Emprendedores

4 historias de éxito de emprendedoras

Las mujeres han encontrado en el comercio online una gran herramienta para iniciar un negocio propio.
4 historias de éxito de emprendedoras
Crédito: Depositphotos.com

Nadie puede negar que existan numerosos casos de mujeres líderes en diversos rubros, que destacan por su esfuerzo y el impulso que brindan a sus comunidades. Una encuesta reciente de PayPal encontró que entre los principales motivadores para iniciar un negocio se encuentran el orgullo, la independencia, la calidad de vida y ayudar a sus familias.

Por ello, te presentamos casos de éxito de mexicanas que decidieron emprender su negocio en línea.  

1.Yema Home: encuentra la oportunidad en la adversidad
Elena Álvarez Morphy tenía un talento: elaboraba cojines artesanales únicos para sus amigos y seres queridos. El primer producto que dio inicio a su historia de éxito fue un cojín decorativo tejido en telar de marco como regalo para su hermana Male, quien se acababa de casar y se mudó fuera del país. La distancia que ahora había entre ellas y la enfermedad de su padre, quien fue diagnosticado con Alzheimer,  las motivó para crear una marca propia y decidirse a emprender su negocio. Así surgió Yema Home, con una amplia gama de diseños exclusivos, personalizados y/o de edición limitada en cojines para despachos de diseño, decoración de interiores y arquitectura, así como para amas de casa y ejecutivos. Más adelante, crearon la división Yema Baby, una línea de accesorios enfocada en la comodidad de la madre y el confort del bebé, con productos como bolsas de dormir y portacarreolas.

2. Sundar: ayudar a otros también inspira
Las fundadoras de Sundar (“hermosa” en sánscrito) comenzaron de cero con sus propios ahorros hace 10 años. Dieron vida a una bolsa de nylon y asas intercambiables que se vende únicamente por mayoreo.  Lo que al inicio era un negocio familiar, hoy cuenta con 25 empleados, y les facilita a las empresarias – las tres son mamás- la flexibilidad para cuidar a sus familias, así como los recursos para dar una fuente de ingresos digna a madres solteras, personas de la tercera edad, con capacidades diferentes, entre otros. En su caso, la experiencia no ha disminuido sus ganas de ayudar. De acuerdo con un estudio de PayPal de 2014, sólo el 11 por ciento de las dueñas de negocios son proclives a contratar personas menos favorecidas.

Sundar ha maximizado el alcance de sus ventas por Internet para llegar a varios estados como San Luis Potosí, Nuevo León, Tamaulipas, Distrito Federal y planea expandirse a nivel internacional al incorporar a Colombia este año.

3. Voy al Doc: cambia de vida si te hace sentir plena
Ella era ejecutiva de una reconocida firma consultora y había cursado un MBA en Stanford. Todo parecía indicar una exitosa trayectoria corporativa, excepto que desde hace algunos años ya tenía la inquietud de crear su propio negocio. Ana Paula Azuela quería dar el salto al mundo emprendedor, pero a pesar de su impresionante currículum no tenía muy claro en qué sector enfocarse ni por dónde empezar. Así, sin un plan B, decidió renunciar a su empleo, y a los pocos meses comenzó la historia de Voy al Doc, el servicio digital que conecta a pacientes con doctores en México. A los primeros, les permite de manera gratuita encontrar y hacer citas con profesionales de diversas especialidades, precios y ubicaciones. A los médicos, les ayuda a incrementar la demanda y dar a conocer su consultorio entre un mayor número de pacientes cercanos a su localidad, así como a llevar una agenda más organizada y en tiempo real de sus consultas. Éstos pueden suscribirse por una cuota mensual y usar una plataforma digital fácil, rápida y segura para realizar sus pagos en el portal.

El proyecto ha logrado obtener fondos de capital privado en México y Estados Unidos, así como del Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM). En 2014, el portal tuvo más de 1 millón de visitas, y ya son más de 50 mil usuarios y casi 20 mil doctores los que se han registrado. Ana Paula admite que ser empresaria ha sido más retador y agotador que sus anteriores empleos. Sin embargo, se levanta con emoción cada día para trabajar, además de que agradece haber aprendido a ser más intuitiva y humana.

4.Olivine: encuentra necesidades
Olivine es una boutique en línea de artículos de belleza. Si bien en esta categoría existe una amplia competencia, Mariana Diez, Elisheva Quiroz y Michelle Meaux detectaron una oportunidad en el segmento de cuidado personal Premium con ingredientes naturales y libres de tóxicos. Al comienzo, investigaron las mejores marcas y con mayor prestigio del sector, las cuales resultaron ser extranjeras y no se conseguían en territorio nacional. Después, lo más difícil fue convencer a las marcas del potencial del mercado mexicano con estudios y reportes, a fin de que les permitieran comercializarlas a través de su tienda en línea, Olivine.

Actualmente, tienen un crecimiento aproximado en ventas de 20% cada mes y su ticket promedio de compra es de 1,500 pesos.