Consultoría

6 estrategias para mantenerte motivado

Aunque parezca que las cosas están fuera de tu alcance, no pierdas de vista tus objetivos y termina los proyectos.
6 estrategias para mantenerte motivado
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

He estado trabajando en un proyecto que se ha hecho eterno y me estoy frustrando. No tengo nada que mostrar por mi duro trabajo. Siento que el proyecto está estancado. Día tras día nada cambia y me encuentro pensando ¿por cuánto tiempo podré seguir sin rendirme? La duda me ha invadido. Sé que alejarme no es la respuesta, pero estos sentimientos negativos están comenzando a asesinar mi creatividad.

Mantenerse motivado es aún más difícil cuando se trata de planear cosas que parecen durar años. Esto no quiere decir que debamos alejarnos de esos proyectos. Anota estos tips y estrategias para mantenerte enfocado.

1. Alimenta tu alma. Hay muchas formas de hacer esto. Profesionalmente, yo creo que la mejor manera de hacerlo es rodeándome de gente que sea positiva y que quiere lo mejor para mí. Necesito todo el apoyo que se pueda para que me levante.

Si estoy con un equipo, sé que me puede beneficiar confiar en ellos. Yo estoy en contacto con estas personas para hacer lluvias de ideas y pedirles su opinión. Si le pido a un compañero o a alguien que respeto su opinión, usualmente me da una solución para un problema que me estaba preocupando.

2. No pierdas de vista la meta. ¿De qué se trata todo? ¿Lo olvidaste? La mayoría de nosotros olvidamos la razón por la empezamos de una forma u otra enfocándonos en nuestros problemas diarios. Haz lo que puedas para no olvidar tus objetivos.

Escríbelos en una hoja de papel y pégala en tu computadora. Encuentra una imagen que represente tu meta y cuélgala en un lugar que veas todos los días. Recordar por qué hago lo que hago siempre me llena de energía.

3. Pide ayuda. Cuando algo no está funcionando, detente y pregúntale a tu jefe, gerente o mentor cómo se hace. No te esperes mucho tiempo. Cuando me encuentro atorado, sé que alguien con experiencia podrá ser capaz de compartir algo de luz para mi problema. Escucha, pero también haz preguntas. Yo todavía llamo a mi mentor cuando tengo un problema y siempre me ayuda a regresar al camino.

4. Inspírate. Cuando necesito ánimos leo “La magia de pensar en grande” (The Magic of Thinking Big) de David J. Schwartz. Siempre me recuerda de qué soy capaz y cómo puedo lograrlo. ¿Qué libros o blogs te inspiran?

5. Ten un hobby. ¿Qué te hace feliz fuera del trabajo? Si te cuesta trabajo responder esta pregunta tal vez tengas un problema. Yo no tengo muchos hobbies, pero me encanta estar en mi jardín. Mi patio trasero es mi dominio. No dependo de las otras personas y siempre está disponible para mí. Cuando me siento triste o estresado me gusta plantar cosas ya que lo encuentro muy relajante.

6. Da algo de regreso. Deja de enfocarte en ti mismo y en tu negocio por un momento. Encuentra la forma de ayudar a alguien más. Dona tu tiempo.

Mantenerte motivado no es fácil, especialmente cuando la meta que tienes en mente parece estar más lejos que nunca. Trata de no auto flagelarte, pero al mismo tiempo no te emociones en exceso cuando las cosas salgan bien.

El éxito toma tiempo, habrá luces rojas y verdes. Has escuchado esto antes, pero lo diré de nuevo: es mejor que trates de disfrutar el viaje porque, hablando desde mi experiencia, alcanzar la cima no será tan emocionante como lo creías.