Startups

Artesanos digitales

Con más de 12,000 fabricantes de muebles y joyerías, el sitio online CustumMade vende artículos de lujo exclusivos para sus clientes.
Artesanos digitales
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Un ebanista inició CustomMade como un directorio en línea con más de 300 fabricantes y artesanos distribuidos en todo Estados Unidos.

En 2008, Mike Salguero y Seth Rosen, estudiantes de la Universidad de Boston, se toparon con el sitio de Internet mientras Seth buscaba una mesita de café. Sintiendo que la idea se podía expandir, entre los dos adquirieron el dominio por US$10,000; luego, reunieron otros US$400,000 para transformar la plataforma.

“Siempre nos ha gustado el concepto de tener la posibilidad de comprar un artículo directamente de la persona que lo hizo, y nuestra meta era que ello se facilitara lo más posible”, dice Mike.

Listos para despegar

CustomMade, con sede en Cambridge, Massachusetts, EE.UU., conecta a los compradores con especialistas en la elaboración de muebles y joyería. El proceso es sencillo: los compradores envían una foto de lo que desean o bien, ofrecen una descripción; con ello, los fabricantes preparan un presupuesto.

El sitio se especializa en artículos de lujo con un precio promedio de entre US$800 y US$1,000.

Hoy, con más de 12,000 artesanos y cerca de 600,000 visitas únicas mensuales, CustomMade ha creado un mercado competitivo para artículos excepcionales. Además, de acuerdo con los emprendedores, “a los usuarios les encanta la idea de guiar el proceso de fabricación en línea y enviar críticas o sugerencias”.

Gracias a esto se ha conformado una comunidad de fabricantes confiables, y algunos de ellos llegan a obtener unos US$200,000 al año por su trabajo en el sitio, según Mike.

Por ejemplo, Stephen Journov, un carpintero de la localidad de Lebanon, Pennsylvania, realiza aproximadamente cinco pedidos de muebles al mes, y calcula que más del 70% de sus ingresos (de cinco cifras) proviene de la plataforma. “Me ha sorprendido cuánto trabajo me ha brindado hasta ahora”, comenta.

Suscribirse para realizar una compra en CustomMade es gratis. De este modo, los prospectos de compradores pueden ponerse en contacto de forma directa con los artesanos o publicar una solicitud de trabajo y pedir cotizaciones. Una vez que ambas partes se ponen de acuerdo sobre un proyecto y su precio, la empresa cobra y distribuye los pagos, quedándose con un 10% del total.

La compañía todavía no es rentable. La buena noticia es que una inyección de capital de US$18 millones acordada a principios de este año por parte de Google Ventures y Atlas Venture le permitirán a Mike y Seth construir una comunidad de artesanos aún más robusta.

Ambos emprendedores esperan que la expansión ayudará a CustomMade a convertirse en una alternativa a las mercancías producidas en serie que se pueden encontrar en cualquier gran cadena.