Consultoría

5 formas creativas de hacer networking

Para tener éxito en los negocios, debes crear una red de contactos sólida. Si se te dificultan las técnicas tradicionales, prueba éstas.
5 formas creativas de hacer networking
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Tener una buena red de contactos es vital para el éxito de un emprendedor. Gracias a las redes sociales, el proceso de conocer a clientes potenciales y contactos de negocio ha evolucionado dramáticamente. Sin embargo, muchas personas creen (erróneamente) que el networking es una ley de números –cuantos más contactos mejor y si vas a muchos lugares incrementarán tus posibilidades de construir tu negocio y tu reputación.

Pero, esta vez, la ‘regla’ de los números y de que necesitas asistir a numerosos eventos no es la única opción. Existen maneras menos tradicionales -y más efectivas- para destacar de entre la masa y crear una red de contactos sólida. Aquí te compartimos cinco estrategias creativas para hacer networking:

1. Crea tu red desde cero
¿Quieres parecer el tipo de personas que conoce a todo el mundo y comprende su industria? Entonces, centra tu red alrededor tuyo. Inicia un nuevo grupo en Facebook o en LinkedIn e invita a personas que tengan relación con el tema. Organiza sesiones y pláticas, sé el anfitrión de pequeños eventos y haz que personas con intereses similares se conozcan entre sí. Las oportunidades son interminables.

Estas técnicas pueden ser especialmente efectivas para los emprendedores que encuentran el networking tradicional demasiado retador o difícil. Cuando tú eres el anfitrión de tu propio evento de networking, estás construyendo una forma de ponerte en el mapa. No se trata de vender, sino de iniciar y facilitar un evento o reunión que añada valor a todas las personas involucradas.

2. Sé voluntario
Hazte parte de un grupo siendo voluntario y ofreciendo tu ayuda cuando sea posible. Muchas de las obras de caridad locales suelen ser pequeñas y dependen completamente del involucramiento de la comunidad. Únete a una causa que te apasione, por medio de una institución que la soporte.

Ésta es una gran oportunidad para conocer a otros profesionistas que comparten el interés por la misma causa. Tu meta debe ser ver el networking con intención de servir, no de vender. Sólo con esta perspectiva crearás contactos de calidad.

3. Habla con extraños
Es una reacción natural gravitar únicamente alrededor de la gente que nos agrada, que conocemos y en quien confiamos. Pero intenta presentarte y sentarte con desconocidos en el próximo evento al que asistas.

Si descubres que alguien es nuevo en la ciudad, pregúntale cómo puedes ayudarle. Si la persona necesita una referencia de un médico, ingeniero o mecánico, da tu consejo y ofrécele el contacto, si lo tienes. Conviértete en una buena fuente para los demás. Así podrás ser la primera persona a quien llamen cuando se presente una oportunidad.

4. Busca posibles colaboraciones
El mejor networking es el que se realiza entre emprendedores de campos diferentes pero relacionados. Si tu red de negocios está conformada únicamente por personas que son exactamente iguales a ti, te estarás perdiendo de grandes oportunidades de negocios. Como emprendedor, tendrás incontables chances de colaborar creativamente con personas de otras industrias.

Piensa en tus clientes. ¿Existe algún producto o servicio que pudieras ofrecer al hacer una alianza con otra persona que tiene varios contactos? Las colaboraciones son una excelente estrategia para demostrar tu expertise, conocer a nuevos contactos (y clientes) y diversificar fuentes de ingresos.

5. Contacta antes de un evento
Los ames o los odies, los eventos continúan siendo la forma más común de hacer networking. Si asistirás a una conferencia o reunión, revisa en Twitter quiénes están mencionándola y diciendo que asistirán. Invítalos para reunirse en un café o a comer. Así podrás generar varias conexiones antes incluso de ir al evento.

Finalmente, no olvides lo más importante en el networking: el seguimiento. Conforme más puntos de contacto tengas con alguien, más probable será que te recuerde. Y no lo olvides: no hay nada que deje una impresión positiva más duradera que una carta de agradecimiento escrita a mano.