Finanzas

El juego del Venture Capital

Toma nota de algunas lecciones sobre capital de riesgo que debes aprender para atraer inversionistas.
El juego del Venture Capital
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Hace unos días estuve en la “Meca” de los emprendedores: Silicon Valley. Fui a un curso intensivo de Venture Capital (VC) para capacitarme con los expertos en inversiones de riesgo y capital semilla. Todo esto lo hago por la misión que tengo de fortalecer la comunidad de emprendedores en México a través de ThePool .

Fueron siete días de talleres personales con Tim Draper de DFJ e impartidos por sus amigos líderes inversionistas como Mark Maples, Managing Partner de FloodGate, Naval Ravikant de Angelist.co y Bill Draper de Draper Richards. También asistí a varias pláticas de fundadores y expertos como Henry Ward de eShares, Chen Ho de YeePay, Elon Musk de Tesla, Chris Buddin de Goldman Sachs y Michael Moe de GSV Asset Management.

Aquí aprendí cómo ser un mejor inversionista: qué ofrecer y qué buscar en los emprendedores para sobrevivir como Venture Capitalist. Con este post no busco hablar de mis aprendizajes, sino ayudarlos a entender cómo juegan estos reyes de la inversión para que logren levantar capital. También les servirá para tomar una mejor decisión antes de perder el tiempo en una ronda de inversión que sólo los distraerá.

Antecedentes

El juego del Venture Capital es una apuesta de “hits” donde reparten sus fichas en varios números esperando que el mayor número de Scale-Ups (empresas que tienen un componente monopolístico difícil de replicar por otros y fácil de exportar) salgan ganadoras y les regresen su dinero en varios múltiplos. Es un negocio donde el fondo levanta capital previamente con inversionistas privados o institucionales para jugar a la lotería y comprar los números ganadores.

Normalmente tienen un tiempo de vida entre ocho y diez años, y su misión es encontrar lo antes posible esos "números ganadores que les pagarán 36 veces a 1”. Cada fondo tiene sus expectativas de retorno, industrias de interés y reglas de operación, pero sin duda están esperando un momento de liquidez en el mediano plazo.

Que esto no te haga creer que tu retorno sobre la inversión (RSI) vendrá con dividendos o excedentes de efectivo al final del año para “repagar” la inversión. Al final, cualquier fondo de inversión es como un negocio: será evaluado en base a sus resultados de retorno sobre el capital invertido en ustedes como emprendedores. Dependiendo del RSI, en 10 años podrán levantar un segundo fondo para mantenerse en pie, pero si no logran resultados nadie les prestará el capital necesario para seguir invirtiendo.  

Pero, ¿cómo ganan los fondos? Vendiendo sus empresas a compradores corporativos y privados o colocando una oferta pública en la bolsa. Esto no es fácil, ya que si no logran el crecimiento esperado para ser relevantes para un comprador o hacen una oferta pública, el fondo no generará ingresos. Como dije, no pretendas pagarles la inversión a tus inversionistas a través de dividendos (si los hay al final del año).

El Venture Capital nace para acelerar el crecimiento de las empresas ante necesidades monetarias para convertirse en líderes, corromper a los mercados existentes y así ser adquiridos por otros para proteger su liderazgo o fortalecer su oferta actual. El dinero es mucho y por eso es necesario que elijas a un buen Fund Manager o General Partner (GP). El liderazgo de un fondo en conjunto con su equipo hace la diferencia entre un buen fondo para ti o un clavo en tu zapato de por vida.

Lección 1: Economía vs. Control. Analicen previo a una ronda de inversión si su equipo fundador está dispuesto a recibir inversión externa. Recuerden que cuando invitan a inversionistas nuevos al crecimiento de su empresa, tendrán que vender la misma dentro del periodo de vida de su fondo en el mediano plazo. Por esta razón, al entrar en negociaciones con un fondo, se hace el “due diligence” o investigación de todo lo que pasa alrededor del negocio, su equipo, su industria y potenciales compradores.

Al recibir la inversión externa, automáticamente estarán perdiendo parte del control sobre la empresa. Conforme pase el tiempo y se realicen más rondas de inversión, habrá una mayor participación accionaria y perderán cada vez más control.

Por esta simple ecuación, el Venture Capital no es para todos por dos razones: a) habrá fundadores que no quieran perder el poder ni recibir órdenes que los obligue a crecer más lento por no recibir el dinero de un VC o b) puede ser que no cuenten con un negocio relevante o con el potencial de regresarles al menos cinco veces la inversión que les dieron en un lapso de ocho a diez años años al vender la empresa.

