Columnas

Uber, ¿puede el gobierno detener la innovación?

El caso de Uber no es el primero en el que el gobierno percibe el desarrollo tecnológico como una amenaza.
4 min read
Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

La semana pasada, después de varios meses de controversia, el gobierno del Distrito Federal anunció que los autos que provean el servicio de Uber serán detenidos y llevados al corralón.

Las razones políticas que se esconden detrás de esta decisión, el momento en que fue anunciada y los grupos de interés que han intentado detener el servicio han sido motivo de análisis en diversos artículos. Sin embargo, yo pretendo aprovechar la discusión para enfocarme en otra pregunta: ¿puede el gobierno limitar la innovación?

El caso de Uber no es el primero en el que el gobierno nacional y local busca limitar los servicios tecnológicos por medio de regulaciones, barreras jurídicas e incluso acciones penales. No es la primera vez que una institución percibe el desarrollo tecnológico como una amenaza.

Recordando la batalla de Napster

A principios de la década de los 2000 se libró una batalla épica entre el gobierno de Estados Unidos y las principales plataformas de descargas de música y video, como Napster, Shazam, Limewire y The Pirate Bay.

El gobierno intentó detener estos servicios más de una vez, e incluso amenazó a los usuarios con imponerles multas y otros castigos si se les descubría descargando contenido. Sin embargo, aunque logró imponer ciertas barreras e incluso clausurar algunos sitios, realmente nunca ganó la batalla.

No la ganó porque por cada servicio que cierra abren dos; y es que, cuando cientos de miles de usuarios encuentran un valor especial en la tecnología y la innovación, sin importar cuán grandes sean las barreras encontrarán una solución para sobrepasarlas.

La fuerza de la demanda siempre gana

Lo mismo sucede con Uber. Miles de usuarios encuentran en este servicio algo que los taxistas no ofrecen. Ahora que tienen una alternativa, se sienten empoderados y liberados de una industria que se ha caracterizado por ser abusiva con sus clientes.

¿Cuál es el alcance de Uber? Apenas la semana pasada se dieron a conocer las restricciones impuestas por el gobierno del Distrito Federal y, en el momento en que escribo esta nota, ya existen tres peticiones en la plataforma Change.org para exigir que se permita a Uber operar en la ciudad. Juntas, las peticiones han recopilado más de 99 mil firmas.

Para mí, la respuesta a la pregunta que planteo en el título es clara: el gobierno no puede, ni debería intentar, ser un obstáculo para el desarrollo de la tecnología, que facilita y mejora la vida de los ciudadanos. La fuerza de la demanda es infinitamente mayor que las limitaciones jurídicas que se pretendan poner. Al final del día, éstas no son sino intentos ingenuos de detener una fuerza imparable.

Relacionado: Uber, la startup que divide opiniones

La tecnología encontrará la manera

Claro que el gobierno puede ganar algunas batallas.  Varios países, como España y Francia, han prohibido el uso de la aplicación y la han expulsado del país. Sin embargo en el largo plazo la tecnología y los usuarios encontrarán nuevas maneras de subsistir.

Quizá los servicios de Uber tengan que evolucionar, adaptarse a la realidad de cada país, aprender de sus contrincantes y seguir en la contienda, en lo cual las startups de tecnología son especialistas.

Napster desapareció del mapa, pero hoy tenemos servicios como Netflix, Spotify, Hulu y muchos otros donde los usuarios tienen un acceso prácticamente ilimitado a los contenidos. Sí, esos mismos contenidos que el gobierno y las grandes empresas trataron de detener.

¿Qué le queda al gobierno?

Si no pueden ganar la batalla contra la tecnología, a las instituciones les resta adaptarse, darse cuenta de que el enemigo no es la innovación que facilita nuestras vidas y vuelve nuestras ciudades mejores lugares para vivir; entender que el verdadero adversario son los viejos modelos a los cuales suelen aferrarse.

No cabe duda: los avances tecnológicos deben de ser observados muy de cerca, regulados para garantizar el bien de sus usuarios. Pero bajo ninguna circunstancia debe la innovación ser detenida en pos de “construir un mejor país”.

 

Juan del Cerro es emprendedor, promotor y entusiasta del emprendimiento social, director ejecutivo de Socialab México y conductor de Disruptivo.

Puedes seguirlo en @delcerrojuan

Keep Reading

Mexico Desconocido

Homenaje a Toledo: volarán papalotes en la CDMX el 15 de septiembre

El domingo 15 de septiembre realizarán un homenaje a Francisco Toledo en la CDMX. Decenas de papalotes volarán por los cielos para recordarlo.
Nupcias Magazine

Montajes de boda 100 por ciento mexicanos

¡Viva México y sus diseñadores! Talento nacional para tu gran día.
Cine Premiere

Taquilla México: El capítulo histórico de It dentro el género de terror

It: Capítulo 2 se ha convertido en el mejor estreno no-Disney en la taquilla de México y ha entrado en el top 40 histórico de películas más taquilleras.
Altonivel

La startup chilena que lleva los idiomas a las cafeterías llegó a México

Poliglota

Hace 10 años, en 2009, José Sánchez y Carlos Aravena, en ese entonces alumnos de la Universidad Católica de Chile, decidieron crear un nuevo modelo educativo para la enseñanza y aprendizaje de idiomas, proyecto al que más tarde se sumaría Nicolás Fuenzalida. Y es que, durante años, intentaron aprender inglés a través del método tradicional: en una escuela de idiomas, con el clásico método de memorización, materiales que no se actualizan constantemente y los típicos exámenes en papel, pero nunca fueron capaces de lograr una conversación fluida.

