Hide this Looking for English Content? Click here

5 claves de sustentabilidad para las Pymes

Los empresarios la percibían como un gasto. Hoy cada vez es más claro que es una gran oportunidad para reducir costos.
5 claves de sustentabilidad para las Pymes
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El tema de sustentabilidad se ha ubicado en los últimos cinco años entre las prioridades de muchas empresas en México y el mundo. Se puede pensar que es una simple moda y que pasará; no obstante, los directores de grandes compañías incluyen esta actividad como una de las tendencias más importantes en los negocios y que llegó para quedarse.

Durante mucho tiempo los empresarios la percibían como un gasto, ahora, cada vez es más claro que es una gran oportunidad para reducir costos y hacer más competitivo el negocio. La sustentabilidad puede tener un impacto muy importante en el éxito de las empresas. 

Pudiera parecer que es una temática para las grandes compañías sin embargo, esto no es así. Es cierto que los grandes corporativos han sido los primeros en incorporar el concepto en la industria, pero no quiere decir que las pequeñas y medianas empresas no puedan incluir la sustentabilidad en sus modelos de negocio. De hecho, en las cadenas de valor de estas grandes empresas, las Pymes están siendo requeridas para que implementen programas de responsabilidad corporativa y gestión medio ambiental, que establezcan metas, midan su desempeño y hagan públicos sus resultados.

La sustentabilidad también puede ser un detonador de la innovación en los negocios. Las Pymes a menudo son más creativas, flexibles y tienen una mejor posición para cambiar de rumbo más rápidamente que las empresas grandes. Su tamaño les permite operar la sustentabilidad sin transformaciones radicales o costosas y esto puede ayudarlas a convertirse en aliadas estratégicas de las compañías que requieren muchas veces de cambios en sus procesos.

Un ejemplo de lo que una Pyme puede lograr, se puede encontrar en Comercializadora Cantú, empresa que logró integrar mejoras en sus procesos de fabricación que le ayudaron a enfrentar nuevos retos, incluso en materia de regulación ambiental; algo a lo que están sujetas todas las empresas sin importar su tamaño. La compañía produce bolsas biodegradables para desechos domésticos, que hoy son fabricadas con material reciclado.

Gracias a la asesoría que Walmart de México y Centroamérica y la Secretaría del Medio Ambiente le proporcionaron a través del programa “Liderazgo Ambiental”,  la PymE regiomontana pudo integrar esquemas de prácticas sustentables, como ahorros en el consumo de energía y agua, que se reflejan en la productividad de su negocio.

De una forma sencilla se pueden identificar oportunidades de mejora en los procesos que reduzcan el impacto ambiental, pero que también generen ahorros económicos. Siguiendo estas prácticas sustentables, una PyME puede mejorar su negocio, empezar a ser más responsable con el medio ambiente y al mismo tiempo ser más competitiva con el uso eficiente de sus recursos.

1. Mide los consumos de agua y energía y generación de residuos. El primer paso es entender el nivel de consumo de las operaciones de la empresa. Es común dar por hecho que el proceso consume mucha energía o se genera merma. Cuando se revisan las facturas de varios periodos y las especificaciones del proceso, se puede llegar a entender si existen desviaciones en el consumo. La generación de residuos es un tema de suma importancia, ya que un residuo es materia prima que no se transformó en producto, en la que se gastó al momento de comprarla y la que al ser transformada en el proceso, se gastará al disponerla como desecho.

2. Revisa tus procesos e identifica las áreas donde se realizan los mayores consumos de recursos.  Realiza un recorrido por las instalaciones de la empresa e identifica en un plano o mapa las áreas donde se consumen los recursos. Determina los puntos donde se realiza el mayor consumo o se generan residuos.

3. Identifica posibles medidas para reducir consumos. En equipo y con los datos de consumo y puntos de generación, identifiquen oportunidades para generar ahorros. Elabora una lista de los proyectos, anotando la inversión necesaria para su implementación y los ahorros estimados. Dale prioridad a los proyectos con baja inversión, incluso puede haber algunos que no la requieran. Por ejemplo, puedes iniciar con inculcar en tus empleados una cultura del ahorro de energía, a través de prácticas  sencillas que pueden adoptar con un mínimo esfuerzo.

4. Implementa y mide los resultados. Una vez que elegiste los proyectos de mejora, procede a obtener la autorización de la Dirección General de la empresa e impleméntalos lo antes posible. Mide los resultados para verificar las estimaciones de ahorro. Esta será la mejor forma de vender iniciativas de sustentabilidad ambiental.

5. Utiliza los ahorros para implementar proyectos de mayor impacto. Si los proyectos de baja o nula inversión generaron ahorros, utilízalos para financiar otros proyectos que requieran mayor inversión pero que tienen un impacto ambiental y económico mayor. Por ejemplo, Comercializadora Cantú cambió el techo de sus instalaciones para permitir la entrada de más claridad y utilizar menor iluminación artificial durante el día. Posteriormente instaló celdas fotovoltaicas para generar su propia electricidad.

En la página de cadenasecoeficientes está disponible un programa de asesoría en línea desarrollado por el EGADE Business School, el Instituto Global para la Sostenibilidad del Tecnológico de Monterrey, con el apoyo de Walmart de México y Centroamérica, FEMSA y Banorte.

Ya no es una cuestión de si las PYMEs deben invertir en la sustentabilidad, sino cómo asegurarse de que la sustentabilidad sea parte de sus estrategias de negocio para impulsar la competitividad. La sustentabilidad ha llegado para quedarse y ofrece grandes oportunidades para las PyMEs si apuestan por ella.

Con información de Walmart de México y Centroamérica.