Startups

3 tips para levantar tu startup sin presupuesto

Te compartimos algunos consejos de la metodología lean para que ahorres lo más que puedas en la primera etapa de tu negocio.
3 tips para levantar tu startup sin presupuesto
Crédito: Depositphotos.com

Se ha estado hablando mucho recientemente sobre el crecimiento de startups y el capital de riesgo. Con todo ese capital desafortunadamente hay historias en común de gastos en exceso en cosas que la mayoría de las startups no necesitan. Tal vez te dé envidia que otros negocios cuenten con mucho dinero para lanzar su empresa, pero estoy aquí para decirte que no deberías dejar que estas historias te alejan de seguir la metodología lean.

Aquí hay algunos tips para hacer que tu startup sobreviva a pesar del bajo presupuesto.

1. Elige tu garaje. No gastes dinero en una oficina. Hasta los espacios de oficina compartidos cuestan más de lo que una startup puede costear. Cuando comencé mi negocio con mi hermano Adam, solíamos dormir en un sillón en el negocio. Prácticamente estábamos viviendo en la parte de atrás de la oficina y bañándonos en la casa de nuestra madre para ahorrar dinero en la renta de un departamento y oficina.

Cada centavo se iba al negocio y reconocimos de frente que uno de nuestros mayores gastos era la renta. No cometas el error de comprometerte con eso. Trata de vivir bajo la metodología lean lo más que puedas y combina tu espacio de vivienda y trabajo para minimizar los costos.

2. Los empleados están sobrevalorados. Aunque contratar a varias personas es importante para evitar la sobrecarga y hacer crecer tu negocio, eso no significa que debas realmente contratar a alguien. Puedes encargar cosas que no puedas hacer tú como outsourcing.

Como startup, la mayoría de las personas que quieras contratar son incosteables y sobrevaloradas. Encuentra a gente que esté dispuesta a trabajar de modo freelance para que tú seas el único pagando por los proyectos que realmente necesites contra el tiempo de alguien. Las personas que trabajan tiempo completo involucran muchos gastos como seguro médico, prestaciones de ley, etcétera.

3. Reduce, reutiliza y recicla. No necesitas lo último de todo al crear tu startup. No tires el dinero en un nuevo iPhone 6, en muebles de oficina o en algo electrónico. Busca muebles que sean de segunda mano en ventas de garaje, repara artículos electrónicos para que funcionen y básicamente busca maneras de reutilizar todo. ¿Papel? Imprime por ambos lados. ¿Plumas? Usa las que te hayan regalado en eventos u hoteles. Puede sonar algo neurótico, pero literalmente cada moneda que ahorres la puedes invertir en el negocio para que puedas aprovecharlo y disfrutes de un buen estilo de vida después.