Plan de Negocios

4 tips para redactar un perfil de puesto

Escribir una descripción de puesto clara es indispensable para dar con el empleado indicado. ¿Sabes cómo elaborar una?
4 tips para redactar un perfil de puesto
Crédito: Depositphotos.com

Si estás en el proceso de contratar personal para tu empresa, seguramente pasarás un buen rato buscando postulantes. Sin embargo, para que la convocatoria de los candidatos sea eficiente (y no un proceso interminable y confuso), es fundamental redactar una descripción de puesto precisa que después puedas publicar en los canales de reclutamiento laboral. Además de ahorrarte tiempo, tener una descripción de trabajo clara antes de comenzar el proceso de contratación te ayudará elegir al mejor candidato para el puesto.

Por lo general, una descripción laboral incluye dos áreas: un resumen de las responsabilidades del cargo y una lista de las funciones principales que el empleado debe desempeñar.

Vale la pena dedicar tiempo y esfuerzo para estudiar a detalle la descripción de trabajo. Con una descripción desconcertante, vaga o incorrecta, será mucho más difícil hacer coincidir a un candidato con el cargo, porque el futuro empleado no estará seguro de lo que el trabajo implica.

Además, si realizas adecuadamente esta labor te será muy útil para adjuntar a los manuales de empleados, de modo que cada uno tenga una idea clara de lo que se espera de ellos.

Para redactar un perfil de puesto, es importante que tengas presentes estos cuatro puntos:

Evita las generalizaciones

Se tan específico como puedas cuando describas las funciones y responsabilidades que este empleado debe cumplir. Piensa en términos de los beneficios que aportará a tu organización o a tus consumidores y clientes. Por ejemplo, no describas a un empleado de una tienda de video simplemente como alguien que se dedique a "alquilar videos a los clientes". En lugar de eso, si utilizas algo como "ayudar a los clientes a elegir películas que les puedan gustar al compartir sus conocimientos acerca de películas recientes o clásicas", sabrás que necesitas alguien a quien le encanten las películas y que pueda transmitir su entusiasmo a los clientes.

Define tus prioridades

Una vez que hayas creado una lista de responsabilidades y funciones, ordénalas según su importancia. Comienza con las habilidades que son inherentes al cargo que se necesita cubrir. De esta manera sabrás lo que se requiere para desempeñarlo con éxito, lo que es simplemente deseable y lo que tal vez sea en realidad irrelevante.

Con frecuencia la contratación es un problema de compensar ventajas y desventajas; por lo tanto, la definición de prioridades te ayudará a determinar lo que puede o no ser prescindible.

Usa criterios mensurables

Sé explícito acerca del tipo de desempeño que buscas en una persona, y cada vez que sea posible, busca formas de cuantificar esos criterios mediante números o fechas. De lo contrario, posiblemente descubras que contrataste a alguien que puede desempeñar las tareas necesarias, pero es deficiente en productividad o rendimiento. Por ejemplo, ¿trabajará un gerente de cuentas con una, cuatro o diez cuentas a la vez? ¿Se espera que un contador actualice las cuentas por cobrar diaria, semanal o mensualmente?

Solicita ayuda

Reúnete con otras personas que vayan a dirigir o interactuar con el nuevo empleado para saber cuáles deberían ser, en su opinión, sus principales funciones. Quienes están en contacto directo con una persona a menudo saben más acerca de qué habilidades diarias se requieren para desempeñar un cargo con éxito. Descubrirás que este aporte es de un valor incalculable.