Analicen bien en qué situación están y no pierdan el tiempo levantando fondos; mejor creen valor en su compañía. De lo contrario, analicen y revisen si el negocio está listo para recibir a un VC o cambien de idea para desarrollar una empresa con alto potencial de crecimiento que cambie al mundo.

Lección 2: Escojan bien a su inversionista. Es fundamental investigar a detalle de quién recibirán el capital, ya que es como un matrimonio. Para esto es muy importante tener empatía: saber que podrán llevar una relación productiva a largo plazo sin problemas de liderazgo y ejecución.

Vivimos en un mundo en el que tenemos acceso a Google, Facebook, LinkedIn… hagan su tarea y cásense con el mejor. ¿Qué significa ser el mejor? No es tener más dinero. Busquen al que más conoce de su industria, al que tiene más valor para extraérselo e inyectarlo en su empresa. La guía y consejos de un buen fondo de Venture Capital pueden prevenir errores debido a su experiencia acumulada.

Validen sus conocimientos pidiendo referencias y entrevistando a empresas de su portafolio o negocios que ya han recibido una inversión de ellos. Además, analicen que no tengan a otra empresa similar en su portafolio, porque de otra forma tendrán conflictos de interés. Si los VC’s que visitan se ofenden porque hacen preguntas para conocerlos mejor, entonces corran y no acepten el cheque.

El peor error es tomar dinero sólo porque sí y pretender que la relación será benéfica. Como tip: es mucho mejor aceptar inversión de fondos que se encuentran en sus etapas tempranas del fondo, ya que tendrán oportunidad de recibir una inversión constante. Si son de los últimos, tengan cuidado, porque sólo serán los que cierran su portafolio y entren a un fondo que ya no tiene gasolina para invertir.

Lección 3: ¿Son el número ganador? Todos los emprendedores creen que su startup es una Scale-Up con alto potencial de crecimiento para regresarles su dinero a los inversionistas con creces.

Los Venture Capitalists están muy ocupados y normalmente revisan muchas propuestas; si logran cautivarlos recibirán una entrevista y evaluarán sus credenciales académicas y profesionales como el potencial de negocio. Si no han logrado validar su negocio o generar tracción significativa, seguramente perderán su tiempo tocando puertas de inversionistas.

Si realmente son el número ganador, demuestren por qué lo son con datos duros, métricas reales y no simplemente con un Excel proyectado a la infinidad y crecimientos del 35%+ anual con una tasa interna de retornos del 50%. El Excel aguanta todo y cualquiera puede multiplicar, pero muy pocos logran sumar. Crear ideas es fácil, construir un negocio es muy difícil. Demuestren con resultados y validaciones que confirmen que cuentan con el dinero de los inversionistas para multipicar la inversión.

Para finalizar, si están tranquilos manejando un negocio promedio que les da el dinero suficiente para vivir tranquilos, no busquen VCs, mejor re-inviertan sus utilidades e incluyan a inversionistas familiares. Si quieren construir un negocio escalable y están dispuestos a sufrir el estrés que implica una inversión de Venture Capital, entonces deben ir a tocar puertas cuando tengan un Scale-Up listo para ir al siguiente nivel.

Lección 4: ¿Cuál es el tamaño de su mercado? Muchos negocios simplemente son demasiado pequeños para recibir inversión de Venture Capital. Un tamaño de mercado de US$20 millones es suficiente para manejar un negocio de nicho. Recuerden que los inversionistas institucionales están buscando una empresa con alto potencial de crecimiento a corto plazo - y para eso, es mejor un mercado de cientos de millones de dólares. Esto es debido a que si la empresa logra penetrar el mercado en una pequeña parte, habrá la motivación necesaria para un fondo de Venture Capital para regresar el capital necesario invertido a sus inversionistas.

Lección 5: ¿Cuál es su motivador principal por crear el negocio? Algunas personas empiezan un negocio porque quieren ser sus jefes y dueños de su propio tiempo. Otros porque les gusta el estatus que representa ser un emprendedor. Hay un tercer tipo de fundador, el cual es atraído por la pasión de corromper el estatus quo y mejorar la calidad de vida en el mundo. Probablemente todos los fundadores tienen algo de los tres componentes, pero el que más le llama la atención a los inversionistas es el tercero. Son los que no se quedarán satisfechos ganando lo suficiente para vivir y los que quieren cambiar al mundo.

