Startups

10 preguntas antes de renunciar

Previo a dejar tu empleo y seguridad financiera para convertirte en emprendedor analiza si tienes el deseo y las cualidades.
10 preguntas antes de renunciar
Crédito: Depositphotos.com

El sueño de convertirse en su propio jefe es lo que impulsa a muchas personas a iniciar un negocio. Pero dejar tu trabajo para cumplir esa visión es una decisión que no debe tomarse a la ligera.

Éstas son 10 preguntas que debes hacerte antes de renunciar a la seguridad para dar el salto como emprendedor:

1. ¿Esto me hará más feliz?
Antes de dejar tu empleo para seguir un camino incierto, asegúrate que sea lo que realmente quieres y no lo que piensas que quieres sólo para escapar de tu trabajo actual. “Personalmente creo que debes disfrutar tu carrera”, dice Chris Hurn, autor de The Entrepreneur's Secret to Creating Wealth: How The Smartest Business Owners Build Their Fortune. “Muchas personas sufren en silencio en sus empleos, pero antes de lanzarte a convertirte en tu propio jefe debes creer que eso te hará más feliz. Si no puedes decir que crees que así será, entonces no lo hagas”.

2. ¿Es el momento correcto?
Si tu esposa está embarazada o estás a cargo de un pariente mayor, quizá no sea el mejor momento para dejar la seguridad de tu empleo y seguir tu sueño. Es importante que te atrevas y tomes riesgos, pero no puedes ignorar las hipotecas, deudas y responsabilidades. Debes ser honesto sobre tu situación; sé realista con tus compromisos, y después toma una decisión informada.

3. ¿Cómo cubriré mis gastos?
¿Cuál es uno de los principales obstáculos de iniciar un negocio? No tener dinero, dice Deborah Shane, autora de Career Transition – Make the Shift: Your Five Steps to Successful Career Reinvention. Debes tener una financiación o ahorros para cubrirte a ti y al negocio por un cierto periodo de tiempo. La duración del mismo se determina por la naturaleza del negocio y por qué tan rápido podrás pagarte un salario (Shane sugiere al menos un periodo de 12 meses). “Asegúrate que tienes dinero para pagar los gastos de tu negocio y los tuyos”, dice.

4. ¿Tengo el apoyo de mi familia y amigos?
Los talentos y debilidades que más nos cuesta reconocer son los nuestros. Así que antes de aventurarte y renunciar a una posición segura, pregúntales a las personas que mejor te conocen qué tan apto piensan que eres para apostar por la oportunidad. Hablar con tu familia y amigos te ayudará a darte cuenta si sigues algo que realmente quieres o si sólo quieres escapar de tu situación actual. No sólo discutas con los soñadores, ya que ellos te dirán que lo hagas; habla con aquellos que serán honestos, realistas y que te empujarán por el camino correcto.

5. ¿Qué tan dispuesto estoy a cambiar mi estilo de vida?
Muchas personas tienen una rutina bien definida. Se levantan, van a trabajar por una serie de horas, realizan ciertas tareas e interactúan con algunos colegas. Pero iniciar un negocio puede ser todo menos rutinario y estructurado, lo que podría significar trabajar en las noches y solo. “Hay mucha auto motivación incluida. Tienes que ser innovador, creativo y proactivo”, dice Shane. “La naturaleza solitaria de ello no es para todo el mundo”.

6. ¿Tengo la disciplina para ser mi propio jefe?
Muchas personas piensan que si pueden ser sus propios jefes la vida les será más fácil. A veces eso es cierto, pero no siempre. No todos están hechos para ser dueños de un negocio. Aunque los emprendedores vienen en todos los tamaños y formas, normalmente comparten ciertas cualidades como liderazgo y el deseo de estar a la cabeza.

7. ¿Puedo probar las aguas sin renunciar a mi trabajo?
Es recomendable que hagas “pruebas beta” a tu sueño antes de renunciar a tu situación estable para dedicarte por completo a ello. Podrías descubrir que no te encanta tanto la nueva carrera como creías. Practica tu sueño.

8. ¿Hay habilidades que necesito pulir?
Antes de lanzarte a la aventura emprendedora, asegúrate que tienes las habilidades y cualidades necesarias para que el negocio funcione. Es importante que estés actualizado en la tecnología más nueva de tu campo y que puedas usar los medios digitales a tu favor. “Asegúrate que conoces las tendencias y mejores prácticas del área en la que te insertarás”, dice Shane. “Todo cambia rápidamente, por lo que mantenerte relevante es crucial en los negocios”.

9. ¿Estoy seguro de que mi idea de negocio es viable?
Es importante asegurarte que lo que planeas hacer satisface una necesidad o deseo del mercado. “He trabajado con muchas personas creativas que han iniciado un negocio basándose en los estilos de vida de las personas”, dice Shane. “Han encontrado nichos para mamás profesionistas, familias e individuos”. Asegúrate que tu idea sea relevantes antes de dar el salto.

10. ¿Tengo un plan de negocios?
No necesita tener el largo de una novela, pero cualquiera que emprende debería tener un plan que incluya su estrategia de marketing y ventas. Suponer cosas no es una opción en el competido mercado actual. “No necesita ser complicado. Velo como un mapa”, dice Shane.