Marketing

Incluye una causa social en tu negocio

Una empresa que apoya a su comunidad tiene una mejor percepción ante el público y aumenta la motivación de sus empleados.
Incluye una causa social en tu negocio
Crédito: Depositphotos.com

Las empresas que apoyan una causa social se distinguen de sus competidores y observan muchos beneficios, incluyendo clientes más leales y empleados más felices. Además, muchos consumidores toman en cuenta la responsabilidad social de las empresas antes de comprar sus productos o servicios.

“He encontrado a muchos clientes que quieren saber cómo aportas a hacer del mundo un lugar mejor”, dice Erin Giles, una consultora filantrópica que ayuda a los emprendedores a encontrar causas que les apasionen y a vincular ese mensaje con sus empresas. Las mamás y los millennials están particularmente interesados en la parte social de los negocios.

Te compartimos cuatro cosas que debes considerar al incorporar el servicio comunitario en tu plan de negocios:

1. Construye relaciones en tu comunidad
Observa a tu comunidad y ve qué es importante para ellos. ¿Las escuelas están en aprietos? ¿Los refugios de animales necesitan donaciones? ¿Hay muchos niños sin hogar? Por ejemplo, Cody Pierce, presidente de marketing de Pizza Ranch en Orange City, Iowa, dice que el restaurante lleva a cabo noches de “impacto comunitario”, donde los amigos y las familias apoyan a una causa social local. Pizza Ranch dona las propinas de ese día, así como del 5 al 20 por ciento de las ganancias, mientras que los clientes aportan donaciones adicionales.

El restaurante se beneficia porque se llena en lo que normalmente era un día muy flojo. Pierce dice que la construcción de relaciones inicia creando conexiones genuinas con tus consumidores, y después buscando formas en las que tú puedas contribuir.

2. Haz que tus empleados sean voluntarios
Darles a los empleados una oportunidad para contribuir a la sociedad es importante para aumentar su motivación y ayuda a crear un equipo inspirado y colaborativo, dice Giles. “Cuando tus empleados aman lo que están haciendo, hacen un mejor trabajo”, dice.

Giles sugiere que los negocios ofrezcan a los empleados la opción de ser voluntarios durante horas laborales y participar en actividades sociales fuera del trabajo, lo cual es más llenador y efectivo que sólo reunirse por unos tragos.

El voluntariado también provee oportunidades de liderazgo para los empleados, lo que lleva a mejorar el desempeño del equipo y, por tanto, a incrementar la productividad y las ventas, destaca Giles.

3. Crea un plan de voluntariado personalizado
Giles recomienda que los empresarios evalúen sus negocios y las fortalezas de sus empleados y elijan actividades que se apoyen de esas fortalezas. Por ejemplo, si tienes una firma de contadores podrías ayudar a organizaciones sin fines de lucro a tener mejores prácticas financieras o a hacer sus impuestos.

De la misma manera, si tienes un restaurante podrías considerar llevar un servicio de catering eventos de maestros de escuelas públicas. Decide cuánto tiempo pueden ofrecer tus empleados anualmente.

4. Haz que tus clientes lo sepan
Una vez que has implementado tu estrategia de voluntariado, deja que los clientes actuales y potenciales sepan lo que estás haciendo incluyendo esta información en tu sitio Web, redes sociales y artículos promocionales. Lo importante es que los consumidores sepan a quién estás ayudando, cuánto estás dando, cómo lo estás haciendo y cómo pueden unirse a este esfuerzo.