Lección 6: ¿Tienen el equipo adecuado para ganar el partido? Aunque tengan una gran idea o sean expertos en lo que hagan, si no tienen un gran equipo con la solidez necesaria para crecer o no logran persuadir a la persona a cargo del Venture Capital, éste se verá obligado a rechazarlos. Los inversionistas buscan a un buen capitán que pueda manejar a un gran equipo.

Lección 7: ¿Cómo acercarse a un VC? Si ya cuentan con la solución a un grandioso problema que cambiará al mundo, han trabajado en validar su modelo de negocios, empezaron a ejecutar un plan de negocios, conocen el potencial de crecimiento del negocio y saben de dónde vendrán las fuentes de ingreso y quiénes serán sus clientes y conocen el tamaño de mercado, quiénes son sus competidores y cuáles serán sus obstáculos; pueden hacerse la siguiente pregunta: ¿cómo le llevo todo esto a un VC?

Una manera es siendo muy selectivo y escoger un fondo que haya invertido en empresas similares a la suya o dentro de las mismas industrias o tipo de negocio. Lo malo es que el pasado no siempre es confiable en cuanto a los resultados, ya que un fondo va ajustándose a las oportunidades que se le presentan para garantizar su objetivo principal: retornarle la inversión a sus inversionistas.

La otra alternativa es jugarle al “Duck Hunt” y tirar un escopetazo con su propuesta a muchos fondos a ver si matan un pato. También existe una tercera opción en la que apalancarán un previo crecimiento y validación para desarrollar credibilidad. Deben buscar una incubadora, aceleradora o emprendedor reconocido en el ecosistema que les cubra la espalda por un tiempo mientras terminan de fortalecer su propuesta de valor en el mercado. Para esto también tendrán que seleccionar la mejor opción para su proyecto.

Una preselección filtrada para un Venture Capital es invaluable, ya que reduce tiempo y riesgo en el proceso de la inversión y tendrán mejores oportunidades de recibir inversión por parte de ellos.

El truco es asociarte con alguien que cuente con esa credibilidad y conexión en el mercado de VC. En ThePool - Club de Emprendedores hemos logrado construir una red sólida de mentores, asesores, emprendedores exitosos y relacionados con múltiples fondos de Venture Capital en el país para vincular a nuestros emprendedores con ellos en caso de necesitar y querer recibir capital.

Lección 8: ¿Saben comunicar su idea como para cautivar a un VC? Como sabrán, el Venture Capital no es una fórmula, es más arte que ciencia. Aun cuando todos sus estados financieros, reportes de métricas, tamaño de industria, el equipo y otras cosas son analizados, la decisión siempre recaerá en la intuición por parte del General Partner del fondo. Su intuición es apostar sus fichas en los números ganadores de la lotería. Con tanto ruido de startups allá fuera pretendiendo ser algo que no son o “wannapreneurs”, los VCs responden de forma más emocional que analítica.

Por lo tanto, es crucial tener contacto con el GP para que exista esa conexión entre el fondo y el emprendedor o poderse relacionar con el problema a resolver en cuestión. Ellos buscan la pasión, pero si los aburren le cambiarán de canal y no invertirán en ustedes. Para esto es fundamental saber comunicar muy bien la idea y ser conocedores de los detalles minuciosos del mercado, pero primero, repito, hay que saber comunicar muy bien lo que pretenden hacer.

No me refiero a cómo lo van a hacer y con qué lo van a lograr, sino por qué lo hacen y para qué. Sus intenciones son lo que más pesan en la decisión de un Venture Capital. Si no ven una mínima chispa en ustedes y comparten la visión del mercado, no encenderán el fuego de la inversión. Al final del camino tienen que estar de acuerdo con ustedes y la historia que cuentan. Demuéstrenles que son un Batman e invítenlos a ser Robin para que juntos salven al mundo.

El VC es un juego de lotería donde la combinación de la adopción del mercado de una idea bien comunicada con la buena ejecución por parte del emprendedor produce un boleto ganador. Como emprendedores, busquen crear ese boleto ganador, no es fácil y requiere de mucha validación con el mercado meta, pasión, seguridad personal y equipo con un toque de suerte.

En ThePool - Club de Emprendedores todos los emprendedores aprenden de los mejores y se conectan con los mejores. Ellos ya aprendieron estas lecciones y más. Y tú ¿qué estás esperando? Nada más rápido que los demás, emprende con nosotros.

   *Luis X. Barrios es Fundador y Director de ThePool. Su meta es convertir ideas en negocios y apoyar a emprendedores a cumplir sus sueños.

     @lxbp