Plan de Negocios

Haz negocio con el multinivel

Para emprender no se necesita de gran capital o infraestructura. En este modelo tú marcas el ritmo de crecimiento.
Haz negocio con el multinivel
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

1991, Rusia surge como país tras la caída del régimen comunista y Colo-Colo se convierte en el primer club chileno de futbol en alzar la Copa Libertadores de América. Pero también ese año fue decisivo en la vida de Pepe Vergara, administrador de empresas, quien dejó su trabajo como promotor independiente de una compañía de seguros para sumarse al proyecto de Omnitrition hoy "Omnilife" como distribuidor de sus productos y suplementos alimenticios.

Al igual que Pepe, a más de dos millones de personas en México poseen un negocio propio a través del sistema de ventas directas. Según cifras de la Asociación Mexicana de Ventas Directas (AMVD), este modelo de negocio tiene un crecimiento anual del 7 por ciento y derramas por 65 mil millones 471 pesos. ¿Pero, en qué consiste este sector capaz de mover anualmente más de millones de dólares alrededor del mundo?

Un negocio sin límites

El multinivel es un modelo de negocio surgido a finales de la década de los 40 en Estados Unidos como base de una empresa de complementos nutricionales y vitamínicos en California. ¿Cómo opera? Se trata de la comercialización directa de productos y servicios entre ofertante y consumidor final. Una de sus principales características es que el cliente también puede convertirse en vendedor a iniciativa de este último. De esta manera, se forma una red de distribuidores interminable donde todos sus miembros tienen la posibilidad de reclutar a más gente dentro de su organización.

Firmas internacionales como Amway y Avon llegan a México en los 60 para abrir paso al multinivel. En los últimos años, los productos de belleza, nutricionales y moda dominan el 92.3% del mercado de ventas directas en el país. Por otra parte, en Colombia y Venezuela se comercializan, bajo este modelo, servicios funerarios y de gimnasio respectivamente. "Es la evolución de ventas de retail (menudeo) a un mercado masivo", explica Ricardo Shahin, director general de Cir México y especialista en coaching, ventas y atención al cliente.

En un inicio, Pepe Vergara tenía el objetivo de proteger su economía básica por medio de un ingreso complementario. "Cuando finalicé el primer año como distribuidor tenía nueve equipos de trabajo a mi cargo, alcancé un nivel "diamante" en la estructura de la empresa y aposté todo para hacer de Omnilife mi principal actividad laboral", recuerda.

Entonces, ¿qué oportunidades ofrece el multinivel a las personas interesadas en emprender un negocio bajo este sistema? Para empezar, plantea dos opciones:

1. La venta y generación de volumen (de productos): Cada persona gana por la cantidad de venta que realiza. Por ejemplo, en Omnilife esta alternativa se conoce como "menudear". Los distribuidores compran los productos al fabricante y reciben un descuento, el cual se convierte en su ganancia al momento de realizar la venta con el cliente. Entre más venda el asociado, mayor será el descuento que obtendrá y, en consecuencia, sus ingresos aumentarán.

2. La creación de una red como una empresa propia: Los vendedores pueden invitar o reclutar a más personas para que se integren bajo su estructura. Lo interesante de esta opción es que el vendedor inicial recibe un porcentaje por la venta que realice cada uno de sus agremiados y descendientes.

Las empresas utilizan otro tipo de recursos para motivar a sus vendedores. Los incentivos incluyen premios y concursos para obtener viajes, automóviles, computadoras, casas y bonos. Los socios tienen la posibilidad permanente de subir de nivel o categoría de acuerdo a las ventas conseguidas tanto por ellos como por su equipo. Al final se refleja en más ganancias para todos los integrantes.

Ventajas que dejan ganancias

 ¿Qué fortalezas han encontrado los emprendedores en el multinivel? Para Ricardo Shahin el modelo ofrece ventajas clave:

- Baja inversión: basta con adquirir un catálogo o kit inicial de productos para comenzar el negocio.  

