Marketing

Cómo tuitear con propósito

Si quieres convertir seguidores en clientes debes tener una estrategia clara. No se trata de coleccionar followers sino de generar relaciones.
Cómo tuitear con propósito
Crédito: Depositphotos.com

¿Quieres tuitear y llegar al corazón y a la mente de los consumidores? Considera llevarlos a cenar primero. Cerca del 22 por ciento de los usuarios de la red social de microblogging han comprado un producto o servicio después de ver un tuit, retuitearlo o convertirlo en favorito, de acuerdo con un reciente estudio de Vision Critical, una firma internacional de investigación de marketing. Así que naturalmente estás pensando “más seguidores, más ventas”. Pero esto no es del todo cierto.

Simplemente coleccionar seguidores no garantiza ganancias financieras. Para usar esta red social para atraer tráfico a tu sitio y generar ventas, debes construir primero una relación con los followers. “En Twitter, las relaciones, conversaciones y engagement que haces son lo que determina tu éxito”, dice Jure Klepic, una consultora de marketing especializada en social media.

Aunque el conocimiento de las redes sociales les da a los emprendedores jóvenes una ventaja, existe un cierto arte para usar Twitter en los negocios. Te compartimos seis puntos sobre cómo construir la imagen de tu empresa en Twitter de manera que convierta a seguidores en consumidores:

1. Promueve tus productos o servicios… pero con sutileza
No uses Twitter como un pizarrón de anuncios online. Eric Spellman, presidente de la firma de diseño web Spellman and Associates dice que los emprendedores muchas veces creen erróneamente que pueden vender a través de lo social. “Si todo lo que vas a hacer es usar Twitter como un megáfono para anunciar tus productos, fracasarás”, dice.

Una regla general a seguir es la proporción 80-20 –eso significa que el 80 por ciento de tus tuits deben ser conversacionales y el 20 por ciento promocionales. Para aumentar la discusión, complementa los tuits sobre noticias de la industria con un consejo a los consumidores. En lugar de enviar directamente seguidores a comprar tu producto, considera agregar una liga para registrarse en tu lista de mailings.

2. Inyecta personalidad
Humanizar el Twitter de tu startup es clave para distinguir tu negocio de la competencia. Adam Gilbert, fundador del programa de ejercicios MyBodyTutor.com, tuitea regularmente sobre videos de YouTube e historias relacionadas a la salud.

También responde a los tuits de los seguidores con mensajes personalizados. “La gente hace negocios con quien eres como persona cuando eres emprendedor”, dice Gilbert, que usa una foto de sí mismo como imagen de perfil. “Mi meta es mostrar que hay una persona detrás de los tuits”.

3. Conéctate con los líderes de la industria
Aprovecha la oportunidad única que ofrecen las redes sociales para conectarte con influenciadores en tu campo. Podría tomarte tiempo recibir una respuesta, pero puedes conseguirlo si te acercas a ellos personalmente, elogiando su trabajo.

Cuando la persona responda o retuitee tus comentarios, agradécele. Si envías un mensaje privado de agradecimiento podrás establecer una conexión uno a uno con esa persona, lo que podría abrir la puerta a conversaciones futuras.

4. Piensa bien antes de delegar la tarea
Los dueños de startups que delegan la responsabilidad de manejar el perfil de la empresa a un empleado deben estar seguros de que la persona está entrenada para llevar la cuenta. “Twitter es un foro público”, dice Angeline Close, profesora en la  Universidad de Texas. “La persona a cargo debe ser alguien familiarizado con la marca y que conozca a la perfección la cultura de la empresa”.
 
5. Entrega a los usuarios servicio al cliente
Michael Neuendorff, dueño de Speak Well and Sell, una firma de consultoría en marketing digital, llama a Twitter “el nuevo número 01-800”, citando la tendencia entre los compradores de usar las redes sociales para expresar sus preocupaciones o hacer preguntas acerca de un producto o servicio.  Por ello, tu trabajo es estar ahí cuando surja algún problema o duda.

6. Tuitea en el momento indicado
Aunque muchos especialistas en redes sociales aseguran que no hay un número mágico sobre cuántas veces se debe tuitear en un día, puede ser muy ventajoso hacerlo a una hora determinada, dependiendo la industria. Por ejemplo, una startup que vende productos financieros tendrá mejores resultados si tuitea de 9 a.m. a 3 p.m., mientras que un restaurante debe hacerlo a la hora de la comida o cena.

Si no quieres operar la cuenta manualmente, puedes programar tuits usando herramientas como Hootsuite.