Emprendedores

Empresarios sociales redefinen el éxito

El reporte (Redefining) Success in a Changing World ofrece una mirada al emprendimiento social, destacando el papel de los millennials y las startups.
Empresarios sociales redefinen el éxito
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La impaciencia por producir un cambio es una noción compartida entre los millennials, y de acuerdo al informe (Redefining) Success in a Changing World -elaborado por Chivas Regal en asociación con una agencia de investigación especializada- también ha sido clave en la creación de empresas sociales. Y es que hoy existe una nueva generación de emprendedores que ven los problemas de la sociedad y el medio ambiente como lo que realmente son: oportunidades de negocio.

A través de este reporte, Chivas Regal busca inspirar una discusión global sobre el potencial de estos negocios por medio de investigación, análisis y opiniones de líderes, académicos y empresarios. Richard Black, Director Global de Marca, sostiene que la historia del fabricante de whisky ha estado ligada al emprendimiento con consciencia social desde sus inicios. Los fundadores de la compañía, los hermanos John y James Chivas, apoyaron siempre a su comunidad en Aberdeen, Escocia. Conforme su negocio y éxito crecían, mayores eran sus contribuciones a través de la educación, el apoyo social y las conexiones.

Chivas Regal conserva esta mentalidad en nuestros días. Por medio de sus campañas publicitarias -que, desde 2008, tienen como protagonistas a los “caballeros”- e iniciativas como The Venture (una plataforma para captar proyectos innovadores), impulsa a los emprendedores que desean transformar el mundo. Black asegura que se trata de una nueva clase de emprendedores que son pensadores, innovadores y, sobre todo, gente que actúa y desarrolla negocios que generan dinero al tiempo que provocan un impacto positivo.

Redefiniendo el éxito

Los proyectos sociales alrededor del mundo están demostrando que los nuevos modelos de creación de valor y utilización de recursos están cambiando la forma de concebir el éxito. Estos negocios son capaces de mejorar el estatus quo y, en algunos casos, influenciar el ambiente empresarial en su totalidad. Desde salud hasta educación, estos modelos innovadores ya influyen en varias industrias en distintas partes del orbe.  

El reporte (Redefining) Success in a Changing World, presentado por Chivas en colaboración con Toluna, una firma de investigación especializada en el emprendimiento social, explora las tendencias globales, los retos y los oportunidades de estos nuevos jugadores de la economía. Para su elaboración se encuestaron a más de 500 líderes de startups sociales en Estados Unidos, Reino Unido, México, Brasil, China y Sudáfrica.

El informe indaga en lo que motiva a los emprendedores sociales, cuál es el tamaño del negocio que dirigen, cuántas ganancias reciben al año, su visión global del fenómeno y qué acciones pueden realizar las grandes marcas para apoyar su labor. Algunos de los aspectos más interesantes obtenidos de éste son:

- En las últimas dos décadas, el fenómeno del emprendimiento social (la idea de que las iniciativas económicas y el cambio social positivo van de la mano) ha ganado tracción y en algunos casos se ha convertido en una práctica generalizada. De acuerdo con Paul Rice, CEO de Fair Trade USA, este cambio es lógico y “tarde o temprano las fuerzas del mercado y las sociales acelerarán el cambio”.  

- Los millennials y los jóvenes profesionistas tienen una visión positiva de sus carreras y esperan que éstas les permitan tener un impacto positivo en la sociedad. De hecho, los jóvenes pertenecientes a países emergentes dicen sentirse más motivados por la consciencia social que por el dinero. Por ello prefieren trabajar en empresas que tienen alguna causa a favor de la sociedad y/o el medio ambiente.

- Gran parte de los millennials y jóvenes profesionistas cree que los negocios pueden ser impulsores del bienestar y que estos valores los atraen más que a cualquiera generación anterior.

-La tendencia demográfica de emprendedores sociales son: principalmente hombres (59%), entre 35 y 54 años (46%), seguido por los jóvenes entre 18 y 34 años (39%), y la mayoría trabaja en startups que iniciaron hace apenas un año (69%). Buena parte de los emprendedores se enfocan en causas sociales, a pesar de que tienden a pensar globalmente.

-Los emprendedores sociales suelen operar en presupuestos pequeños. La mayoría de los encuestados en estos seis mercados generan menos de US$500,000 al año (64%). Sólo el 26% de las compañías consideradas generan entre esta cantidad y más de US$ 3 millones.

- Como grupo, los emprendedores sociales son impacientes y están deseos por actuar. Cuando ven un problema quieren arreglarlo sin perder tiempo. Por lo general, viven en comunidades que son parte del target y quieren transformarlas sin esperar la intervención del gobierno u otra institución. Aunque tienen una mente social, entienden que los negocios deben generar ganancias para ser sostenibles.

- En cuanto a los principales obstáculos de los emprendedores sociales, Dorje Mundle de Novartis destaca la inercia corporativa y la falta de entendimiento y know-how de las grandes empresas para encontrar socios. Mientras tanto, Daniel Contrucci de Aoka, piensa que la raíz del problema está en la falta de consciencia del consumidor.

- Sobre el apoyo que los emprendedores sociales esperan recibir de grandes compañías, el 95% de los entrevistados sostuvo que los negocios deben tomar mayor responsabilidad para resolver los problemas del mundo; y el 94% concordó en que las grandes marcas tienen los recursos para crear un impacto positivo. Entre las formas en que estas empresas pueden apoyar proyectos sociales están: financiamiento, consejo legal y acceso a información, inteligencia y socios potenciales.

(Redefining) Success in a Changing World concluye que los agentes que apoyan el desarrollo del emprendimiento social son sólidos y seguirán creciendo los próximos años. Esto debido en buena parte al cambio en los valores de los consumidores, así como al papel de los millennials que buscan transformar el estatus quo y a los gobiernos e instituciones que apoyan estas iniciativas. En un corto plazo, esto podría lograr que más negocios y marcas desarrollen nuevos modelos de negocios que casen la rentabilidad con un propósito social.