Marketing

12 hábitos del marketer exitoso

12 expertos comparten sus mejores consejos para ser un buen marketer y atender las necesidades (y deseos) de los clientes.
12 hábitos del marketer exitoso
Crédito: Depositphotos.com

Un grupo de especialistas digitales comparte sus mejores consejos para convertirte en un buen marketer de tu negocio:

1. Tengo un genuino interés por las personas y por lo que las motiva a comprar y evangelizar una marca. Para mí, el marketing no se trata de vender, sino de cultivar una audiencia de amigos apasionados que quieren hacer negocios contigo y para ti. Es una opción utópica, pero no imposible.
Jason Falls

2. Considero que la curiosidad es mi súper poder. Debo saber cómo funcionan las cosas y por qué. Es una característica que a veces enloquece a mi esposa pero que también me motiva a experimentar, intentar cosas nuevas, leer sobre temas no relacionados al marketing y pensar más allá de lo obvio. Creo que todo esto me hace un mejor marketer o al menos me permite valorar mejor a mi comunidad.
John Jantsch

3. Soy un observador constante. Continuamente observo la actividad de las marcas en el mercado, no sólo para llenar mi blog sino para energizar mi creatividad. Después de todo, el marketing es un deporte de espectadores.
Jim Joseph

4. Soy persistente. Y esta cualidad es muy útil en cualquier aspectp de la vida. Fracasarás muchas veces; no entenderás muchas cosas al primero intento. Pero eso no importa porque sabes que si persistes, estarás donde quieres estar.
Eric Siu

5. Me recuerdo a mí mismo: Nadie muere en marketing. Los marketers no somos médicos; no tenemos trabajos donde las vidas de las personas están en  nuestras manos. Estamos ayudando a resolver problemas, reducir costos o ganar dinero. Mi consejo: diviértete, sonríe y baila. No te tomes demasiado seriamente. Sé humano. La energía positiva es contagiosa, ¡espárcela!
DJ Waldow

6. Tengo la creencia de que no cualquier cliente potencial es adecuado. Esto me evita gastar tiempo tratando de convencer a alguien de hacer negocios conmigo. Busco por conexiones obvias y naturales. Esto me ayuda a crear relaciones duraderas con los clientes.
Karen Leland

7. Tengo el deseo de hacer a la gente sonreír. Este mismo deseo hizo que me llamaran el “payaso del salón” en la escuela, lo que me generó muchos problemas. Pero como adulto, esto ayuda. Así puedo identificar lo que necesitan las personas y cómo conseguirlo. No temo tomar el riesgo. Una vez que consigas la confianza de un cliente y lo hagas sonreír, hacer negocios con él es la parte fácil.
Peter Shankman

8. Nunca dejo de aprender. He conseguido algunas cosas en mi vida: He dirigido una agencia exitosa durante 12 años, trabajé con algunas de las mejores marcas, etcétera. Podrías creer que soy alguien que sabe lo que hace. Pero no es así. Todos los días entro a mi oficina preguntándome cómo puedo hacerlo mejor. Aprovecho cada oportunidad para aprender la respuesta a esa pregunta. Soy como una esponja cuando conozco a alguien, intentando absorber todo su conocimiento. Leo mucho, asisto a conferencias, observo a la gente y experimento. Vivimos en un mundo tan cambiante que la única forma de mejorar constantemente como marketer es buscar lecciones para aprender todos los días.
Adam Kleinberg

9. Echo un vistazo a lo que las marcas fuera de mi industria están haciendo. Es grandioso monitorear lo que hacen tus competidores, pero las verdaderas ideas surgen cuando vemos más allá de nuestra industria. Es ahí cuando encontramos inspiración y las ideas crecen.
Rick Mulready

10. Me tomo el tiempo de conocer a los fundadores de startups. Aunque esté muy ocupado realizo un par de cafés o chats a la semana con nuevos fundadores ya sea en persona o vía email. Ellos tienden a enfrentar nuevos problemas en el mercado, lo que me permite mantenerme creativo y además su pasión es contagiosa. Cuando estoy por hacer una nueva campaña de marketing trato de tener en mente a personas inteligentes que batallan por crear cosas grandiosas, lo cual me impulsa.
Joanna Lord

11. Actúo sin dudarlo. Confío en mi instinto de hacer lo correcto cuando me enfrento a una decisión de negocios y no procrastino. Sin acción, los resultados no pueden manifestarse, y he descubierto que muchas personas saben qué necesitan hacer, pero no se toman la molestia de actuar en base a ello. Si puedes superar tus dudas y excusas serás mucho más productivo.
Jayson DeMers

12. Constantemente experimento con nuevas ideas, plataformas, tecnologías, empresas y personas para ver qué funciona o podría funcionar en el futuro. Aplicar esta práctica a todo lo que hago me ayuda a salir de mi zona de confort, y a ser más ágil y flexible con las necesidades de los clientes.
Brian Honigman