Consultoría

5 tips para ser productivo aunque estés enfermo

A pesar de tener algún malestar, muchos emprendedores no pueden darse el "lujo" de no trabajar. Aprende a descansar sin abandonar el negocio.
5 tips para ser productivo aunque estés enfermo
Crédito: Depositphotos.com

Ser emprendedor es una profesión de 24 horas. No tienes tiempo de descansar durante el día, pero a veces el cuerpo se revela. Si la fiebre está aumentando y no puedes dejar de estornudar, tal vez tengas que cancelar algunas reuniones con los clientes, pero eso no quiere decir que debas abandonar las esperanzas de ser productivo.  

Te compartimos la forma de aprovechar los días en los que estés enfermo para que sigas adelante con tu negocio.

1. Escribe un primer borrador. ¿Vas a escribir una propuesta para un cliente cuando estás tomando medicina para la tos? Lo dudo. Lo importante es que sepas que no estás en forma para trabajar, eso te quitará los impulsos perfeccionistas que infectan a la mayoría de nosotros cuando nos sentimos bien.

En lugar de eso, usa la licencia de “puede salir horrible” para tener un primer borrador que sabes que necesitará una seria revisión. Date la oportunidad para poner tus ideas en un papel y las cosas pueden salir mejor de lo que pensabas.

2. Lee libros de desarrollo profesional. Es tentador acurrucarse con un buen libro de suspenso o romance cuando estás enfermo. Pero aunque estés descansando, puedes fortalecer tu mente. Puedes atacar varios libros de negocios que has querido leer pero nunca habías tenido tiempo. Además, podrás empaparte sobre el mundo de los negocios y mejorar tus habilidades.

3. Mira videos educacionales. A veces puedes estar tan enfermo que no eres capaz de levantar ni una laptop. Todo lo que quieres hacer es sentarte y mirar televisión. Pero en lugar de ver las repeticiones de tus series favoritas, amplía tu mente al ver algún documental sobre un tema que te gustaría explorar más. ¿No sabes qué puedes ver? Comienza a hacer un fólder de videos interesantes de una vez en lugar de hacerlo en días laborales cuando no tienes tiempo.

4. Descubre mejores procesos. Tu cuerpo puede estar débil, pero tu mente está en la posición óptima para tener nuevas ideas para tu negocio. Piensa en los obstáculos que enfrentas, ¿hay formas en las que puedas hacer mejoramientos? Pararte lejos de tu escritorio puede liberarte para ver todo desde otra perspectiva y procesar nuevas formas de resolver problemas.

5. Duerme. Si estás muy enfermo, lo más seguro es que sólo quieras dormir y eso puede ser lo más productivo de todo. Como el autor, Tony Schwartz dijo, “sólo uno de 40 puede realmente descansar con menos de siete horas de sueño por las noches”. Un 95 por ciento de las personas requieren al menos siete u ocho horas de sueño por noche, así que si no estás durmiendo ese tiempo, como la mayoría de nosotros, es mejor que recargues las baterías.