Consultoría

13 pasos para tener mañanas productivas

Si sientes que tu día está fuera de control, tal vez fue porque no te levantaste con el pie derecho. Maximiza tu tiempo con estos tips.
13 pasos para tener mañanas productivas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Si tu día está fuera de control, seguramente tus mañanas también. La gente madrugadora tiende a ser productiva, energética y hasta amable, en parte porque comenzaron su día con el pie derecho. Una mejor mañana maximiza todo, desde tu lista de pendientes hasta tu nivel de estrés. Entrénate para lograr lo más que puedas en tu mañana con estos tips:

1. Cambia tu horario de dormir. Trata de poner una alarma para irte a dormir algunas noches. Cuando esa alarma suene apaga la computadora y las luces y sin excusas duérmete. Hazlo parte de tu rutina.

2. Descansa. Antes de irte a dormir deja de tomar café y de ver tu computadora, ambos te mantendrán despiertos. Trata de tomar leche o yogurt y lee una revista o libro. Si puedes, trata de alejar el trabajo de tu recámara. La mente siempre estará acelerada cuando tu cabeza toque la almohada si tu cama es el lugar de trabajo.

3. No oprimas “snooze”. Este botón en tu despertador arruina los ritmos de tu cuerpo, lo que quiere decir que puede tomarte horas funcionar a un nivel óptimo, no vale la pena.

4. Sé positivo. Cuando te despiertes cada mañana, considera decir un mantra o afirmación. Puede ser cualquier cosa desde “Yo puedo con esto” o “Puedo conquistar cualquier cosa”. No importa lo que sea mientras te ayude de estar en un lugar positivo.

5. Sé imaginativo. Resiste la urgencia de revisar tu correo o redes sociales cuando te despiertes. En lugar de eso trata de dedicar algo de tiempo haciendo algo que también sea creativamente estimulante. Escribe algunas páginas de una novela, medita, dibuja, juega con tu mascota o toma algunas fotos. Te darás cuenta que serás más paciente.

6. Haz un plan. Cuando tu día empiece, aparta unos minutos para resaltar las prioridades y construir un plan. Elige tres cosas (grandes o pequeñas) para armar un plan de juego.

7. Muévete. Haz que tu sangre fluya con una caminata corta o con tu rutina de ejercicios. Te sentirás con más energía y dormirás mejor.

8. Hay una aplicación para eso. Haz que tus mañanas sean más divertidas con aplicaciones innovadoras que pueden monitorear tu sueño u ofrecerte una alarma que no te haga enojar, sino sonreír.

9. Desayuna algo que te ayude a seguir. No te saltes el desayuno. Mezcla alimentos que sean una buena fuente de fibra y proteína para que luches contra la fatiga. Prueba los huevos, granos, aguacate, queso, frutas con vitamina C y potasio o yogurt. Evita el azúcar y mantente hidratado.

10. Mantente conectado. Pasa más tiempo con la gente que te importa. Contacta a tu familia, preferentemente a la hora del desayuno aunque sean unos minutos, mándale un mensaje a un amigo para que tenga buen día. Te sentirás mejor y menos estresado.

11. Crea una rutina de sueño. Cuando llegues a tu casa resiste la urgencia de tomar una siesta larga. Si te duermes más de 20 ó 25 minutos tendrás problemas para dormir en la noche. Trata de levantarte todos los días a la misma hora, sí, hasta los fines de semana. Te sentirás menos exhausto cuando empiece tu semana.

12. Date un descanso. No pongas muchas cosas en tu agenda durante la tarde y libera tus fines de semana. Desconectarte durante un par de horas puede ayudarte mucho.

13. Conoce tus ritmos. Descubre cuáles son tus momentos más productivos y en los que tienes más energía.