Recursos Humanos

3 lecciones de los líderes del pasado

Para motivar a tus empleados y guiarlos hacia el éxito, es importante que tomes en cuenta las enseñanzas de los que estuvieron antes que tú.
3 lecciones de los líderes del pasado
Crédito: Depositphotos.com

Para realmente entender qué caracteriza a un líder, es importante analizar a aquellos que estuvieron antes que nosotros. Sus cualidades de liderazgo los llevaron al éxito en diversas situaciones. Esto ejemplos te servirán para poder convertirte en una gran jefe y líder.

1. Aprende continuamente
“La educación es lo que queda después de que uno olvida qué aprendió en la escuela”, Albert Einstein

Einstein nació en Ulm, Alemania en 1879. A pesar de que su nombre es sinónimo de “genio”, sus calificaciones no eran muy buenas. Su educación formal comenzó a los seis años. Aunque era descrito como un niño por arriba del promedio, era callado y antisocial. A los 11 años se salió de su escuela y se volvió autodidacta aprendiendo de libros que le prestaba su familia. A pesar de que lo rechazaron de una escuela en Zurich, en 1901 obtuvo un empleo en una oficina de patentes en donde comenzó una investigación extensiva de física.

Einstein desarrolló la Teoría de la Relatividad, uno de los dos pilares de la física moderna. También recibió el Premio Nobel de física en 1921 y ayudó a los aliados a obtener la victoria durante la Segunda Guerra Mundial cuando alentó al Presidente Roosevelt a comenzar la investigación para hacer la bomba nuclear. Hoy en día, una conversación de genios no puede existir sin la palabra Einstein en ella.

2. Resuelve los problemas
“El esfuerzo continuo, no la fuerza o inteligencia, es la clave para desbloquear nuestro potencial”, Winston Churchill

Visto muchas veces como uno de los líderes de guerra más importantes en la historia moderna, Churchill superó grandes obstáculos para eventualmente guiar a los ingleses hacia la victoria cuando derrotaron a Alemania en la Segunda Guerra Mundial.

Churchill es conocido por su comportamiento durante la Batalla de Inglaterra, en donde la fuerza aérea de Alemania atacó al país durante el verano de 1940. A pesar de las pérdidas y posible invasión alemana, Churchill rechazó cualquier noción de que el Reino Unido debía negociar con los Nazis. Sabía con quién quería trabajar y con quién no. Durante el bombardeo, Churchill le dio confianza a la gente de Inglaterra quedándose en Londres durante la época más difícil y muchas veces visitó zonas que habían sido dañadas. Cuando los tiempos sean difíciles haz algo.

3. Tienen la habilidad para darle energía a otras personas
“Los grandes líderes van más allá para aumentar el autoestima de sus empleados. Si las personas creen en ellas mismas, es increíble lo que pueden lograr”, Sam Walton, fundador de WalMart.

El modelo de negocios de Walton giraba en torno a costos más bajos y buen servicio al cliente, era imperativo crear un equipo motivado y apasionado.

Para asegurar ese alto nivel de compromiso de los empleados, Walton trataba a todos como socios. Además de la implementación de planes de participación en las ganancias y el fomento de la propiedad de acciones, Walton establecía metas para sus trabajadores de bajo rendimiento para que compitieran en todos los niveles y saber cómo era el progreso de cada uno.

Su filosofía de que los grandes logros debían ser recompensados con una buena paga les daba a todos en la empresa la esperanza de un mejor futuro.

Muchos de nosotros nunca vamos a poder ser alguna de estas tres personas y no tiene nada de malo, pero podemos aprender de los ejemplos de estos líderes históricos así como de los que ya conocemos.

Ve a tu alrededor y descubre si has tenido éxito guiando a otros. No será tan impresionante como ganar la Segunda Guerra Mundial, pero te darás cuenta que aquellos que trabajan constantemente para ser grandes líderes tienen éxito a pesar de todo.