Tras 5 años de desarrollo y perfeccionamiento, estos 3 emprendedores finalmente lograron su cometido: crear un método innovador de enseñanza de idiomas y levantar recursos por un monto de 300,000 dólares de un Fondo de Inversión suizo para lanzar al mercado chileno su startup, a la que llamaron Poliglota.

Fue tal el éxito de Poliglota en Chile que al poco tiempo vino la internacionalización. En 2018, la compañía arribó a México, uno de los mercados más importantes en Latinoamérica, debido a su vecindad con Estados Unidos, que es su principal socio comercial; y más tarde llegaron a Perú. El próximo año, Aravena y sus socios tienen pensado abrir operaciones en Brasil, el gigante de la región; así como consolidar su presencia en México, país donde solo el 5% de su población habla fluidamente el idioma inglés, aunque dicho porcentaje es más alto que el de Latinoamérica, que es de solo 2%.

Poliglota

Lee: 6 idiomas que te abrirán la puerta a un mejor empleo

Para ello, la startup chilena pretende levantar, en el segundo semestre del año, entre 3 y 5 millones de dólares (mdd) de Fondos de Inversión de México, Chile y Miami. 

“Esta segunda ronda para levantar recursos se abrió en agosto pasado y se cierra en enero de 2020. Hemos decidido abrir las puertas de Poliglota a inversionistas de Fondos de Inversión que quieran sumarse para continuar con nuestra expansión en Chile y México, donde nuestra metodología ha tenido una alta demanda; queremos ser más agresivos en estos mercados y también abrir operaciones en Brasil, que igualmente es un gran mercado, al que queremos llegar. Vamos con todo”, subrayó Sánchez, en entrevista con Alto Nivel.

Hoy, Poliglota cuenta con 500 profesores y 12,000 estudiantes, de los cuales 4,000 alumnos se encuentran en México y el 90% de estos estudia el idioma inglés. “Este año vamos a cerrar con 8,000 alumnos en Ciudad de México y en 2020, año en que abriremos operaciones en Monterrey y Guadalajara, el objetivo es alcanzar la cifra de 20,000 estudiantes; queremos convertir a México en un país bilingüe”, indicó el fundador de Poliglota.

Poliglota

Lee: ¿Cuáles son los idiomas más competitivos para trabajar?

Del aula a la cafetería

Pero ¿qué hace a Poliglota tan diferente del resto de las escuelas de idiomas? Primero, ofrece clases de inglés, francés, italiano, alemán y portugués en grupos pequeños, de 3 a 8 estudiantes por grupo, que garantizan un feedback personalizado del profesor; segundo, los profesores son expertos en el idioma y están preparados para enseñar, corregir y alentar el avance del alumno; tercero, los grupos son nivelados, es decir, están conformados con personas que tienen el mismo nivel, lo que facilita la conversación, sin miedo a equivocarse; cuarto, el método se centra en la práctica real de capacitar para la comunicación; quinto, las clases se imparten en cafeterías cercanas a la casa u oficina de los estudiantes, que son ambientes sociales que invitan a la conversación; y, por último, las clases (2 por semana de 90 minutos) se toman en horarios pensados para que no interfieran con las actividades de las personas. 

“Algo muy importante es que contamos con profesores de diferentes nacionalidades: Gran Bretaña, India, Lituania, Italia, Alemania, Francia, Portugal, México, Estados Unidos, entre muchos otros. Estamos en un mundo global y te puede tocar hablar inglés u otro idioma con alguien de otro país que tiene una pronunciación diferente y no entender nada, no lograr comunicarte. Pero no solo eso, nuestros profesores son gente interesante, con distintas profesiones, que nosotros preparamos y que pueden aportar otro tipo de conocimientos y experiencias a nuestros alumnos. En los niveles básicos, nuestros profesores hablan muy bien el español, pues muchos de ellos son mexicanos y latinoamericanos, pero a medida que se avanza los maestros son de otros países, que no hablan nada de español”, explicó Sánchez.

Lee: Hablar idiomas, básico para conseguir un buen trabajo

Todo parece indicar que esta startup chilena tiene un futuro promisorio dentro de la industria de la enseñanza de idiomas, cuyo valor de mercado a nivel global se estima en más de 20,000 mdd. Y México será clave de ese futuro.

More from Entrepreneur

Kim's expertise can help you become a strong leader, pitch VCs for capital, and develop a growth strategy.
Jumpstart Your Business. Entrepreneur Insider is your all-access pass to the skills, experts, and network you need to get your business off the ground—or take it to the next level.
Are you paying too much for business insurance? Do you have critical gaps in your coverage? Trust Entrepreneur to help you find out.

Latest on Entrepreneur