Marketing

Recupera tu inversión en las redes sociales

Aprende cómo rastrear a tus visitantes y descubre si tus esfuerzos en los medios sociales están dando sus frutos.
Recupera tu inversión en las redes sociales
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El éxito de las redes sociales significa diferentes cosas para distintos negocios. Tus metas iniciales para usar cada plataforma determinarán qué resultados importan más para tu empresa.

La conversión es una métrica importante para rastrear. Es definida como el número de visitantes, usualmente ilustrado como un porcentaje, que toma o completa una acción deseada. Las conversiones pueden tener significados diferentes para otros tipos de negocios.

Por ejemplo, la venta al detalle o los negocios e-commerce las definirán al hacer una compra. Para un sitio web que genera oportunidades, este cambio significa que un cliente ha “optado” y permitirá al negocio contactarlo otra vez. Es exitoso para ellos, pues es definido como alguien que ha registrado su interés y ha llenado una hoja de contacto.

Son típicamente determinadas por la acción o acciones que el negocio espera que los visitantes hagan. Muchos dueños de negocios y directores de marketing social pasan mucho tiempo intentando encontrar maneras para mejorar la conversión y sus tasas. Una tasa de conversión es el porcentaje de las mismas fuera del número total de visitantes. Al usar un software de rastreo, puedes determinar el número de visitas y subsecuentemente el número de cambios. Calcular la proporción es simple: divide la cantidad de conversiones entre el número total de visitas y multiplica el resultado por 100 para tu tasa de conversión.

Por ejemplo si tuviste 200 visitas y seis conversiones, dividirías 6 entre 200 y obtendrás 0.03. Multiplicando eso por 100, obtendrás una tasa de conversión de 3, eso significa que puedes esperar tener tres conversiones por cada 100 clientes.

Estas tasas van a variar dependiendo de diversos factores como el tipo de producto, el precio, el alcance de marketing, la localización geográfica, etc. Debes medirlas basado en tus metas y tu industria. Si buscas vender 10,000 pianos, tendrás probablemente una tasa de conversión más baja que si vendieras a diez dólares el artículo. También necesitas tomar en cuenta el costo de cada cambio. Aunque  las redes sociales son más económicas que comprar anuncios, estás pagando por un equipo que las maneje.

¿Te está costando cinco dólares la conversión o 50 dólares? ¿Cuántas llevarán a ventas, y esas ventas harán una tasa de conversión merecedora de tus esfuerzos? Solo tú puedes revisarlas en conjunto con tu presupuesto.

La otra métrica importante para rastrear es el retorno sobre tu inversión (RSI o ROI, por sus siglas en inglés). La meta del RSI es determinar cuánto de tu inversión –hablando de dinero y tiempo gastados, mano de obra, etc—está dando frutos. El RSI es usado en la mayoría de los negocios para determinar si las inversiones son redituables. Es una fórmula simple: primero resta el costo de inversión de la cantidad ganada de la misma, después divide esa suma por el costo de inversión.

Si tu ganancia es de 50,000 y los costos son de 10,000, toma la diferencia de 40,000 y divídelo entre el costo o 10,000. Tu RSI es entonces de cuatro, lo que significa que estás haciendo cuatro dólares por cada dólar que inviertes.

La clave para determinar más acertadamente tu RSI es tomar todos tus gastos para el marketing de las redes sociales en cuenta, para que puedas ver cuánto realmente estás gastando para tener visitantes, fans, seguidores o conversiones. Tus gastos incluyen cuánto estás pagando a tu equipo de redes sociales, cuánto pagas por computadoras y software, cuánto por regalos, etc.

Hay también lo que llamamos el RSI oculto, los intangibles que son más difíciles de calcular, por ejemplo, ¿Cuánto vale tener un cliente que odiaba tu empresa y convertirlo en un consumidor fijo? ¿Cuánto cuestan los regalos para ti? ¿Qué tanto valió la pena que tus videos de You Tube fueran virales? Hay muchas intangibles que son difíciles de medir sin herramientas más sofisticadas y muchas horas de búsqueda, así que intenta poner un número estimado en ellos.

Date cuenta que el RSI puede ser medido a lo largo del tiempo. Por ejemplo, los esfuerzos de las redes sociales que solían construir una marca personal para las estrellas de la NBA puede que no paguen inmediatamente, pero después de unas temporadas lo hacen cuando tienen endosos comerciales. Una estación de TV puede medir el RSI por el incremento de espectadores.

Si la estación tiene un concurso que se hace viral y se comparte 25 millones de veces, se podrá ver entonces un cinco por ciento de subida de ratings. Puedes entonces rastrear el número de patrocinadores que compraron tiempo en la estación debido a altos ratings, eso puede determinar el valor RSI de la estación a través del tiempo.