- No tienes patrón: aunque operas bajo una estructura no es necesario presentar resultados ante alguno de los miembros.

- Trabajas a tu ritmo: La mayoría empieza a operar este negocio para tener un ingreso extra y, según su progreso, dedican mayor o menor tiempo.

- No hay horario: las horas de trabajo se fijan con base en el criterio de cada distribuidor.

- Ganancias compartidas: ganas dinero por concepto de tus ventas y también por las obtenidas por parte de tu grupo de asociados.

- Te conviertes en un empresario: al ser dueño de tu tiempo, tener control sobre el ritmo de crecimiento que deseas alcanzar y contar con colaboradores, tu organización puede empezar por dominar cierta zona y después salir a conquistar nuevos territorios.

Pasos para emprender

Uno de los puntos débiles del multinivel es que los distribuidores abandonan pronto el barco. Se estima que a partir de la octava semana optan por explorar otras opciones. ¿La razón? Además de no tener resultados inmediatos, no existe un sentimiento de pertenencia con la empresa, provocando una alta rotación. Por tanto, el primer paso para formar parte de un negocio multinivel consiste, precisamente, en vivir el papel como cliente para luego asumir el rol de vendedor.

Influenciado por el sistema tradicional de ventas que implementó durante su etapa en la compañía de seguros, Pepe Vergara tuvo un comienzo lento en Omnilife. "Al segundo mes, me di cuenta que era más simple de lo que pensaba: tenía que usar los productos, convencerme de los beneficios que aportan y después platicar mi experiencia con amigos y familiares", dice. "Este negocio no consiste en convencer, sino en contagiar a la gente con tu emoción. Al final, ellos te buscarán ya sea para comprar o iniciar una carrera como distribuidor".

Segundo, aprovecha la estructura para capacitarte y pedir consejos a los distribuidores con más trayectoria. Una vez que te conviertas en un experto en tu producto, conoce el territorio donde te mueves e investiga nuevas localidades, regiones y estados para expandirte. Recuerda que una gran proporción de tus ingresos dependerá de las ventas obtenidas por toda la gente que se integre a tu red. "No sólo se trata de inscribir a alguien, también hay que saber cómo está implementando las estrategias cada uno de tus asociados", recomienda Jorge Moreno. Por ello, es fundamental que realices reuniones periódicas con los equipos de trabajo a tu cargo.

Finalmente, como en todo negocio, utiliza un porcentaje determinado de los ingresos generados para reinvertir en comprar más productos, viajar para reclutar más gente y adquirir tecnología como software especializado en la administración de negocios multinivel.

Sigue estos consejos y evita engaños

1. Tómate tu tiempo: la oportunidad de integrarte a una estructura de multinivel no desaparecerá de la noche a la mañana.

2. Entérate acerca de:
- Quién es la compañía y sus directivos.
- Las características de los productos: costo y potencial de crecimiento en el mercado.
 - El promedio de ingresos de los distribuidores activos.

3. Indaga en diferentes medios (artículos periodísticos) sobre la historia de la empresa.

4. Verifica que los productos aún se encuentren a la venta del público y contacta a consumidores para que te cuenten su experiencia.

5. Investiga y confirma por tu cuenta que toda la información corporativa que te proporcionen sea real.

Mitos y realidades acerca del multinivel

-Mito: ganancias millonarias.
-Realidad: si trabajas y vendes, obtendrás ingresos.

-Mito: las ventas se logran por sí solas.
-Realidad: fija objetivos de venta con base en cantidad y tiempo para alcanzarlas.

-Mito: todos son productos maravillosos.
-Realidad: utiliza los artículos que ofrecerás, sólo así conocerás sus bondades y desventajas.

-Mito: cualquier persona y sin esfuerzo puede vender.
-Realidad: capacítate, entrena a tus agremiados y da seguimiento a cada uno para observar su desempeño.