿Y qué lecciones pueden aprender grandes compañías como IBM -que intentan aumentar sus ganancias- de tu startup? ¿Y cómo esas mismas lecciones pueden enseñarte sobre los aspectos más valiosos de tu negocio?

Estas iniciativas de grandes empresas sugieren oportunidades de negocios para las startups, si tienen la mentalidad correcta. Toma nota:

1. Explota y explora
Esta estrategia es usada por las organizaciones ambidiestras (un término acuñado por Michael Tushman de Harvard Business School) en la que tanto el núcleo del negocio “explotado” y su nuevo negocio “de exploración” ambos reportan al CEO. Sus bonuses dependen del éxito del otro. Por ejemplo, el directivo del negocio “explotado” sólo es recompensado si el negocio de “exploración” tiene éxito.

Un ejemplo es la división de Ciba-Geiby’s de protección de cosechas (una parte de Novartis desde 1966 cuando se fusionó con Sandoz). Los directivos de Ciba-Geiby en Suiza pudieron explotar su negocio de protección química de plantas cortando costos mientras, simultáneamente, exploraban en su laboratorio de Carolina del Norte. Claramente, ambos ayudaron a cumplir la aspiración de Ciba-Geizy de mantener las plantas saludables, ya sea con químicos o biotecnología.

Lo que es interesante es pensar cómo la estrategia “explota y explora” habla de la vulnerabilidad de las grandes empresas. En éstas se tiende a poner a personas poco capacitadas a cargo de nuevas iniciativas y a darles pocos recursos para llevarlas a cabo. Así que establecen estas divisiones de exploración para defender sus principales fuentes de ganancias.

Como emprendedor, esto debe enviarte una señal de que necesitas ofrecerles a los clientes de las grandes marcas los mismos o mejores productos a precios más bajos.

2. Apagar incendios con design thinking
Procter & Gamble envía a los ejecutivos de una nueva línea de producto a un consultor de design thinking de P&G. El design thinking empieza por observar a los clientes haciendo actividades y termina con un nuevo producto que satisface sus necesidades, basándose en actitudes reiterativas.

Las unidades de negocios núcleo que no están alcanzando sus metas de ventas también son enviados a aprender design thinking, debido a que están tan urgidos de nuevas ideas que puedan apagar los fuegos que amenazan sus carreras.

Un ejemplo es la marca Olay de P&G cuyo equipo creía que el producto necesitaba un nuevo empaque porque los consumidores tenían tantas opciones de productos para el cuidado de la piel que batallaban por decidir cuál satisfacía sus necesidades. Al usar la metodología de design thinking, el grupo de Olay cambió la solución e introdujeron “Olay for you”, un sitio Web que ayuda a los clientes a elegir el mejor producto antes de llegar al mostrador de la tienda de retail.

Competir con P&G es difícil porque es una gran compañía que -estando bien dirigida- se enfoca en entregar un valor superior a los clientes. Y éste es un elemento propio de las empresas pequeñas por el cual P&G ha trabajado para conservar, y que podría explicar por qué ha sobrevivido tanto tiempo.   

Pero puede haber una división de P&G a la que le esté costando demasiado aplicar el design thinking. Y eso representa una oportunidad para las startups.

3. Cultura de experimentación frugal
Scott Cook, ejecutivo de Intuit, el proveedor del software de finanzas personales, creó mecanismos y una metodología para hacer de la innovación parte del trabajo diario de las personas. Por ejemplo, Intuit creó un “portal de colaboración de ideas” que permite que los empleados generen nuevas ideas, las publiquen y reciban retroalimentación de los demás, revisen las ideas y se hagan realidad. Todo con la intervención de los administrativos.

Con esta iniciativa, Intuit desarrolló una tarjeta de débito para las personas sin cuentas bancarias. Una empleada de Intuit (alguien no enfocado en el desarrollo de productos) notó que las personas que necesitaban más cheques eran las que no tenían cuentas bancarias. A ella se le ocurrió la idea de darles a las personas tarjetas de débito; la sorpresa fue que muchos de sus clientes que querían la tarjeta sí tenían cuenta en un banco.

La cultura de experimentación frugal es una idea poderosa que está hecha para superar la tendencia de las grandes empresas de minar la creatividad de sus mejores empleados. Esto significa que tu startup debe buscar gente talentosa en lugares donde no reconocen su potencial.