Consultoría

3 tips para mantenerte creativo

Aunque estés muy ocupado, es importante que tonifiques tus músculos creativos para generar ideas y soluciones a problemas.
3 tips para mantenerte creativo
Crédito: Depositphotos.com

Como dueño de un pequeño negocio, puede ser extremadamente difícil encontrar tiempo para realizar la clase de actividades que ayudan a tonificar los músculos cerebrales relacionados con la innovación. Actividades como tomar clases y cursos; asistir a reuniones de networking semanales o ir a tardes de tertulias con amigos y personas interesantes, podrían parecerte imposibles. Y es que estas actividades requieren demasiadas horas. Sin embargo, no necesitas disponer de mucho tiempo libre para mantener a los músculos creativos trabajando.

Es posible potenciar tu poder cerebral en cualquier momento, al incorporar a tu rutina diaria actividades que incrementan la creatividad. Te comparto tres que recomiendo a los emprendedores muy ocupados:

1. Dales a tus ideas un hogar
Existen herramientas sencillas que facilitan el identificar y recolectar ideas frescas e inspiradoras cuando estás trabajando, leyendo un periódico o una revista o navegando en internet. Desde la tradicional libreta a apps y software como Evernote (disponibles en iPhone, Mac, PC, teléfonos móviles y Firefox), el hecho de simplemente anotar tus ideas sin importar en dónde estés te servirá para darles un lugar donde vivir.

Software como Evernote sincroniza estas notas con todos tus demás dispositivos. De manera similar, Backpack es una aplicación de “listas de pendientes” que tiene gran flexibilidad, la cual facilita capturar información y pensamientos. Una pestaña de tablero te permite ver los artículos que has recolectado en el escritorio.

Una vez que te hagas el hábito de anotar tus ideas y pensamientos en un solo lugar, ahora proponte darte de 30 minutos a una hora a la semana para revisar lo que has coleccionado. Podrías sorprenderte de las ideas que has generado y, ya con la cabeza fría, desechar las que no funcionan.

2. Trasládate a pie
Todos necesitamos ir a lugares distintos a lo largo del día. ¿Por qué no hacerlo a pie cuando es posible? Diversos estudios demuestran que una caminata de 20 minutos puede clarificar tu mente y abrir espacio para ideas frescas. Muchas de nuestras ideas más productivas surgen cuando no las fuerzas en la oficina, sino cuando te encuentras lejos de tu escritorio.

Un estudio clínico conducido por la Universidad de Illinois, señaló que aquellos individuos que caminan regularmente demostraban un incremento neto en la eficiencia de conexiones en las estructuras cerebrales. Otra recomendación es tomarte verdaderos descansos para comer, ya que esto ayuda a recargar no sólo tu nutrición, sino también tu energía mientras cambias de escenarios, lo cual es positivo para la creatividad.

3. Interactúa con personas y lugares inspiradores
La ‘happy hour’ de restaurantes y bares podría parecerte una parte trivial de la cultura oficinista, pero es una excelente forma de interactuar con otras personas en un ambiente casual y sin estrés. Si trabajas solo, podrías considerar establecer tu propia “hora feliz” y visitar un café o bar por la tarde durante 45 minutos o una hora con el único propósito de relacionarte con otras personas. Un estudio de Harvard sugiere que compartir información sobre nosotros enciende los centros de placer del cerebro. Y mayor actividad cerebral significa más creatividad.

Otra opción es asistir a espacios que te parezcan inspiradores. Quizás a un parque, un museo o una plaza. Hazlo de manera regular, especialmente cuando te sientas estancado, tengas un bloqueo creativo o estés estresado. Lo mismo haz con las personas: contacta a amigos o colegas con quienes te sientas cómodo, te diviertas y puedas generar nuevas ideas.