Consultoría

8 soluciones para el bloqueo de escritor

¿Odias escribir? Toma en cuenta los siguientes consejos de escritores profesionales para empezar a poner tus pensamientos en papel.
8 soluciones para el bloqueo de escritor
Crédito: Depositphotos.com

Si quieres iniciar o hacer crecer tu negocio, las probabilidades son que vas a tener que poner algunas palabras en una hoja. Lo que quiere decir que no hay manera de que digas que “odias escribir” o que “no puedes escribir”.

En muchos casos, entre más importante sea la tarea de redactar, es más probable que tengas un bloqueo de escritor. El resultado puede ser algo de ansiedad convertido en miedo y luego en más ansiedad y lo único que te queda es una hoja en blanco.

Para ayudarte con ese bloqueo de escritor considera las estrategias de abajo (estos son tips compilados a través de una encuesta informal de mis propios amigos y colegas):

1. Deja de lado el síndrome de “no soy un escritor”. Todos tienen potencial para ser escritores. Decirte eso no es más que una excusa vacía. Invierte la energía. Puedes ser un escritor. Dite a ti mismo: “Soy sumamente capaz de escribir”.

2. No esperes las palabras perfectas. Si cada oración debe estar perfecta entonces continuarás teniendo miedo. El sudor puede salir, pero las palabras no. Empieza a redactar palabras en una hoja. Una vez que empiezas puedes regresar y revisar lo que tienes. Pero hasta que empieces nunca sabrás hacia dónde puedes ir.

Si escribes para entregarlo en un plazo corto, es aún más crítico que dejes ir la noción de que todo sea perfecto. Un amigo escritor me ofreció una analogía que dice que escribir es como limpiar un cuarto sucio: la única manera en que se limpia el desorden es comenzando con una esquina a la vez.

3. Háblate a ti mismo-en fuerte. Es menos estresante para la mayoría de la gente hablar con un amigo con una cerveza que escribir una propuesta (aunque el contenido de una conversación sea sobre la propuesta en sí).

En una conversación es generalmente aceptado que nos detengamos para corregirnos y seguir hablando. Permítete esa misma libertad en tu proceso de escritura. Si eso es difícil de hacer, háblate en fuerte para hacer que los pensamientos fluyan.

4. Mueve palabras, oraciones y párrafos alrededor de la página como piezas de rompecabezas. La belleza de escribir en una computadora es que puedes mover palabras y grupos de palabras sin esfuerzo. La idea de que las palabras serán vistas por una audiencia exactamente a medida que fluyen en la página, puede ser paralizante.

Si estás sobresaturado por la cantidad de ideas rebotando en tu cabeza, anótalas una por una, en un esquema organizacional o como notas. Luego lentamente puedes trabajar por medio de esa lista quitando conceptos y poniéndolos en oraciones o párrafos sin preocuparte que olvidarás algo crítico.

5. Cristaliza tu punto en pocas palabras. Cuando te sientas a escribir un pitch de negocios, una gran propuesta o un discurso, asegúrate de que hayas hecho tu investigación y que sabes precisamente lo que quieres comunicar.

Si te resistes a escribir puede ser una señal de que estás confundido sobre lo que quieres decir. Pon la idea principal de lo que estás tratando de decir en una frase corta o larga y tendrás una mejor oportunidad de componer una pieza organizada.

6. Deshazte del internet. Muchas personas inteligentes pasan mucho tiempo todos los días tratando de atraer tu atención en el internet. Son muy buenos haciéndolo. Elimina esas distracciones al desconectarte y abriendo un documento que te permita escribir. Un amigo escritor recomienda usar la aplicación Freedom al tratar de escribir. Cuando la instalas, bloquea todas las conexiones a internet por un tiempo determinado.

También tener una rutina física asociada con escribir ayuda a algunas personas a comenzar. Tal vez hay un lugar donde te puedes sentar que asocies con la escritura. Tal vez escribes mejor a cierta hora del día o necesitas un vaso grande de agua fría cuando redactas.

7. No te quedes con la idea que debes comenzar por el principio. Sólo porque lo llaman introducción no quiere decir que debes empezar por ahí. Si sabes lo que quieres como párrafo de en medio, comienza por ahí. Escribe la porción que sepas y continúa.

8. Ponte fechas límite. Aunque no necesites escribir para cierta fecha, póntela y atente a ella. Una amiga con la que hablé me dijo que ella tiene compañeros y familia que están al pendiente para asegurarse de que cumpla con sus fechas.