Startups

Terminal virtual en internet

Conekta, startup fundada por tres ingenieros, busca que sea más fácil y seguro para las empresas recibir el pago de algún producto o servicio.
Terminal virtual en internet
Crédito: Depositphotos.com

Hoy en día, si quieres sacarle jugo a tu negocio es vital que te anuncies por internet y que, de ser posible, abras una tienda online para dar a conocer tu marca alrededor del mundo.

Abrir un sitio en donde vendas tus productos con un diseño innovador no es suficiente, también debes establecer un sistema de pagos confiable para que tus clientes tengan la seguridad de que, al comprar en tu tienda, no tendrán ningún problema.

Un ejemplo de estos sistemas es Conekta, una terminal virtual para procesar pagos que tiene como misión ayudar a las empresas para que puedan recibir dinero de sus clientes de una manera, simple y segura.  

Hay miles de ejemplos para el pago en línea, entre los más populares está Pay Pal, que permite la transferencia de dinero entre usuarios que tengan correo electrónico. En el caso de Conekta, es posible realizar la compra desde la misma página sin la necesidad de abrir una nueva.

“El problema que vimos en México es que, del 100 por ciento de los clientes que compran por internet, un 60 por ciento abandona el carrito de compra, por lo mismo queremos que sea un proceso más sencillo, ya que los mexicanos buscamos que no nos pongan tantas trabas y que todo se resuelva con un solo clic”, comenta Héctor Cárdenas, CEO de Conekta.

En nuestro país, el e-commerce ha crecido exponencialmente, lo que ha dado lugar a que el servicio al cliente por internet también mejore día a día.

Es común ponerte en contacto con un negocio y que,  después de escuchar un menú interminable, la persona que te atiende no tiene la respuesta que buscas o no te puede ayudar. Muchas veces es porque no está capacitada, pero esta es una parte importante para que tu cliente tenga una buena experiencia y vuelva a comprar en tu sitio.

“Contratamos a gente experimentada que, con paciencia, resuelva los problemas del cliente y que entienda lo que éste le está preguntando sin que se lo explique a grandes rasgos. No es bueno perder a los consumidores por este tipo de detalles”, dice Héctor. “Las transacciones en México cada vez aumentan más, por lo menos estamos creciendo un 10 por ciento semanal y nuestro siguiente paso es expandirnos a Latinoamérica”, agrega.  

Cuando Conekta llegó a México, su idea original era atender exclusivamente a Pymes, pero se dieron cuenta de que las grandes empresas en México tienen muchos problemas con el área de pagos, es por eso que actualmente se enfocan más en lo corporativo.

Es por eso que diversas plataformas, como Shopify, vieron una gran oportunidad al unir fuerzas con Conekta para fortalecer su sistema anti-fraude.

“Evaluamos diferentes formas de pago, pero Conekta cumplía muy bien con los esquemas de seguridad que buscábamos, su servicio y su visión de negocios es muy buena”, comenta Eduardo Castañeda, director de Shopify para México y América Latina. “Sus tarifas son de las mejores en el mercado mexicano y nos interesa que nuestros comerciantes cuenten con estos beneficios”, añade.

Muchas tiendas nuevas alrededor del mundo, saben que su catálogo de artículos lo es todo. Tienen la desventaja de que, como los consumidores no pueden ver el producto real antes de comprarlo, debe tener buenas fotografías, un servicio al cliente impecable y un gran diseño que no sólo te inspire confianza, sino que también invite a tus clientes a seguir comprando.

“Antes de la presentación oficial de la alianza con Shopify, algunos clientes ya habían transaccionado alrededor de 1,600 pedidos”, dice Héctor. “Es nuestro trabajo generar confianza en los usuarios. Nuestro valor es la seguridad y para comprar en línea es necesario contar con buenos sistemas en los que sea imposible que haya un fraude”, agrega.

Uno de los mayores retos que enfrentó Héctor al iniciar su negocio hace tres años, fue que eran considerados una empresa financiera y que tuvo que crear relaciones para entrar al mundo de las startups. Del lado personal se le dificultó llegar a México, después de haber estudiado en Canadá, y darse cuenta de que la cultura de nuestro país no estaba lista para emprendedores con nuevos negocios, ya que “no les gusta tomar riesgos y muchos tienen miedo al fracaso o a lo que digan sus amigos o familiares”.

Por lo mismo, aconseja que si ya tenemos conocimientos tecnológicos, hay que saberlos aprovechar, ya que es una oportunidad de negocio muy atractiva. “Busquen apoyos y a otros emprendedores como yo para que los ayuden a crear su empresa”, concluye.