Consultoría

9 momentos felices que debes experimentar

Aprovecha todos esos instantes en los que todo parece funcionar a tu favor para que seas realmente feliz y exitoso.
9 momentos felices que debes experimentar
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El éxito y la felicidad no son fáciles de alcanzar. Toma mucho tiempo, trabajo y suerte llegar ahí. Eso es por lo que, en el camino, debes aprovechar los momentos cuando todo está bien en tu vida.

Paul H. Dunn dijo:

“La felicidad es un viaje, no un destino.”

A través de ese viaje, te presentamos nueve momentos que vale la pena experimentar todos los días.

1. Un momento de risa
“No reímos porque somos felices, somos felices porque reímos”, William James

Hay evidencia psicológica que muestra que reírse te pone de mejor humor. Date unos minutos cada día para reírte y te darás cuenta que es contagioso y estimulante. Rodéate de gente chistosa, encuentra oportunidades para burlarte de ti mismo lo más fuerte que puedas.

2. Un momento de celebración
“Dite a ti mismo, aquí hay una oportunidad para que celebres como nunca, mi propio poder, mi propia habilidad para que haga lo que sea necesario”, Tony Robbins

No nos damos el tiempo para celebrar los pequeños triunfos, o hasta los grandes. ¿Cómo puedes aprovechar un instante del día para celebrar las cosas buenas en tu vida?

3. Un momento de reflexión
“No es por el músculo, la velocidad o destreza física que se logran cosas buenas, sino por la reflexión, fuerza de carácter y el juicio”, Marco Tulio Cicerón

Todos tenemos vidas muy ocupadas. Es importante ser capaz de tomarte al menos un momento cada día en el que no hagas nada más que pensar. Guarda tu teléfono, ve a algún lugar donde puedas estar solo y reflexiona sobre los días que pasaron y los que pasarán, sobre las decisiones que debes hacer y lo que aprendiste del pasado.

4. Un momento de tranquilidad
“Aprender cómo quedarse tranquilo, realmente quieto y dejar que la vida pase - esa tranquilidad se convierte en un resplandor”, Morgan Freeman

Primero llega la reflexión y luego la verdadera tranquilidad, es decir, la habilidad de alejarte de todo y entrar en un estado de meditación. Entre más ocupado estés, será mejor tener un momento de calma. La yoga y la meditación son las formas más populares para entrar en ese estado de tranquilidad, aunque sea un momento.

5. Un momento de orgullo
“Toda tu vida otras personas tratarán de quitarte tus logros. No los alejes de ti”, Michael Crichton

Mucha gente asocia la palabra “orgullo” con algo negativo. Pero tienes mucho de lo cual estar orgulloso. Tienes la capacidad de tomarte un momento en el día en el que te sientes y aprecies todo lo que tienes y la persona que eres. Enorgullécete de las cosas que has conseguido.

6. Un momento de humildad
“La humildad no es pensar menos de ti mismo, es pensar menos en ti mismo menos”, C.S. Lewis

El orgullo por tus logros es muy bueno, pero también debes ver que tienes un pequeño rol en un gran universo. Cuando aprovechamos un minuto para apreciar la grandeza alrededor de nosotros, es difícil no ser felices por todo lo que tenemos.

7. Un momento de conexión
“La necesidad de conectarnos es importante, tan fundamental como necesitamos el aire, agua y comida”, Dean Ornish

Al final, el ser humano es social. Tómate por lo menos un momento en el día para conectarte con la gente de tu alrededor, amigos, pareja, familia. Toma la mano de alguien y dale un abrazo. Tu felicidad no sólo tiene que ver contigo, sino también con los otros.

8. Un momento de felicidad
“Cada día puede estar lleno de más alegría que el anterior. Si puedes elegir, hasta los eventos más extraños pueden funcionar a tu favor”, Ralph Marston

La risa es buena pero la alegría es aún más poderosa. Tómate un instante para experimentar la alegría de tus hijos o familia, de tus conexiones espirituales o al escuchar música, bailar o cantar.

9. Un momento de gratitud
“Quiero establecer que dar las gracias es un gran gesto y que la gratitud es la felicidad doblada por el asombro”, GK Chesterton

Finalmente, tómate un minuto cada día para expresar gratitud por lo que tienes, por la gente en tu vida, las experiencias que has tenido y tendrás, y el mundo a tu alrededor. No puedes físicamente sentirte enojado o molesto y agradecido al mismo tiempo, así que sólo concéntrate en ser feliz.