Noticias

Movagro: Agua súper poderosa

Con más de 1,300 clientes en diferentes sectores, este negocio ha encontrado una solución para mejorar el rendimiento del agua en la industria agrícola.
Movagro: Agua súper poderosa
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En México, la falta de agua representa un problema que se agrava cada año: según cálculos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), 101 del total de 600 mantos acuíferos en el país están sobre explotados. Con este dato en mente, Moisés Vázquez López –un ingeniero agrónomo de Ciudad Obregón, Sonora– se puso a trabajar en tecnología que permitiera mejorar las propiedades del líquido y optimizar su rendimiento.

El resultado fue un dispositivo que, por medio de campos magnéticos, reordena las moléculas del agua para que ésta vuelva a su estructura natural y, de este modo, pueda aprovecharse al máximo.

“Para entender a la naturaleza, sólo es necesario observar”, asegura Gerardo Patiño Sánchez, director comercial de Movagro, la empresa que Moisés fundó en 2006. “Si tomas una molécula de agua de un glaciar y la ves a través de un microscopio, se puede distinguir un orden molecular geométrico. Sin embargo, al tomar una gota de agua tratada se podrá observar desorden molecular, ya que el líquido ha pasado por tratamientos agresivos electroquímicos y mecánicos como: bombas y torbellinos que lo degradan”.

Con el tratamiento mediante los dispositivos, las propiedades del agua cambian radicalmente. Los tres principales beneficios del proceso son: se maximiza la eficiencia de hidratación celular (los organismos absorben el 100% de los nutrientes del agua), se incrementa la retención de humedad en el suelo (la tierra se mantiene húmeda más tiempo, lo que implica que se debe regar con menor frecuencia) y se logra una solución permanente a la solubilidad de sales en el agua (esto evita que los minerales se incrusten en las tuberías y las dañen).

La ubicación de la empresa hizo que su primer foco estuviera en el sector agrícola, una de las actividades más importantes en el estado de Sonora. “No obstante, al explorar todas las bondades del agua estructurada, nos dimos cuenta de que muchas otras industrias podrían implementar su uso,” explica Gerardo.

Así fue como empezaron a buscar clientes en sectores como la ganadería, la industria, el turismo (hoteles y campos de golf), el gobierno e incluso, casas particulares. “Cualquier industria que trabaje con agua mejorará su rendimiento con nuestros dispositivos”, asegura.

Del proyecto al negocio

Contar con una buena idea no basta para tener un negocio rentable, y gran parte del éxito de un emprendimiento se basa en una estrategia de ventas efectiva. Explicar cómo funcionaban los equipos LessSalt de Movagro y los resultados que estos generarían fue la primera barrera para entrar al mercado. “Conseguir que los agricultores probaran los dispositivos fue lo más complicado, sentían que les estábamos vendiendo un producto ‘mágico’ que no iba a funcionar”, recuerda Gerardo.

En un principio la comercialización de la compañía se basó en ir de puerta en puerta, hablar con los productores locales e intentar convencerlos de probar los dispositivos. No fue una tarea sencilla, pero una vez que lograron cerrar sus primeros contratos, la voz se empezó a correr. Actualmente, Movagro tiene más de 1,300 clientes en ocho estados de la República y su fuerza de ventas está concentrada en continuar su crecimiento para llegar a todo el país y el extranjero.

Hoy, la empresa comercializa la quinta generación de dispositivos con diseños patentados, que permiten dar tratamiento a cualquier flujo de agua (es decir, sus clientes pueden instalarlos para su uso en el hogar o para regar un campo de varias hectáreas). Asimismo, los equipos son de instalación rápida, no requieren de energía eléctrica para funcionar y sus precios arrancan desde los $4,500 en el caso de los de uso doméstico.

Todos estos factores fueron clave para que Movagro (representada por Gerardo) fuera nombrada “La mejor empresa verde de México 2013” al quedarse con el primer lugar en la última edición del Cleantech Challenge México, concurso creado para promover la generación de compañías y empleos verdes en el país. “Los ganadores responden con soluciones a una necesidad actual de nuestro país, y la escasez de agua es un problema que se incrementa cada año”, afirma Luis Aguirre Torres, presidente del evento.

Para Movagro, haber obtenido el primer lugar de este concurso ha sido un parteaguas pues, además del reconocimiento que recibió, ha logrado una mayor exposición en el mercado. “El respaldo del certamen da garantía a nuestros clientes de que sabemos hacer bien las cosas”, asegura el directivo.

Los planes de crecimiento de la compañía a partir de este año incluyen incrementar su presencia en todos los sectores que trabajen con agua e incursionar en el mercado estadounidense. “Para 2020, Movagro será una empresa mundial, con presencia en Estados Unidos, América Latina y Europa”, anticipa Gerardo.