Startups

5 cosas que aprendí de Steve Jobs

Guy Kawasaki -autor, inversionista y empresario- comparte las enseñanzas que le dejó el cofundador de Apple sobre startups.
5 cosas que aprendí de Steve Jobs
Crédito: Depositphotos.com

Nadie podría haberte enseñado más sobre iniciar una empresa que Steve Jobs, y yo tuve el privilegio y honor de trabajar para él en la división de Macintosh en Apple. En el transcurso de varios años, pude observarlo y aquí están las cinco cosas más importantes que aprendí de él sobre startups:

1. La gente no puede decirte lo que necesita. Pueden expresar lo que quieren y muchas veces tiene que ver con la obtención de un mejor estatus quo. Por ejemplo, en los ochentas, los clientes de Apple querían una Apple II más rápida y barata. Nadie pedía una Macintosh. Los emprendedores realmente exitosos crean lo que las personas no pueden articular.  

2. Los expertos no pueden decirte qué hacer. Los expertos pueden informarte lo que está mal con alguna técnica que estés usando, pero no pueden decirte cómo arreglar lo que está mal.

3. La acción está en la siguiente curva. En 1830, los cosechadores de hielo fueron eliminados por las fábricas de hielo. En 1850 éstas fueron eliminadas por las compañías de refrigeradores. Seguir la curva actual puede funcionar, pero si te vas a la siguiente o creas una nueva es cuando realmente puedes innovar.

4. El diseño cuenta. Tal vez no importe para todos, pero el diseño puede hacer que tu startup tenga éxito. Que el producto funcione ya no es suficiente, ahora tu producto o servicio debe hacer el trabajo de una forma agradable y elegante. Steve Jobs y Apple siempre han elevado las expectativas de la gente.

5. Valor no es la misma cosa que precio. El precio es un número impreso en una lista. El valor es la totalidad del costo y beneficio del producto. Algo con un costo más alto puede tener un valor más alto porque tiene mejores resultados. No te enfoques en el precio, sino en promover y comunicar su valor.

Una cosa más: Jobs me enseñó que algunas cosas necesitan ser creídas para verlas. Los escépticos se niegan a creer en algo hasta que lo ven. Si quieres ser un emprendedor, debes creer en tu idea. Esto es por lo que Jobs cambió el mundo mientras que las demás personas esperaban que el mundo cambiara solo.