Tecnología

Un vistazo al Galaxy Gear

El smartwatch de Samsung, el primer dispositivo de este tipo en el mercado, tiene funcionalidades atractivas especialmente para los deportistas.
Un vistazo al Galaxy Gear
Crédito: Depositphotos.com

El gigante tecnológico Samsung lanzó el Galaxy Gear smartwatch. Es el primero en salir al mercado entre numerosos productos de smartwatch que están siendo desarrollados por empresas como Apple, Microsoft y Google.

Aunque es el primero, tiene varias funcionalidades interesantes, pero también un atractivo limitado especialmente a los consumidores que desean monitorear su salud y estado físico.

Primero veamos las especificaciones y funcionalidades. El Galaxy Gear se conectará con dispositivos Galaxy selectos, toma fotografías, carga aplicaciones y cuenta tus pasos. Todo eso más decirte la hora, claramente. El Gear tiene un display de 1.63 pulgadas. Es de acero inoxidable y viene en seis colores distintos, pero tiene un diseño algo tieso, por lo que probablemente no será el favorito de los fashionistas.

Mientras que el Gear empoderado con Android puede hacer muchas cosas por sí solo, realmente está hecho para complementar un smartphone. Pero, por ahora, sólo se empareja con un smartphone: el nuevo Galaxy Note 3, el cual recientemente también reveló Samsung. Los modelos originales de Galaxy Note, a pesar de ser un tanto extraños (usan una ‘pluma’ y son lo bastante grandes como para tener la etiqueta de “phablet”) se vendieron bien. Así que habrá al menos un mercado potencial inicial para el Gear. Es posible que los dos dispositivos se vendan juntos.

El Galaxy Gear estará disponible en algunos países a partir del 25 de septiembre, y en todo el mundo a partir de octubre, anunció Samsung. ¿Pero y la gente comprará el Gear? Eso depende de cuánto cueste, qué tan fácil sea de usar y qué bien funcione en el mundo real. Por el momento, esos puntos son desconocidos.

Algunas de las funcionalidades de Gear suenan interesantes, aunque algo problemáticas. Por ejemplo, puedes apuntar tu muñeca, hacer un movimiento rápido y tocar para tomar una foto con el Gear, volver a tocar para etiquetar la foto para que recuerdes qué estabas retratando y por qué. Eso le aventaja al proceso de múltiples pasos que requiere un smartphone para lograr un resultado similar.

También puedes levantar tu muñeca al lado de tu oído para iniciar o responder a una llamada telefónica, y después mover tus manos mientras hablas. Esto es útil si no te importa estar en altavoz; y mientras que el micrófono y las bocinas del Gear funcionen lo suficientemente bien como para que no tengas que estar repitiendo... o no se confunda porque estás espantando mosquitos, moviendo la capucha de tu sudadera o poniendo la mano sobre tu cabeza para echarte una siesta.

También puedes dictarle mensajes a tu Gear, diciendo el nombre del receptor y pidiéndole que lo envíe. Esto suena increíble, pero la función de voz a texto en la mayoría de los teléfonos Samsung necesita edición. Samsung no demostró cómo corregir textos en el Gear, pero los usuarios probablemente se acostumbrarán rápidamente a sacar su teléfono cuando el primer boceto del mensaje de texto salga mal.

Por ahora, el mejor uso para el Gear probablemente sea en el ámbito del ejercicio. Viene con varias apps relacionadas a la salud (así como otras, por ejemplo Evernote). Incluye un podómetro, así como un acelerómetro y un GPS. Pero si estás pensando nadar, sudar o estar bajo la lluvia mientras usas el Gear podrías esperar a las reseñas acerca de qué tan resistente al agua realmente es.

Samsung dice que la batería dura más de 25 horas, pero la empresa no mencionó si esto representa en un uso duro o simplemente estando en tu muñeca. Samsung tampoco dijo cómo se cargará. Y quizás la mayor desventaja es que la cámara del Gear es de sólo 1.9 megapíxeles.