Emprendedores

Elon Musk, ¿el Tony Stark de la vida real?

Este emprendedor millonario ha sido comparado con el genio de las historietas de Marvel. Descubre la razón.
Elon Musk, ¿el Tony Stark de la vida real?
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Millonario. Filántropo. Genio. Estos son algunos de los adjetivos que se usan para describir a un hombre que revoluciona el mundo con sus inventos. No se trata del héroe de Marvel, Tony Stark, sino del muy verdadero Elon Musk.

Este emprendedor fundó el servicio de pago remoto PayPal, es dueño de Tesla Motors, fabricantes de autos deportivos eléctricos, cabeza de Space X, primera firma privada en viajar al espacio bajo contrato con la NASA, inspirador de Solar City, compañía que desarrolla tecnología de punta a base de energía fotovoltaica y responsable en Halcyon Molecular, laboratorio de biotecnología que busca cura para diversas enfermedades.

Musk nació en Pretoria, Sudáfrica, en 1971. Desde muy pequeño presentó una gran afinidad con la tecnología: a los 10 años reprogramó por sí solo su computadora Commodore VIC-20. De hecho, se cuenta que a los 17 años ya había vendido su primer videojuego totalmente programado por él en 500 dólares.

A los 17 años, viajó a América para estudiar administración de empresas y física en la Universidad de Pensilvania.

Como es común en la historia de este tipo de visionarios, Elon Musk abandonó en 1995 sus estudios de doctorado para fundar Zip2, compañía de servicios de internet para empresas de comunicación. Años después vendería el emprendimiento a AltaVista por más de 300 millones de dólares.

En lugar de disfrutar de este éxito, Musk decidió poner a trabajar su dinero al fundar en 1999 X.com, plataforma de servicios financieros en línea. En 2001 esta firma era ya conocida en todo el planeta como el gigante de los pagos por internet, PayPal.

EBay compró la firma en 2002 por unos 1,500 millones de dólares. ¿Qué hizo Musk con todo ese dinero? Fundar otra empresa, por supuesto. Ese mismo año lanzó Space Exploration Technologies (Space X), compañía conocida por sus cohetes Dragón que, tras el fin del programa de transbordadores de la NASA, en 2011, se encarga de transportar material a la Estación Espacial Internacional. De hecho, es un fuerte contendiente para lograr llevar una misión tripulada a Marte.

Tan sólo un año después, Musk cofundaría Tesla Motors, la firma que ha revolucionado el concepto de los autos eléctricos al hacerlos deportivos y veloces. En 2006, el Tesla Roadster ganó el premio de Time Magazine al invento del año, categoría transporte. Pero no fue hasta 2008 cuando empezó a producirse.

En 2006 sugirió a dos de sus primos que fundaran SolarCity y los financió para crear esa empresa que hoy por hoy ya es el número 1 en instalaciones de paneles fotovoltaicos a nivel residencial en Estados Unidos.

Entre sus acciones filantrópicas, la Fundación Musk busca impulsar la divulgación científica entre los niños, promover la salud infantil y apoyar las ideas de emprendedores sobre el aprovechamiento de las energías renovables.

Esta historia de éxito, trabajo duro –se dice que Musk labora 100 horas a la semana – y ciertas similitudes con el personaje han llevado a muchos a pensar que este desarrollador inspiró la creación de Iron Man. Lo cierto es que el superhéroe de Marvel surgió en 1963, y Musk de hecho hace un cameo en la película Iron Man 2.

Actualmente, el empresario trabaja en el desarrollo de Hyperloop, transporte de súper alta velocidad que sería capaz de transportar a una persona desde el centro de Los Ángeles hasta San Francisco en sólo 35 minutos.

Aunque esta idea aún no ha dado frutos y suena difícil de realizar, conociendo la historia de Musk sólo podemos esperar a ver qué resultados fantásticos dará.